La Cordillera de los Andes es una “fábrica” de termas y Mendoza, que se recuesta a lo largo de este cordón montañoso, ostenta orgullosa diferentes alternativas para vivir una experiencia de placer y relajación en las aguas termales mineralizadas y de altas temperaturas.

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.