En los primeros cinco meses del año llegaron más de 100.000 visitantes de otros países. Es el valor más alto de los últimos seis años.

El aumento que ha tenido el dólar durante 2018 ha impactado negativamente sobre la inflación y ha comprometido el nivel de actividad de la mayoría de los sectores económicos de Mendoza.

Sin embargo, hay algunos rubros que se han visto favorecidos por ese fenómeno, como es el caso del turismo receptivo, que ya vive una “época de oro” por el mejoramiento de la conectividad aérea. Prueba de esto es que en los primeros cinco meses del año se alojaron casi 104 mil turistas extranjeros en los hoteles de Mendoza, el valor más alto de los últimos seis años.

Es que así como el aumento del tipo de cambio hace que sea más caro viajar al extranjero, también hace que Mendoza y el resto de Argentina sean más baratos para los turistas de otros países. Cabe recordar que en los primeros días de 2018 el dólar cotizaba a $ 19,45 y hoy su valor supera los $ 30. Entonces, la moneda extranjera traída por los turistas no residentes aumentó su poder adquisitivo un 50% en nuestra provincia.

Claro está que la devaluación lleva a que muchos servicios suban sus precios en pesos, disminuyendo parcialmente la ventaja ganada por las monedas extranjeras, pero casi nunca se traslada el 100% del incremento. Quizás las habitaciones de algunos hoteles 5 estrellas no sufren esas fluctuaciones, porque su precio cotiza en dólares, pero la mayoría de los productos y servicios se vuelven considerablemente más baratos para los extranjeros cada vez que el peso se devalúa.

 

La mejora del sector

De acuerdo a la última Encuesta de Ocupación Hotelera publicada por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), en los primeros cinco meses de este año se alojaron en hoteles habilitados de la provincia un total de 103.949 turistas extranjeros, lo que representa una mejora del 17% con relación a los primeros cinco meses de 2017, cuando se registraron 88.804 turistas no residentes.

El resultado del período enero-mayo de 2018 es superior además al que se dio en las últimas seis temporadas. Hay que remontarse a 2011 para encontrar un mejor comienzo de año para el turismo emisivo de Mendoza. En esa oportunidad se alojaron 109.927 turistas no residentes en la provincia entre enero y mayo.

Lo llamativo es que mientras creció el turismo extranjero en la primera parte del año, la cantidad de turistas argentinos que se alojaron en Mendoza durante ese período sufrió una baja de 163.646 a 157.401 personas (-4%).

Hay otras estadísticas que demuestran el crecimiento del turismo extranjero en Mendoza. La Encuesta de Turismo Internacional del Indec, actualizada al primer semestre completo de 2018, indica que llegaron a la provincia 52.900 extranjeros por vía aérea en los primeros seis meses de 2018, de los cuales el 33,5% fueron de nacionalidad brasileña. En lo que respecta al transporte terrestre, los datos oficiales muestran que entre marzo y junio de este año llegaron 115.800 turistas extranjeros por el Paso Cristo Redentor. Entre ellos, el 70,5% fueron chilenos.

En total, sumando los visitantes que llegaron en avión con los que lo hicieron por vía terrestre, se contabilizaron 168.700 turistas extranjeros a la provincia durante los primeros seis meses de este año.

Los números publicados por el organismo nacional no permiten una comparación respecto a lo ocurrido en el primer semestre del año pasado debido a que el informe comenzó a realizarse recién en el tercer trimestre de 2017.

Por último, se pueden analizar las estadísticas publicadas por la Empresa Argentina de Navegación Aérea (Ea na), que muestra la cantidad de pasajeros que tomaron vuelos internacionales durante los primeros siete meses del año. De acuerdo a ese organismo, 363.376 personas aterrizaron o despegaron en el aeropuerto El Plumerillo por vuelos internacionales, mientras que en el período enero-julio de 2017 lo hicieron 297.471 personas. La comparación interanual demuestra un crecimiento de 22%.

También creció la demanda de los vuelos de cabotaje, aunque en un porcentaje mucho menor. En los primeros siete meses de 2017 viajaron 371.083 personas «desde» o «hacia» Mendoza en vuelos interprovinciales. En igual periodo de 2018, en cambio, se contabilizaron 383.854 pasajeros (3,4% de crecimiento). Según informaron desde una empresa de transporte aéreo, eso tiene que ver en parte con los extranjeros que aterrizaron en Córdoba o Buenos Aires y luego tomaron un vuelo directo a Mendoza.

 

Presente y expectativas

Gabriela Testa, presidente del Ente Mendoza Turismo, analizó el presente que muestran las estadísticas y concluyó que “fue un primer semestre muy positivo para Mendoza en lo que respecta al turismo”.

La funcionaria señaló que “hubo crecimiento respecto al año pasado” y destacó que “Mendoza tuvo un mes de marzo excepcional, impulsado por la Vendimia, Semana Santa y la Asamblea del BID”.

Buscando los disparadores del crecimiento, Testa se refirió a la importancia del mejoramiento de la conectividad aérea. Cabe recordar que hasta 2016 sólo Aerolíneas Argentinas y Latam operaban desde Mendoza, pero a partir de 2017 se incorporaron empresas como Andes, Gol, Sky, Flybondi y Avianca. “Ha sido fundamental el mejoramiento de la conectividad. Nos ha permitido crecer mucho en turismo internacional y nos da muy buenas expectativas a futuro”, apuntó.

La presidente del Ente Mendoza Turismo mencionó también el mejoramiento del tipo de cambio para extranjeros. “La suba del dólar permitió la llegada de muchos turistas no residentes entre mayo y junio. Las variaciones del tipo de cambio impactan rápidamente en la actividad turística y eso se ha notado en nuestra provincia”, apuntó.

“Seguramente vamos a notar el efecto positivo del dólar con mayor fuerza a partir de setiembre. Esperamos que siga creciendo la llegada de turistas brasileños y por supuesto de chilenos”, agregó.

El sector privado también se mostró satisfecho por el balance de los primeros meses de 2108 y esperanzado con la próxima temporada. Marcelo Quercetti, presidente de la Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica y Afines de Mendoza (Aehga) y gerente del Hotel Ritz, aseguró que “se percibe mucho la llegada de turistas no residentes a Mendoza”.

Según el empresario, ese escenario podría mejorar la situación actual del sector hotelero de Mendoza. “Actualmente estamos trabajando con una rentabilidad del 3%, pero esperamos poder mejorar en los próximos meses. El dólar alto permitirá la llegada de más turistas extranjeros y aumentará su gasto promedio diario”, agregó.

También Pablo García, presidente de la Asociación de Agencias de Viajes y Turismo de Mendoza (Amavyt), analizó el crecimiento del turismo receptivo.”Ha aumentado mucho la llegada de turistas extranjeros, aunque el impacto más fuerte comenzará a verse a partir de setiembre”, opinó el referente del sector.

 

 

“Mucho dependerá de qué ocurra con los precios. El aumento del dólar favorecerá la llegada de extranjeros siempre y cuando la inflación no avance en igual proporción. Si los valores de los productos y servicios suben mucho, los turistas internacionales perderán rápidamente la competitividad ganada en estos menos”, apuntó.

García y Quercetti coincidieron en que el mayor flujo de turistas se espera de Chile y Brasil, por cercanía geográfica y cultural.

Diego Viñolo, gerente de Ventas de Hotel Intercontinental, fue optimista respecto al posicionamiento de Mendoza como sede de congresos y exposiciones. “La suba del dólar nos obligó a recalcular algunos eventos que ya habían sido cotizados, pero nos presenta un buen panorama para el desarrollo en el futuro», comentó.

“El mejoramiento del tipo de cambio y la mejora en la conectividad aérea sin duda nos permitirán crecer en congresos de carácter internacional. Tuvimos un buen primer semestre de 2018 y esperamos tener aún mejores resultados en los primeros seis meses de 2019”, agregó Viñolo.

 

Otra época, mismo resultado

No es la primera vez que la devaluación tiene un efecto positivo sobre el turismo receptivo de Mendoza. En 2014, luego de que el dólar saltara 22% en los primeros días del año, la cantidad de turistas extranjeros aumentó notablemente en Mendoza. Según la Encuesta de Ocupación Hotelera del Indec, en los primeros cinco meses de ese año hubo un repunte del 19% interanual en la cantidad de turistas que llegaron a Mendoza desde afuera del país.

Sí fue diferente el medio de transporte elegido por los turistas para llegar a nuestra provincia. Mientras que en los primeros siete meses de este año crecieron 22% los vuelos internacionales de Mendoza, en 2014 registraron una baja interanual del 15% durante ese mismo periodo. Eso quiera decir, que la mayoría de los turistas extranjeros que llegaron a la provincia en los primeros meses del 2014 lo hicieron por vía terrestre. Claro está, que entre el 2014 y el 2018 cambió mucho la oferta de transporte aéreo de Mendoza.

 

Saldo comercial

Pese al encarecimiento de los viajes al exterior, sigue siendo mucho mayor la cantidad de dinero que dejan los mendocinos en el exterior que la que dejan los turistas internacionales en nuestra provincia.

De acuerdo a información publicada por el Indec, en el primer semestre del 2018 los turistas extranjeros que llegaron por vía aérea o ingresaron por el paso Cristo Redentor dejaron un total de U$S 127 millones en Mendoza. En el mismo periodo, los mendocinos que salieron del país gastaron U$S 356,6 millones, lo que da un saldo negativo de U$S 238,6 millones para la economía provincial.

 

Un sector que tracciona

El turismo y el comercio son dos sectores directamente relacionados que tienden a reaccionar rápidamente a los vaivenes económicos. Por eso y por su peso sobre la economía es que es común ver la aplicación de medidas que incentivan estas actividades.

Para entender mejor la importancia del turismo se pueden repasar algunas estadísticas generales de la provincia. Según el Producto Bruto Geográfico (PBG) medido por la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas (DEIE), en los últimos años el sector «comercio, restaurantes y hoteles» generó el 24,61% de la producción total de Mendoza.

La medición del PBG más reciente corresponde al lejano año 2016, pero un breve análisis de las estadísticas registradas ese año permite tener un acercamiento cercano a lo que ofrece el sector. De acuerdo a la DEIE, ese año Mendoza produjo U$S 14.261, de los cuales un total de U$S 3.509,6 millones fueron aportados por “comercio, restaurantes y hoteles”. Si se analiza solo la hotelería, se encuentra que las empresas dedicadas al alojamiento produjeron U$S 289,5 millones.

Seguramente el sector en su totalidad y la actividad de la hotelería en particular  aumentaron su participación en 2017, debido al aumento de la oferta aérea y al crecimiento comprobado en las estadísticas. Sin embargo, eso podrá ser comprobado con la publicación del PBG correspondiente al 2017.

Otro dato que demuestra la importancia del turismo sobre la economía provincial es su aporte sobre el mercado laboral. De acuerdo a la Encuesta de Condiciones de Vida del 2017 realizada por la DEIE,  los servicios de alojamiento y comida tuvieron a 30.877 trabajadores activos el año pasado. En tanto, en el comercio trabajaron 148.606 mendocinos.

 

Turismo emisivo, en baja

Cuando el peso argentino se devalúa, está perdiendo valor en relación a las otras monedas. En general se mide esa variación en relación al dólar, pero ocurre lo mismo frente al peso chileno, el real de Brasil y el euro, por citar algunos ejemplos. Por eso es que en los últimos meses se hizo más caro viajar al exterior para los argentinos.

Pablo García, presidente de la Asociación de Agencias de Viajes y Turismo de Mendoza (Amavyt), indicó que “en lo que va del año el turismo emisivo de Mendoza cayó 30% en relación al año pasado como consecuencia de la devaluación y de la situación económica general del país”.

Así lo demuestra también un informe económico de Fundación Ideal sobre la disminución de las fugas de comercio a Chile. De acuerdo al estudio, “en el segundo trimestre de este año, el gasto con tarjeta (crédito y débito) de los argentinos en Chile cayó un 52%, tras haber disminuido 30% en el primer trimestre, siempre con respecto a iguales períodos de 2017”.

Los datos relevados por la consultora fueron publicados por la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chile, e indican que la fuerte baja ha significado que los argentinos pasaron de representar el 48% de las compras totales de extranjeros con tarjeta en el vecino país durante el segundo trimestre de 2017, a conformar un 21% en igual trimestre de este año.

Rodrigo González, economista de Fundación Ideal, se refirió a la incidencia de la suba del dólar sobre este fenómeno.

“En julio de 2018 se debieron gastar $ 42 argentinos para comprar $ 1.000 chilenos, cuando un año atrás implicaba desembolsar aproximadamente $ 26. Esto es un 62% de aumento en términos nominales”, señaló.

Por otro lado, “en los primeros 5 meses del año, el salario real de los asalariados privados en Mendoza se redujo 2,5% en promedio. Este es uno de los factores más importantes para explicar la caída del comercio, no solo de mendocinos en Chile, sino también en el territorio provincial”, continuó González.

Fuente: Diario Los Andes
24/08/2018

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.