A pesar de no tener mucha difusión, este distrito maipucino reúne valiosos sitios históricos y culturales que vale la pena conocer. Un circuito que incluye casonas, iglesias y el lugar donde bailó San Martín.

El distrito de Rodeo del Medio, ubicado en el departamento de Maipú, con más de un siglo de antigüedad,no suele figurar en los mapas turísticos ni representa para los mendocinos un sitio de particular interés. Sin embargo, sus tierras albergan valiosos lugares históricos y de gran riqueza arquitectónica que bien vale la pena conocer.

Si bien esta localidad, en los últimos años ha cambiado, no pierde su idiosincrasia yes conocida en la provincia por su historia, cultura y patrimonio. A principios de 1900, en Rodeo del Medio, convivieron tres personalidades muy importantes, que se las reconoce como los fundadores: el Padre Aquiles Pedrolini, sacerdote salesiano con influencias a nivel Nacional, el teniente general Rufino Ortega, ex gobernador de Mendoza y Lucila Barrionuevo de Bombal, una importante terrateniente, quien donó miles de hectáreas donde se construyeron escuelas y viviendas. Con sus aportes, las tres figuras dieron un gran impulso al desarrollo y progreso de la zona.

Con la finalidad de rescatar la historia y revivir el Pueblo, se está desarrollando un Recorrido Turístico del Este del Departamento de Maipú, que comenzaría por La Estancia Molina, Casa Las Bóvedas (1800), seguiría por Casa Lucila Bombal (1890) y finalizaría con la Obra Don Bosco. Este circuito turístico único en la provincia, permitirá en tres kilómetros de distancia, aprender y apreciar importantes años de historia de Mendoza.Hagamosuna recorrida por estos sitiosque nos permita redescubrir los detalles de estas edificaciones que se pretende revalorizar como patrimonio cultural mendocino.

La gran benefactora

Gran parte de la historia de Rodeo del Medio está ligada a Lucila Bombal. La mujer, dueña de una importante fortuna, posó sus ojos en esas tierras a finales del siglo 19 y se propuso dejar su impronta para la posteridad.

Justamente el inmueble donde vivió hoy se ha convertido en un importante centro cultural que próximamente incluirá un museo.

“Lucila se casa con Ignacio Bombal y se vienen a vivir a Rodeo del Medio a una casa que era de sus abuelos”, relató Rubén Peruzzi, presidente de la ONG Centro Cultural Rodeo del Medio. Al tiempo deciden construir su propio chalet que finalizan entre 1890 y 1895. Pero antes de esa fecha su esposo muere, por lo que nunca pudo habitar ese hogar.

“Ella igualmente se afinca acá y empieza a llevar adelante una acción benéfica impresionante: trae a los curas salesianos, les da el terreno, parte de una escuela y construye la iglesia María Auxiliadora”, enumeró Peruzzi. Además, poseía una propiedad de más de 5 hectáreas que vende a bajo precio o regala a las personas que lo necesitaban.

Aquel chalet en el que vivió Lucila junto a sus hijos, María Mercedes y Domingo, fue donado en 1973 al Estado provincial para hacer un centro asistencial.

“Se construye en el frente, pero la casa queda abandonada por lo que fue completamente saqueada: se llevaron techos, pisos, carpintería, baños, caños de luz… en fin, todo lo que se pudieron llevar”, enumeró Peruzzi.

En 1986 el inmueble estaba a punto de ser demolido, por lo que un grupo de vecinos amantes del patrimonio formaron la mencionada ONG y le pidieron al gobierno encargarse de su restauración.

Así, durante 30 años unas 15 personas llevaron adelante un verdadero esfuerzo para recuperar la casa. “Hacemos un trabajo de hormiga porque no tenemos fondos y cuesta mucho toda obra que se hace para que sea como la original”, relató el hombre. Actualmente se encuentra casi completamente restaurada con lámparas, muebles, pisos y techos como una copia fiel de la que supo ser.

“Pensamos terminarla en un año más y allí comenzar la difusión”, se entusiasmó Peruzzi, quien detalló que seguirá funcionando una biblioteca popular que allí se encuentra, pero que también se dedicarán salas a un museo y el resto de las habitaciones se destinarán a realizar cursos variados.

El legado salesiano

A la par de la llegada de la Congregación Salesiana, Doña Lucila -como era conocida en aquella época- donó dinero para la construcción de la iglesia María Auxiliadora, una de las más sobresalientes de la provincia por sus características estéticas y arquitectónicas. “Iba a ser una iglesia muy austera de una sola nave, hasta que vino de Buenos Aires el padre Ernesto Vespignani, uno de los mejores arquitectos de iglesias”, resaltó Peruzzi. Él rediseñó la iglesia con dos naves laterales y una capilla anexa.

“Las campanas fueron traídas de Italia y el reloj fue donando por Domingo Bombal, hijo de Lucila”, explicó.

Allí se encuentra tanto la tumba de Lucila como del teniente general Rufino Ortega, ex gobernador de Mendoza y otra personalidad que influenció fuertemente el distrito.

Bombal también les donó terrenos a los salesianos, quienes fundaron en 1901 el Colegio Vitivinícola Don Bosco que hoy cuenta con una gran bodega.

“Somos una bodega que tiene finalidad educativa. Elaboramos 300.000 litros anuales, todos varietales de gama media y alta”, explicó el enólogo. Allí realizan visitas guiadas gratuitas de lunes a viernes a las 10.30 y a las 16. “Nos gusta que nos visiten porque queremos dar a conocer lo que hacemos en esta bodega que no tiene fines de lucro”, remarcó.

La despedida de San Martín

Un tercer punto por descubrir, no tuvo nada que ver con los Bombal, pero sí con el general San Martín. Se trata de la Casa de las Bóvedas de Rodeo del Medio, que se diferencia de los inmuebles con ese nombre que hoy existen en San Martín y en Uspallata. La edificación data de 1798 y perteneció a la familia Molina Sotomayor.

“El hecho más importante de esa casa lo destaca el historiador Morales Guiñazú, quien relató que el  6 de enero de 1817, días antes de que San Martín y su ejército cruzaran los Andes, aquí se hace un baile de despedida”, señaló Peruzzi.

Además del Libertador estuvo presente Remedios de Escalada, entre otros importantes personajes de la época.

El inmueble quedó abandonado en 1972 cuando fallece el último descendiente directo. “En 1997 la casa va a remate y el municipio de Maipú la compra. Al año siguiente fue declarada Monumento Histórico Nacional, pero no se recuperó”, contó nuestro guía. Después de varios intentos fallidos de restauración, en 2008 la Municipalidad encara las obras con fondos propios.

“Para hacer la reconstrucción nos basamos en fotos de la década del ‘30 y en una película que se filmó aquí en 1959”, narró Peruzzi, quien fue contratado por la comuna para esta tarea.

En 2013 la casa se reinauguró y desde entonces recibe visitas por las mañanas. “Los que más vienen son escuelas, pero queremos que cada vez se difunda más y que venga más gente”, deseó el hombre.

Allí se puede conocer cómo era la vida en 1930 ya que se compraron muebles de la época y se armaron varios cuartos: habitación, comedor y escritorio. Además, hay una sala que recuerda a todas las personas que participaron de la despedida de San Martín. También se realizan muestras temporarias: hoy hay una dedicada al General Las Heras.

Con el objetivo de revalorizar la historia de Rodeo del Medio, se presentó un proyecto -ya aprobado- para declarar de interés el circuito cultural-histórico del distrito.

“Son sitios que de alguna manera u otra están reconocidos, pero les falta difusión por lo que armé un circuito que los agrupa”, explicaron.

“Ahora lo importante es tratar de insertarlo en el Ente de Turismo y en la Secretaría de Cultura para que las personas que vengan a Mendoza puedan hacer este recorrido”, añadió.

El circuito incluye la Casa de las Bóvedas, la casa de Lucila Bombal, la obra Don Bosco, el santuario María Auxiliadora, la posta del Carril Podestá y Santa Blanca, en Beltrán.

Fuente: Los Andes, Carla Romanello; MDZol
26/10/2017

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.