El saldo negativo en agosto entre ingresos y egresos de dólares computadas a Turismo tuvo un aumento del 28% interanual. Y acumuló en lo que va del año un déficit récord de US$ 7,4 mil millones (+32% interanual). El uso de tarjetas para cancelar deudas significó US$ 35 de cada US$ 100 computados a Turismo. De ellos, según el Banco Central, sólo el 17% son compras online realizadas en el país.

Faltando cuatro meses para fin de año, la balanza de divisas del Turismo (“Viajes, pasajes y otros pagos con tarjeta”) ya tiene un rojo de US$ 7.382 millones. No sólo es el más alto de su historia para el período, sino que además no deja de ensancharse y en lo que va del año creció un 32% respecto al déficit de 2016 en el mismo período y cerca de un 50% contra 2015.

En agosto la diferencia entre ingresos y egresos computados a la cuenta de Viajes fue negativa en US$ 879 millones, hundiéndose un 28% respecto al mismo mes de 2016.

El problema no es que no crezcan los ingresos. De hecho, entraron por Turismo US$ 166 millones en el mes, lo que implica un nada despreciable incremento del 27% respecto a 2016.

La cuestión es que la brecha con los dólares que se van es tan grande que cualquier movimiento levemente mayor se traduce en decenas de millones. O sea, en agosto el crecimiento porcentual de la salida de divisas fue apenas un 1% mayor al de ingresos. Pero mientras que los ingresos brutos fueron de US$ 166 millones, los egresos totalizaron US$ 1.044 millones (+28% respecto a 2016).

EN PERSPECTIVA.

Si la mirada se posa sobre el acumulado de los primeros ocho meses del año los datos son más abrumadores. Según el BCRA, los viajes al exterior demandaron la friolera de US$ 8.671 millones. O sea, US$ 2.100 millones más que en el mismo período del año pasado.

En tanto que sumando todos los dólares ingresados por turismo en el año apenas se llega a US$ 1.289 millones. Si bien esa cifra es casi lo mismo que se va por mes, implica casi un 34% más que en 2016.

El problema, como dijimos, es que en términos relativos la brecha es tan abismal (ver gráfico) que el déficit de la cuenta no para de aumentar y batir todos los records. Así las cosas, en 2017 se superará largamente no sólo el rojo de 2016, sino que seguramente también saltará la barrera psicológica de los US$ 10 mil millones de déficit.

Fuente: Ladevi
25/09/2017

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.