El organismo nacional contradijo al ministro Baldasso, que anunció una posible inauguración del Paso Pehuenche a fines de este año con la presencia de la Presidenta.

Aunque el Ministro de Infraestructura de la Provincia de Mendoza, Rolando Baldasso, señaló que antes de fin de año finalizarán la obra del Paso Pehuenche, desde la Dirección Nacional de Vialidad negaron esa posibilidad.

Durante el reciente encuentro chileno-argentino en el Paso Pehuenche, Baldasso afirmó a los medios que se trabaja para que “la pavimentación del lado argentino (son 35 kilómetros) esté terminada a fines de este 2015, ya que la presidenta Cristina Fernández ha planteado que este es uno de los pasos fundamentales que ella quiere inaugurar antes que termine su mandato”.

Pero el ingeniero Héctor Daniel Rodríguez, jefe de la División Obras del IV Distrito de Vialidad Nacional (con sede en nuestra provincia) afirmó que se trata de “un deseo” poder concluir la obra del Paso Pehuenche recién a finales de la temporada 2016, es decir, en marzo o abril de ese año, y dijo desconocer la versión que indica que la totalidad del asfalto estará concluido a fines de este año.

Rodríguez detalló que en una posición optimista se puede aventurar que se podría iniciar la colocación de asfalto en unos cuatro o cinco kilómetros desde el límite hacia abajo entre fines del invierno próximo y los últimos meses de 2014, y con mucho optimismo se podría pensar en que a finales de la próxima temporada podría concluirse toda la obra del Paso Pehuenche. Es decir, entre marzo y abril de 2016.

También destacó que se están terminando trabajos en la zona de Portezuelo del Viento (Sección 2), donde se ha ensanchado la calzada previendo la futura obra del embalse. Luego empezarán en la Sección 3 que ya está “enripiada y consolidada”. Rodríguez dijo además que la calidad de la obra que se realiza en la Argentina es la que causa las demoras y que los trabajos no se han detenido en el último año, reiterando que las condiciones climáticas adversas son el primer y más grave inconveniente que se debe sortear en forma permanente porque es totalmente imprevisible. Además, sostuvo que el resto del trabajo hasta el límite internacional hay que realizarlo precisamente en la zona más difícil por la altura.

Cabe destacar que ya el año pasado, en julio, circuló también una versión sobre la finalización de los trabajos en marzo de este año.

La obra, apunto de concluirse, ha servido innumerables veces tanto en la Argentina como en Chile como caballito de batalla en épocas eleccionarias y desde hace 55 años que periódicamente renace lo que hasta ahora es una expresión de deseo.

Desde el límite hasta la ciudad de Talca, la ruta se encuentra totalmente terminada aunque con las primeras nevadas de este año se produjeron daños en las obras realizadas por Chile, las que han sido cuestionadas varias veces por especialistas argentinos. Este país también ha abierto el control aduanero y de migraciones en un complejo provisorio pero que reúne ampliamente las condiciones para soportar la rigurosidad del clima en esa zona. En el lado argentino, los trámites -cuando el paso está abierto- se realizan en la localidad de Las Loicas en el edificio que posee ahí la Dirección Provincial de Vialidad y en condiciones de total precariedad.

Fuente: Diario Los Andes
12/02/2015

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.