Dos opciones para bodeguear esta semana: cosecha y burbujas. “Tiempo de Vendimia”

Vendimiador por un día. Mendoza se pone linda, más linda en tiempos de vendimia. Los más añosos recuerdan cuando los camiones repletos de uva transitaban las calles de todos los departamentos hacia las bodegas familiares o industriales, y todo era fiesta. Por estos días algunas empresas verifican el estado de los frutos y en algunas variedades ya comienzan la cosecha. La experiencia, que es vital para esta tierra y su folclore, puede experimentarse formando parate del tour de Casa del Visitante de Bodega Zuccardi que, como cada año, invita a locales y viajeros a cosechar.

Hasta fines de marzo, todos podemos ser vendimiadores durante toda una jornada en Finca Maipú, a 40 km al sudeste de la ciudad de Mendoza. Profesionales experimentados guían a los visitantes por el encantador mundo de la vitivinicultura que comienza precisamente en la planta. Todo comienza con un desayuno y posteriormente el grupo ingresa en los viñedos para una visita guiada donde se les informa sobre las tareas que se llevan a cabo en el mismo para su preservación y producción sustentable. Provistos con las herramientas necesarias para realizar esta tarea llega la hora de poner manos a la obra, la cosecha propiamente dicha, con explicación previa sobre la técnica de recolección. Una vez terminada esta labor, el programa continúa con un recorrido por la bodega y degustación. Como corolario, la jornada culmina con una picada o almuerzo en el restaurante.

La elaboración de vinos y espumantes. Ubicada en Luján de Cuyo, a 25 Km. de la Ciudad de Mendoza, Bodega Dante Robino ofrece a los visitantes la posibilidad de descubrir los secretos de la elaboración de vinos y espumantes, en su tradicional bodega fundada en 1920. La propuesta arranca en un viñedo Malbec ubicado a metros, para continuar luego por un recorrido a lo largo de 95 años de historia.

En el trayecto, el visitante podrá conocer la evolución del vino en el roble en la Nave Barricas, realizar un paneo por más de un siglo de la vitivinicultura argentina en un Museo con elementos y maquinarias originales para, finalmente, visitar un Área de Guarda de vinos, una Cava subterránea y una Sala de Degustación también bajo tierra. Cabe señalar que  entre los principales atractivos se encuentra el área de elaboración de espumantes.

Allí el visitante conoce las diferentes técnicas de elaboración y probar los espumantes directamente de un tanque de fermentación. El tour finaliza en el moderno Visitor Center, en el que se exhiben las líneas Gran Dante, Dante Robino y Novecento.  Es el lugar para las degustaciones en un ambiente cálido y placentero, con la imponente vista del Cordón del Plata. Las visitas tienen una duración aproximada de una hora y media. Se requiere reserva previa.

…y estas son sólo dos de las propuestas que tenemos para ofrecerte en este tiempo de Vendimia en Mendoza…consúltanos, hay mucho para contarte y para hacer…

Fuente: Los Andes

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.