De Sur a Norte la provincia tiene una interminable cantidad de propuestas. Nuestros paisajes son de cuentos y en muchos casos desconocidos. 

Pasó un fin de semana histórico para el turismo en Mendoza y antes de tener que esperar otras minivacaciones te presentamos tres propuestas que podés conocer en la provincia y que no son tan habituales.

Es que Mendoza presenta una amplísima oferta turística, de sur a norte y de este a oeste: la montaña, los ríos y el vino son los grandes protagonistas de un territorio que ni los propios vaqueanos terminan de apreciar. Entendiendo eso es que repasamos estas propuestas, que harán que te enamores cada día más de nuestra tierra.

 

La Isla del Elefante – Los Reyunos

Los Reyunos es uno de los imperdibles de la apasionante aventura que es San Rafael. Allí se encuentra la represa que contiene al Río Diamante, gracias a la cual se ha formado un lago artificial de una belleza y colores muy llamativos. El agua es de las más cálidas de la provincia en este dique sureño y la vista es inigualable.

Los cerros y rocas que no llegaron a taparse por completo por el agua emergen mostrándose con curiosas figuras, como “La Ballena” o “El Elefante”. Todo esto se puede visitar con las lanchas que hacen salidas de manera permanente y que son algo imperdible para grandes y chicos.

Para pasar por ahí hay que llegar hasta las puertas del espejo de agua, doblar hacia la derecha luego de pasar la barrera, como quien va para el Oeste, y bajarse en “Kaike”, apenas un kilómetro después de la ruta de asfalto. Es ahí donde salen los catamarán que recorren el lago y llegan hasta esta isla perdida que deja postales increíbles.

La cantidad de personas que llega es limitada, ya que solo se puede llegar en embarcación. Sin embargo, durante los fines de semana largo o vacaciones en donde San Rafael explota de turismo, son decenas de veces que los visitantes llegan hasta ese lugar.

Además, los más aventureros, tendrán una posibilidad única de hacer tirobangi atravesando el lago, una emoción única para los que aman la adrenalina. Y aún hay más: por precios accesibles, hay un circuito a cual sólo se accede con las lanchas y es para pasar medio día realizando rappel, tirolesa, trekking y otras actividades de aventura en la montaña.

Precios octubre 2021: según informaron desde la empresa que presta este servicio, el paseo en catamarán cuesta $1.000 para adultos y $600 para los menores de 10 años.

 

Cerro de los Siete Colores – Uspallata

A unos 10 kilómetros de Uspallata, sobre la Ruta 13 de Las Heras, y a unos 110 kilómetros de la Ciudad de Mendoza, se encuentra este particular cerro con siete colores diferentes. Una postal increíble que miles de turistas visitan todos los años.

Es mundialmente conocido el “Cerro de los siete colores”, ubicado en Purmamarca, sobre la Ruta Nacional 52, en la provincia de Jujuy. Sin embargo, y para quienes no tienen pensado un viaje al norte del país y si manejarse por el centro oeste del mismo, el Cerro Siete Colores o cerro Tunduqueral, ubicado en Mendoza es una muy linda aventura para llevar a cabo. La visita es obligada si pasas unos días en esta zona de la Alta Montaña mendocina. El cerro presenta una belleza particular y se puede disfrutar de la salida con trepadas a todos los cerros aledaños. En la visita al cerro Tunduqueral (recomendamos informarte previamente días y horarios de apertura) podrás observar un interesante recorrido arqueológico y disfrutar de sus grabados rupestres, además de cargarte de buenas vibras, ya que tanto en este sector como la piedra de Osiris, que se encuentra muy cercana al centro de Uspallata, son sitios de enorme energía.

Podremos llegar hasta la ciudad más cercana al atractivo, Uspallata, a través de la ruta Nacional 7, que une Argentina con Chile (forma parte del corredor bioceánico y se encuentra pavimentada en su totalidad).

Este recorrido nos permite disfrutar previamente, de otros parajes de montaña, como Cacheuta y Potrerillos.

Una vez en Uspallata tendremos la chance de realizar una caminata de unos 10 kilómetros hasta el cerro o elegir realizar la visita en un vehículo. Recomendamos hacer un trakking que, inclusive, lo podremos realizar con los chicos.

En Uspallata hay muchas opciones de alojamiento en hoteles, hosteles y cabañas que hay en el centro del la villa, como a pocos kilómetros hacia la zona de San Alberto.

El centro de Uspallata cuenta con muchos negocios de artículos regionales y son muchas las actividades que podemos realizar, como cabalgatas, mountain bike, senderimo, trekking.

 

La Caverna de las Brujas – Malargüe

Es un área natural protegida de la provincia de Mendoza que está ubicada a unos 75km de la ciudad de Malargüe, se accede por la RN 40 y el destino se encuentra a 1800 msnm.

Durante la visita el turista puede conocer la flora y la fauna del lugar, como así también los procesos de formación existentes en el sitio. Obligatoriamente la persona debe cumplir ciertos requisitos para ingresar y siempre tiene que ser acompañado por un guía turístico.

Para conseguir la entrada a la Reserva Natural hay que hacerlo a través de la página de la Provincia.

El precio para adultos es de $250 (octubre 2021), aunque hay precio promocional para los malargüinos. Los estudiantes y discapacitados entran sin cargo, aunque también deben tramitar su entrada para no quedarse sin lugar. A ello habría que sumarle el costo del guía, el cual se puede contratar en la llegada al departamento y tiene diferentes precios. Para ello se puede ir consultando en el teléfono de la Dirección de Turismo del departamento sureño (0260 447-1659).

“Actualmente hay tres turnos por día, fuera de la pandemia son siete. Entonces es importante venir con todo armado”, contó uno de los trabajadores de la reserva.

La visita dura dos hora aproximadamente. Actualmente solo se ingresa hasta la primera sala, denominada “Sala de la Virgen”, ya que es la única que cuenta con ventilación natural. De ahí, se va hasta el mirador del arroyo Chacay Có, en donde hay una excelente vista a La Payunia y se pueden encontrar – frecuentemente – cóndores de la zona.

 

Fuente: Mendoza Post, por Andrés Pujol, Ámbito y Memo por Viajeros Comunes