Semana Santa es la época en que el turismo religioso tiene su mayor demanda y Maipú cuenta con un rico patrimonio religioso.

Construcciones centenarias de asombrosa arquitectura, están presente en la vida urbana y en las zonas alejadas de Maipú, que consagra la siembra y ofrenda la cosecha, a la Virgen de la Merced, a quien reconoce como Patrona Departamental pero existen antiguas capillas, santuarios e iglesias que forman parte de interesantes recorridos de carácter espiritual.

 

La Capilla de Barrancas, Santuario María Auxiliadora, o la Iglesia de Lunlunta representan verdaderos elementos del paisaje, escenarios legendarios de convivencia y retiros espirituales, que reflejan una arraigada devoción.

 

En la zona de Barrancas se concentró una población indígena Huarpe, quienes con las corrientes evangelizadoras en el siglo XVII fueron inculcados con los principios de la fe católica. En 1807 construyen la Capilla Nuestra Señora del Rosario y el cementerio aledaño, complejo que continua prestando servicio a la comunidad. El edificio que hoy se observa, fue declarado Monumento Histórico Nacional en 1972. Se trata de un templo rural con su conocida planta de nave única, estrecha, siempre mucho más larga que ancha y que lleva en la cabecera, de cada lado, una sacristía y contrasacristía, como casi todas sus congéneres.

 

El Santuario María Auxiliadora es un edificio monumental de principios del siglo XX tiene un estilo arquitectónico románico – lombardo y su patrona congrega a miles de fieles cada año para su festividad. Fue declarado Monumento Histórico Nacional en 1979. En el interior cuenta con detalles artísticos, de un valioso patrimonio histórico. Forman parte del Santuario, el camarín de la Virgen y la capilla del sufragio, lugar donde está ubicado el sepulcro del General Rufino Ortega, expedicionario al desierto y gobernador de Mendoza.

En esta iglesia de Rodeo del Medio se encuentra uno de los mejores órganos de tubo del país. El instrumento fue donado por el general Rufino Ortega e importado de la casa Ibach de Alemania. Su inauguración data de 1909 y su última restauración, de 2004. Con sus 1.214 tubos, estructura de madera y dos espejitos que dejan ver hacia abajo, deslumbra en el coro alto el órgano del santuario. Por encima, un delicado mural de ángeles completa la imagen.

Se trata de una verdadera joya y uno de los seis de estos instrumentos que conforman parte del patrimonio musical y cultural de los mendocinos.

 

En el sitio donde en 1874 el fraile mercedario Rvdo. Padre Vásquez levantó la capilla dedicada a la Virgen del Tránsito, hoy se ubican las instalaciones del ex Seminario de Lunlunta. En un marco de un magnífico paisaje, muy cerca del río Mendoza se encuentra el templo junto a la edificación que se destina a encuentros y retiros espirituales. Posee junto a ella un convento, viñedos y bodegas. Es propiedad del Arzobispado de Mendoza, regida por las Hermanas Carmelitas Descalzas de la Santísima Trinidad.

 

El Cristo de las Viñas ubicado en Ozamis y Videla Aranda es un mítico lugar para visitar en Semana Santa, sobretodo el Viernes Santo ya que se realiza el Via Crucis.

 

El Cristo de las Viñas o Cristo Blanco como se lo conoce es una réplica del Cristo Redentor de los Andes, en una elevación del terreno, al que se accede por un camino a cuyos lados se encuentran las estaciones del Calvario. Se transformó en un verdadero símbolo del lugar, el que es visitado cotidianamente, pero en especial para Semana Santa, donde se realizan actos litúrgicos.

 

Fuente: Prensa Maipú

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.