El Ministerio de Turismo de la Nación firmó un convenio de cooperación con la Universidad Nacional de Cuyo para realizar acciones conjuntas con el objetivo de desarrollar el Turismo del Vino.

El pasado miércoles en el restaurante Crizia, se llevó a cabo la firma de este convenio que contó con la participación del ministro de Turismo de la Nación, Gustavo Santos; el rector de la Universidad Nacional de Cuyo, Daniel Pizzi; el presidente de Wines of Argentina, Alberto Arizu; el presidente de la Asociación Argentina de Sommeliers y vicepresidente de la Asociación de Sommeliers Internacional, Andrés Rosberg; el director ejecutivo de Bodegas Argentinas, Juan Carlos Pina; el presidente del  CFT Mariano Ovejero; el presidente de la CAT, Oscar Ghezzi; autoridades nacionales y provinciales; representantes de cámaras y asociaciones de Turismo; representantes del sector académico; empresarios de la industria del vino y de los sectores turísticos y gastronómicos.

Este convenio de trabajo y cooperación se realizó teniendo como meta el desarrollo de una visión estratégica que promueva y fortalezca la comercialización, consumo y promoción internacional del vino argentino, destacando asimismo la identidad cultural Argentina para el fomento del turismo receptivo internacional

Las acciones planteadas que se incluyen en el convenio responden al diseño de un Plan Operativo, la puesta en marcha del Observatorio del Enoturismo y la creación de un sistema geo-referenciado para la actividad en las provincias vitivinícolas entre las que se encuentran Mendoza, San Juan, Salta, La Rioja, Córdoba, Catamarca y en las últimas décadas se han ido sumando Neuquén, Río Negro, Buenos Aires, Entre Ríos, Chubut, Jujuy y Santa Fe.

La Argentina es el mayor productor de vino de Latinoamérica y el quinto mayor productor en todo el mundo; además cuenta con una vasta experiencia en el rubro que data de hace más de 300 años, aunque en las últimas décadas se lo empezó a considerar como un producto para promocionar al país.

“El vino es un componente de Marca Argentina muy poderoso para darnos a conocer al mundo”, afirmó en su discurso el ministro de Turismo de la Nación, Gustavo Santos. 

“Probablemente hace 25 años, cuando salíamos a vender vino, estábamos pensando simplemente en abrir un mercado exterior a uno de nuestros productos principales, pero no nos dábamos cuenta de que colateralmente, probablemente estábamos haciendo una de las acciones más profundas de posicionamiento de una marca argentina poderosísima, que 25 años después se ha convertido en un producto icónico del país y en una imagen de la Argentina.

Uno piensa en vino, en particular en Malbec y piensa en Argentina. Generamos una asociación directa entre un producto y un destino”, sostuvo y además destacó la importancia del rol académico como un factor clave para llevar a cabo los objetivos planteados.

A su turno, el rector de la UNCuyo  comentó que en el convenio existen diversos puntos a destacar, la primera tiene que ver con la política Institucional: “Para nosotros es realmente un orgullo formar parte de este convenio de trabajo asociativo con el Ministerio de Turismo de la Nación, con las provincias y con las otras instituciones que de alguna forma están aportando a este trabajo”.  Sostuvo que desde la Universidad pueden aportar mucho al proyecto porque “una de las formas de hacer un salto cualitativo en las cadenas agroalimentarias es formar recursos humanos”.

Otro tópico destacado, es el que surge de las experiencias europeas, específicamente de lo que fue el Plan de Desarrollo Rural Europeo. Tomando este ejemplo es que se va a conformar un Observatorio que estará involucrado en el desarrollo de los Caminos del Vino. 

“Aquí se trata de poner foco en las actividades, se trata de generar indicadores que vayan midiendo la política de intervención de lo que se está haciendo en las Rutas del Vino y fundamentalmente transformar, que es el gran déficit que tenemos a nivel nacional, a la información en conocimiento para administrar con racionalidad y con mucha funcionalidad, sacando conclusiones veraces para corregir o mejorar el diseño de la política en el sector que son indicadores de gestión y de impacto”, concluyó.

Juan Carlos Pina de Bodegas Argentinas hizo hincapié en que desde la Cámara hace 20 años comenzaron a trabajar en lo que refiere al enoturismo.

“Este convenio para nosotros es muy importante porque tenemos el aporte económico del MINTUR, además del aporte profesional y metodológico. También hay una casa de estudios que va a hacer el aporte académico, por lo tanto esto nos da un nuevo empuje, una nueva visión de futuro”, desarrolló.

Además destacó que el enoturismo para las bodegas grandes y medianas significa fidelización, mientras que para las bodegas pequeñas (que son entre un 70 y un 80 por ciento del total), representa una oportunidad para vender sus vinos por lo que la actividad forma parte de la cadena comercial.

Más presencia

Por otro lado el MINTUR acordó con  Wines of Argentina, una línea de trabajo para desarrollar y posicionar el producto Vino Argentino y atraer viajeros.

En este contexto Alberto Arizu, presidente de la organización, destacó: “No hay ninguna duda de la importancia que tiene el vino argentino para la promoción turística del país. Desde hace muchos años con Wines of Argentina venimos trabajando en la promoción del vino en el mundo, hay que recordar que cuando comenzamos allá a mediados de la década del 90, Argentina era prácticamente desconocida en el mundo del vino a pesar de que éramos el quinto productor de esta bebida.  Hoy no hay dudas de que Argentina es reconocida en el mundo como uno de los principales jugadores en el plano internacional”.  Además, sostuvo que el enoturismo es fundamental para poder mostrar a Argentina desde adentro “y poder hacer que los consumidores que descubrieron nuestros vinos en diversas partes del mundo, puedan venir a descubrir dónde se producen”.

Beneficios para todos

“En Mendoza definitivamente el vino es el producto más poderoso, el que más nos potencia, por el cual nos identifican y lo mismo le pasa a otras provincias hermanas como San Juan, La Rioja, Salta, fundamentalmente porque tienen una gran tradición vitivinícola a la cual se han sumado muchas que están produciendo sus vinos. Ese Plan, además de trabajar en la línea de la capacitación va a hacerlo fundamentalmente en un Observatorio que nos va a permitir tener datos mucho más precisos, no sobre la oferta, porque es algo que tenemos, sino sobre la demanda fundamentalmente, conocer su comportamiento, sus necesidades, sus motivaciones como para seguir trabajando sobre ella”, comentó a este medio la presidente del Ente Autárquico Mendoza Turismo, Gabriela Testa.

Por su parte, el secretario de Turismo de La Rioja, Álvaro del Pino sostuvo que este convenio es muy importante porque se viene trabajando hace muchos años en el tema.

“Una cosa es el vino como producto solo y otra cosa es el vino y el turismo. A nosotros nos interesa mucho que una persona pueda ir a nuestras provincias y disfrutar de un buen vino, pero además que visite nuestros  lugares y haga alguna excursión.

Creo además que la participación de una universidad dentro del convenio le da un valor más fuerte, más técnico, más formal, puede medir muchas cosas como qué pasa con el cliente, qué busca, qué quiere, cuáles son los requerimientos, o en qué estamos fallando, entre otras cosas. Nosotros somos una de las siete provincias vitivinícolas por excelencia, así que creo que para nosotros, como provincia, nos va a resultar muy útil contar con esta herramienta y la vamos a tratar de aprovechar”, concluyó.

Para seguir sumando

Si bien la tradición vitivinícola se encuentra asociada a provincias como Mendoza, San Juan o Salta, en los últimos años se han incorporado nuevos jugadores que si bien no producen a una gran escala, realizan vinos con características propias.

Uno de esos ejemplos es Chubut. Respecto a este tema, el Ministro de Turismo de la provincia, Herman Müller, le comentó a este medio que el vino es un producto que une a la Argentina y en el que Chubut comienza a incursionar: “En nuestra  provincia estamos arrancando en pequeña escala, trabajando fuerte junto al Ministerio de Producción y también con los productores porque encontramos que en Chubut también se puede hacer buen vino”. También contó que las vides se dan muy bien en la Meseta, en la Costa y en la Comarca Andina. “Es un vino diferente que es muy calificado y tenido en cuenta por los expertos enólogos. Todavía es en pequeñas producciones, pero lo que buscamos es copiar modelos de otras provincias con tantos años de desarrollo, para buscar la alternativa de fusionar el vino con la gastronomía, pero principalmente con el turismo a través de un producto tan noble que nos distingue en el mundo”, detalló.

Con estos nuevos empujes, el Turismo del Vino sigue siendo una propuesta turística apasionante y con una notable alza en la demanda…planificá ya tus próximas vacaciones recorriendo los Caminos del Vino!

Fuente: El Mensajero
04/07/2017

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.