Bodegas de San Rafael

Bodegas de San Rafael

El territorio de San Rafael se nutre de los ríos Diamante y Atuel, gracias a ellos, el lugar tiene paisajes esplendorosos, con aventura, diversión y vistas bellísimas a los viñedos que dan vida a emblemáticas bodegas.

Seguimos recorriendo los Caminos del Vino de San Rafael, visitando sus principales bodegas.

 

Bodega Bianchi

Don Valentin Bianchi de origen italiano de la localidad de Fasano, fue maestro en Bari.

Llegó a estas hermosas tierras y en principio trabajó en el ferrocarril, de oficinista e inclusive de Concejal del Honorable Consejo de Deliberante.

Se casó con Elsa Pilati y tuvieron a Ana, Nino, Enzo, Silvia, Eugenio y Mario.

Fundó esta bodega y hoy continúa en manos de la cuarta generación. Un establecimiento que es grande y familiar. Poseen tres fincas, Doña Elisa, Finca Asti y Finca Las Paredes. A partir del 2012 la familia decidió que el management pasara a terceros y así creciera aún más.

Seguramente si no conocés tanto la bodega es probable que sí hayas visto el vino Valentín Lacrado, es uno de los más vendidos. La firma creció con los años.

Elaboran Cabernet  Sauvignon, Malbec, Merlot y Petir Verdot. Syrah, Torrontés, Chardonnay.

Dentro de sus líneas de vinos se destacan Valentín Bianchi, Valentín Lacrado y New Age para los de bastante demanda, Enzo Bianchi para alta gama. Facundo Pereira es su enólogo.

Vas a observar en su visita una cava super especial de techo abovedado. Los vinos están ubicados abajo de la cúpula. La visita finaliza con una degustación de vinos.

Una bodega signida por el legado familiar y por la pasión por el vino.

En la Vinalies Internationales, de Paris 2014, el vino Famiglia Bianchi Reserva Malbec 2012, ganó el Trophée, el premio mayor que corresponde al “Mejor Vino Tinto Seco del Mundo”. Obtuvo el mejor puntaje otorgado por los 150 miembros del jurado internacional. Orgullo pleno!!

Ubicación: Ruta 143 y calle Valentín

 

Bodega Jean Rivier

Jean Rivier llega desde Suiza a la Argentina, más precisamente desde Lausana en el 1956. Comienza a buscar un lugar en la Argentina que lo deslumbre y ahí da con San Rafael que lo conquista. En esta tierra es en donde crece su familia, su hijo Juan Rivier se casa con Myriam Érica Rémy y ellos tienen seis hijos.

Desde el comienzo la bodega toma como lema Criadores y Viñateros y así todo una familia se involucra en el cultivo de las uvas y la elaboración de vinos de calidad.

Es una de las pioneras en la localidad y se puede visitar de lunes a viernes de 08.00 a 12.00 hs y de 15 a 19 horas. Cada 45 minutos tenés una visita guiada.

Si querés una degustación especial podés consultar.

Una bodega con excelente atención y con un recorrido por cada área del establecimiento. Allí vas a conocer la historia de la familia, cada particularidad de los viñedos, las cepas cultivadas. Luego pasas al sector de prensado y a la sala de barricas y guarda en donde se brinda una degustación en donde te van explicar los pasos para disfrutar de ella. La Bodega ganó un premio más importante en el 2012.

Ubicación: Av. Hipólito Yrigoyen 2385

 

La Abeja

Es una de las primeras bodegas en San Rafael. Construida en 1883 por Rodolfo Iselín un inmigrante francés y el fundador de la ciudad. Fue el padre de la vitivinicultura en San Rafael. Importó sarmientos de variedades de Malbec, Merlot y Semillón.

En 1888 se logró la primera cosecha del área.

Rodolfo Iselín era francés al igual que la colonia y en 1903 pasan a llamarse San Rafael. Mismo año en el cual Iselín logra, gracias a su empuje, que el tren llegue al pueblo.

Gracias al ferrocarril el comercio del vino crece aceleradamente.

Tiempo después, a principios del siglo XIX Iselín vende sus propiedades a la familia Schlieper. Ellos crean un frigorífico, una fábrica de hielo y una usina eléctrica. Así, La Abeja pasa a ser el referente comercial de la época, además de la primera bodega de San Rafael, su casco histórico. En 1945 Teófilo Ripa y sus hijos adquieren la finca.

El cambio vendrá en 2004 cuando los nietos de Ripa deciden restaurar la finca para dedicarse a la elaboración de vinos de alta gama y abrir la bodega al turismo.

La visita a la bodega cuenta de cuatro pasos: el primero es para saber la elaboración del vino, en donde vas a apreciar máquinas originales de 1885, posteriormente la historia de la familia Iselín y los albores de San Rafael. En la cava que poseen llevan a cabo la elaboración de espumantes, al finalizar se lleva una degustación de los vinos.

Ubicación: Av. Hipólito Yrigoyen 1900

 

Bodega Lavaque

Una establecimiento en donde la quinta generación convive y sueña creando vinos.

Los Lavaque son de origen libanés, expertos en el hacer vino y provenientes de Cafayate Salta todo comenzó con Gilberto Lavaque que se casó con Malena Paolucci y creo una gran empresa y establecieron viñedos en San Rafael.

Rodofo Lavaque, hijo de ambos, le dio otra impronta y le imprimió fuerza a la bodega, convirtiéndola en una de las líderes del mercado argentino y haciendo que se conociera internacionalmente. Rodolfo estaba enfocado en lograr calidad en partidas limitadas como en partidas a gran escala.

A partir de 1990 los Lavaque implementaron cambios tecnológicos y culturales. Introdujeron nuevas tecnologías en la bodega y en los viñedos.

La familia Lavaque es una de las más conocidas en San Rafael, crean vinos en un terruño con dos siglos de historia. La finca recibe el agua del río Diamante, posee suelos arcillosos, arenosos.

Ubicación: Ruta provincial N° 165, Cañada Seca.

 

Bodega Suter

También como varias bodegas, ahí en la ciudad. Marca histórica si las hay.

Su fundador Otto Rodolfo Suter y su mujer Ana llegaron a la Argentina desde Suiza en 1897. Traían un sueño y era trabajar en el cultivo de la vid, tal cómo lo habían hecho en su tierra de origen sus padres y sus abuelos.

Así fue como en San Rafael encontraron el clima y el suelo ideales para llevar a cabo ese sueño. Uno de los vinos más famosos es el Suter etiqueta marrón, el clásico de los clásicos.

Vas a poder hacer una muy linda visita, recorriendo las diferentes salas. Una guía te va a relatar la vida y momentos en los que Otto Rodolfo Suter y Ana tuvieron que superar para poder radicarse en la región. Posteriormente vas a escuchar la explicación sobre cómo las uvas se transforman en vino además del proceso de los espumantes.

Ubicación: Av. Hipólito Yrigoyen 2850

 

Cañón del Atuel

El cañon del Atuel es uno de los lugares más bellos a conocer. Un recorrido por un cañón en donde ver las formas más lindas y más interesantes.

El río Atuel es bellísimo y podés aprovechar a realizar rafting que es super divertido.

San Rafael te espera y te propone lindas bodegas, historias relacionadas al vino y muchos paisajes. ¿Qué esperás para ir?

 

Fuente: Vinos y pasiones, por Verónica Bruno