La CAME dijo que hay un impuestazo a nivel municipal. Según un estudio de la entidad, en los últimos tres años casi el 70% de las comunas incrementaron su presión fiscal, con nuevas contribuciones y subas en las alícuotas. “La transferencia de recursos desde el sector privado al público es excesiva en relación a los niveles de rentabilidad que requieren las empresas”, concluye el informe.

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) publicó un estudio según el cual el 69,5% de los municipios (sobre 151 relevados) incrementaron su presión fiscal en los últimos tres años y en uno de cada dos se crearon nuevas tasas. La entidad advirtió que además de imponer flamantes contribuciones, 30 de esas 75 ciudades subieron sus alícuotas vigentes por encima de la inflación “generando presión fiscal por doble vía: más tasas y subas abusivas”.

Paralelamente, el informe registró que entre los municipios que no añadieron nuevos tributos, al menos 31 incrementaron “abusivamente” los existentes, “superando la inflación anual y el crecimiento en la facturación de las empresas”. Con lo cual se deriva que en 106 de las 151 ciudades medidas hubo un aumento en la presión fiscal.

“Las transferencias de recursos desde el sector privado en general, y desde las pymes en particular, al sector público, es excesiva en relación a los niveles de rentabilidad que requieren las empresas”, concluye el informe, que advierte que la presión fiscal conjunta entre Nación, provincias y municipios se duplicó en los últimos 14 años.

“El resultado de esa acción es menos inversión, menos crecimiento, menos empresas y menos empleos”, cierra el duro estudio, que añade que una industria o comercio que cumple con todas sus obligaciones fiscales puede llegar a pagar al fisco más del 50% de su margen bruto.

“CLEARING” DE TASAS.

De acuerdo a la CAME, más allá de los incrementos, lo más grave del panorama fiscal es que se está produciendo una suerte de ‘clearing’ de tasas, por el cual los municipios van introduciendo contribuciones vigentes en otras ciudades, que aún ellos no tienen. “Cada vez que una urbe introduce un tributo surgen comunas que analizan la posibilidad de aplicar la misma contribución. Sobre todo en aquellos gravámenes que son pequeños montos cobrados en determinados consumos de bienes o servicios.

Pasan desapercibidos en muchos contribuyentes, pero implican varios millones de pesos que se transfieren desde el sector privado al público”, advirtió la entidad.

Una de las tasas que más se introdujo en los últimos años es la de Combustibles

(16 ciudades en los últimos dos años), o la que grava el uso de espacios públicos con publicidad y cartelería.

Empresas relevadas que crearon nuevas tasas o aplicaron subas “abusivas”

Cantidad de ciudades relevadas 151= 100,0%

a. Ciudades relevadas que crearon nuevas tasas 75 = 49,7%

b. Ciudades relevadas que no crearon nuevas tasas

pero subieron impuestos por encima de la inflación 31 = 19,9%

Ciudades relevadas con mayor presión fiscal 106 = 70,2%

Fuente: Ladevi
24/12/2014

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.