La liquidación del IVA cada 90 días, la elevación de los mínimos de dicho impuesto y de Ganancias, y la Línea de Inversión Productiva que entrarán en vigencia el 1° de junio fueron muy bien recibidas por los representantes empresarios. De todos modos, la Faevyt redobló el reclamo por la baja de comisión de Aerolíneas Argentinas y advirtió que las agencias están siendo obligadas a despedir personal.

Los anuncios de medidas a favor de las pymes –aunque insólitamente eclipsados a la hora de comunicarlos– fueron recibidos con alivio por parte de las gremiales empresarias y, en particular, por la Faevyt.

Las tres medidas fundamentales, que entrarán en vigencia a partir del próximo mes, son: la ampliación de créditos, los cambios en la liquidación del IVA, y la elevación de los mínimos de dicho tributo y de Ganancias. Para muchos en el mercado estas iniciativas son más esperanzadoras para la actividad que el Plan de Turismo presentando por el MinTur días atrás.

“Estas medidas, siempre que sean confirmadas y puestas efectivamente en marcha, traerían más inversión y mejoras de la competitividad para las empresas argentinas del sector. En un contexto donde hoy debemos competir contra la informalidad y web extranjeras que ofrecen servicios turísticos en el país y no aportan valor alguno a la sociedad”, señaló el presidente de la Faevyt, Fabricio Di Giambattista, quien remató: “Cuidar a las pymes es generar más empleo genuino para los argentinos”.

MEDIDA POR MEDIDA.

Una es la ampliación de la Línea de Inversión Productiva, que propicia un incremento del 14% al 16% en los activos de los bancos reservados para las pymes. Según el Gobierno, esto implicará una disponibilidad de $ 137 mil millones en crédito, a un tasa del 22%. A lo cual se suman otras medidas como el permitir que contribuyentes con deuda con la AFIP puedan ser sujetos de crédito bancario, a condición de que regularicen su situación.

De todos modos, según advirtió la CAME, en la actualidad los bancos suelen direccionar este cupo exclusivamente hacia las medianas empresas, porque ya tienen carpeta y califican. La entidad presidida por Osvaldo Cornide pidió a las autoridades que segmenten el otorgamiento de financiamiento a las micro y pequeñas empresas.

El segundo anunció clave es el llamado IVA trimestral. A partir del 1° de junio la liquidación del impuesto será cada 90 días para la pymes. O sea, junio, julio y agosto se abonaráen septiembre y así sucesivamente (la presentación de la declaración jurada continúa siendo mensual). De acuerdo al cálculo del ministro de Producción, Francisco Cabrera, esto propiciará que las pymes tengan un capital de trabajo disponible de alrededor de $ 5.000 millones. La decisión impacta particularmente en aquellas empresas que deben ingresar el IVA sin haberlo cobrado.

El tercero es ni más ni menos que la actualización de los montos mínimos para retener el IVA y el impuesto a las Ganancias, los cuales no se actualizaban desde 2000. Con lo cual, mientras todas las tarifas subían, este congelamiento se había convertido en un elemento de aumento de la presión fiscal. Además, por las retenciones y percepciones se generaban saldos de difícil absorción a favor del contribuyente, lo cual le quitaba capital de trabajo.

A partir del 1° de junio los montos mínimos para retener en el régimen de Ganancias incrementarán sus umbrales un 400%, en tanto que el del IVA y su importe a retener aumentará un 135%.

Por otra parte, las microempresas que acrediten dos meses consecutivos de saldos a favor de libre disponibilidad y las pequeñas y medianas que sumen por lo menos el 10% del promedio del IVA determinado en los últimos 12 meses podrán solicitar un certificado de exclusión de retenciones. Los mismos se otorgarán automáticamente por seis meses. De acuerdo al cálculo del Gobierno, el mes que viene el 70% de las pymes recibirá dicho documento.

LO QUE DEPENDE DEL CONGRESO.

El paquete anunciado el martes pasado por el presidente Mauricio Macri incluye además el envío al Congreso de un proyecto de ley de promoción de las pymes, que combina iniciativas para el fomento de inversiones y financiamiento, así como para disminuir la presión fiscal.

Una de las medidas contempladas es la deducción del 8% de la inversión de las pymes (bienes muebles, infraestructura e instalaciones) sobre el impuesto a las ganancias, con un tope del 2% de las ventas.

Otro punto destacado es la eliminación del Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta, que actualmente tiene una alícuota del 1% sobre el total de activos (cuando superan los $ 200 mil). “Es una muy buena iniciativa, ya que antes se obligaba a pagar un impuesto por su activo, aun si su actividad diera pérdida”, opinó la CAME.

Por último, pero no menor para la actividad, es la idea de permitir a las pymes compensar el impuesto a los créditos y débitos bancarios de Ganancias. Este punto caro al interés de las agencias, aún no está detallado en la propuesta presentada oficialmente. O sea, para medir su impacto habrá que esperar definiciones sobre si la posibilidad de descontar abarca al 100% del impuesto al cheque o si simplemente se sube el tope hoy permitido (17%).

Entre las otras reformas menores que incluiría el paquete se destaca la ampliación del monto del Crédito Fiscal para Capacitación. Actualmente está fijado en el 8% de la masa salarial y la intención es elevarlo al 30% y reglamentar topes por segmento.

 Fuente: Ladevi
20/05/2016

Artículos Relacionados