Un paseo por algunos testigos de un florido pasado ferroviario.

Uno de mis objetivos al llegar a Mendoza era conocer en su totalidad, o en parte, el ex Ferrocarril Trasandino, por eso salí a recorrer algunas estaciones del que fuera según las siglas ferroviarias el ramal A-12 más conocido como el Trasandino del ex FC Belgrano.

El Ferrocarril Trasandino Los Andes-Mendoza, conocido en Chile oficialmente como Ferrocarril Trasandino Chileno (FCTC) y en Argentina como Ferrocarril Trasandino Argentino (FCTA) fue un ferrocarril que unía la ciudad chilena de Los Andes y la ciudad argentina de Mendoza. Las obras comenzaron en 1889, y fue inaugurado el 5 de abril de 1910. Operó hasta 1984.

La estación Paso de Los Andes formaba parte del ramal de dicho ferrocarril, ubicada en el tramo Mendoza/ Uspallata. Este mismo fue inaugurado en 1891. La estación se construyó alrededor de 1900. En la década del 50, la estación sufrió un incendio, debiendo reconstruirse igual a la original. Está ubicada en el remate de la calle Mitre, en la cercanías del corazón de Chacras de Coria.

 

Su arquitectura muestra un lenguaje clásico inglés, con ladrillo visto en algunas zonas, cubiertas inclinadas de tejas y chimeneas. Destaca también el uso de zinguería metálica, columnas de madera y la galería; esta última siendo un espacio icónico en las estaciones de trenes.

 

La estación estaba compuesta de oficinas y galería con vistas hacia la montaña, reservando el ala este para la vivienda del jefe. Aún hoy se conservan los carteles indicadores. El tanque elevado de agua con su base de ladrillo visto se ha convertido en el hito del lugar.

 

Siguiendo la antigua ruta en lo posible por carretera después de haber visitado la estación Paso de Los Andes tomamos por la Ruta Provincial 82 que nos llevaría hasta Cacheuta (antigua ruta a Chile) donde por la construcción del Embalse Potrerillos la ruta se ve interrumpida.

 

A nuestra derecha observo los faldeo de la Pre Cordillera sin una pizca de blanco ya que hasta ese momento no había nevado en la zona; a nuestra izquierda, viñedos, casas y a lo lejos las barrancas del río Mendoza.

Muy concurrida la ruta, la mayoría iban hasta las Termas de Cacheuta, pero también un poco más allá de la estación que íbamos a visitar se estaba realizando una competencia, una especie de biatlon (ciclismo y pedestrismo por equipos).

Después de una amplia curva, observamos la cruz de San Andres y una construcción con artículos artesanales y el ingreso al predio de la estación. Acá se conservan las vías, se observan varias vías secundarias, dado que acá se cargaba el vacuno bovino para Chile como así también productos agrícolas. Frente del andén observo la característica alameda de grandes árboles que hay en la mayoría de las estaciones argentinas, allí se han colocados mesadas y parrillas para acampar.

La estación originariamente denominada Las Compuertas, se la rebautizó con el nombre de Blanco Encalada en homenaje al militar Manuel Blanco Encalada, que nació en Buenos Aires en 1790 y que sirvió bajo el mando del chileno Miguel Carrera, en 1817 se incorporó al Ejercito de Los Andes del General José de San Martín y en 1826 fue electo presidente de Chile donde vivió hasta su muerte en ocurrida en 1876.

 

La estación fue convertida en un museo que lleva el nombre de «Alejandrino A Alfonso» y que trata de resguardar y conservar parte de la historia de este ramal tan importante que fue en épocas pasadas.

En este museo instalado en la vieja y pintoresca estación de más de un siglo; podrá observar objetos muy particulares, como el botiquín de los trenes, las lámparas, los petardos y bengalas usadas cuando alguna formación estaba en peligro. Todos estos elementos, ya en desuso, sirven para testimoniar cómo era la rutina ferroviaria de hace más de 70 años.

Lleva su nombre por Alejandrino Alfonso el ferroviario más antiguo de Mendoza, que estuvo más de 55 años en servicio.

 

Estación de Tren “Guido”

Para llegar al punto de acceso a esta estación, hay que circular por la RN7, pasando la localidad de Potrerillos, en la Provincia de Mendoza, hasta el km 1120, unos metros antes se encuentra un puente ferroviario sobre el río Mendoza.

Este puente tiene una longitud de unos 60 mts. y al atravesarlo puede producir  algo de vértigo porque se camina sobre los durmiente y siempre se ve el piso y el río.

El 22 de febrero de 1891 parte el primer tren desde la estación de la Calle Belgrano con destino a la localidad cordillerana de Uspallata, habilitando de esta manera el primer tramo del tren.

Esta obra fue aprobada por la LEY 583 el 5 de noviembre de 1872, en su época fue considerada una de las obras de mayor envergadura utilizando tecnologías de punta.

La trocha era de 1mt lo que permitía la construcción de curvas más cerradas.

El ultimo tren de pasajeros circulo el 21 de septiembre de 1979.

 

El recorrido es simple, hay que seguir la vía del tren, pero lo que no es nada simple son las emociones que se sienten al recorrer estas vías cargadas de historia y de sueños.

Vuela la imaginación tratando de reconstruir mentalmente un día en su apogeo.

En el camino hay que pasar por dos túneles y en el medio hay otro puente, pero este tiene los durmientes muy juntos y los desmoronamientos han tapado el fondo.

El techo de los túneles nos permiten reconocer que por mucho tiempo las locomotoras que recorrieron estas vías fueron a vapor porque tienen impregnado el hollin característico del carbón.

Algunas de las instalaciones se encuentran en un buen estado, a pesar de los años que han pasado abandonadas, seguramente se debe a que esta estación no está tan accesible, como es el caso de otras, que fueron presa del vandalismo y las destruyeron por completo.

Esperamos que los visitantes entiendan el valor de contar con estos lugares y que solo se deterioren por el paso del tiempo!

 

Fuentes: Arquitectura de Mendoza,  Crónicas e historias ferroviarias y Conociendo lugares

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.