Un hermoso parque en homenaje al máximo prócer argentino, el Libertador José Francisco de San Martín y Matorras.

 

En Mendoza, un magnífico parque de casi 500 hectáreas de superficie lleva orgullosamente su nombre. Encargado en 1896 al reconocido arquitecto y paisajista francés Carlos Thays.

 

Este parque se ha convertido desde su creación en un paseo obligado para disfrutar no solo de sus jardines y la naturaleza, sino también de las numerosas actividades recreativas, deportivas, educativas, culturales y turísticas que ofrece. Tal es así que la magnificencia se expresa desde los portones del ingreso que anuncian lo que está por descubrir. 

 

Allí se celebra la conocida Fiesta Nacional de la Vendimia, ya que el Teatro Griego Frank Romero Day es el escenario para este importante evento anual. Los más pequeños pueden disfrutar de las puestas en escena en el Teatro Pulgarcito, entre otras muchas atracciones. Y para quienes practican turismo aventura, el Cerro Arco los convoca para la práctica de parapentes, caminatas y avistaje.

Pero, además, el parque alberga al Museo de Ciencias Naturales y Antropológicas Juan Cornelio Moyano, con 40.000 ejemplares en exposición y al Estadio Malvinas Argentinas, sede del mundial Argentina 78 y de la Copa América 2011.

El mismo predio es la base de múltiples disciplinas educativas. Allí está ubicada la Universidad Nacional de Cuyo; el Centro de investigaciones científicas del Conicet, el Centro Científico Tecnológico, el Colegio secundario que depende de la Universidad, el parque de la Ciencia, Eureka, además de las dependencias del Ex Hospital Emilio Civit donde funciona actualmente la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales.

 

Un maravilloso lago alberga en su costa al Club Mendoza de Regatas, donde se practica wakeboard y remo entre otros deportes acuáticos. El Velódromo y el Aeroclub, así como el Club de Golf forman parte de este inmenso pulmón verde del centro mendocino, coronado por un bellísimo Jardín Botánico y un Rosedal. 

 

Los Caballitos de Marly, réplica de los que se encuentran en los Campos Elíseos de París, y las Fontaine de L’Observatoire y la Fuente de los Continentes son algunas de las decenas de obras artísticas emplazadas a lo largo del predio.

 

Cine, conciertos y actividades gratuitas al aire libre son el corolario a una visita que querrá ser repetida. San Martín, seguramente, estará orgulloso que su nombre se vea plasmado en un espacio tan monumental. Así, como fue su desempeño en la historia de la libertad de Latinoamérica.

 

Y la frutilla del postre es el Cerro de la Gloria. Un cerro repleto de miradores que permiten una vista panorámica de la ciudad de Mendoza. Es conocido por estar coronado por el famoso Monumento al Ejército de los Andes. Esta obra del escultor uruguayo Juan Manuel Ferrari celebra el centenario del cruce de los Andes por el ejército liderado por el General José de San Martín. La imagen del monumento es famosa además por haber estar impresa en el reverso de los billetes de 5 pesos argentinos.

 

Fuente: Revista Destinos

Artículos Relacionados