El departamento de Tupungato se encuentra en el Valle de Uco, sobre el pedemonte de la Cordillera de los Andes, constituyendo un inmenso valle con pendientes de oeste a este.

Por la ubicación geográfica se ubica dentro de la zona árida Argentina, caracterizada por escasas lluvias, las temperaturas son templadas en los valles, inviernos rigurosos, primaveras agradables, veranos cálidos de día y frescos en la noche y otoños de oro encantados, los vientos son muy frecuentes y moderados.

 

Volcán tupungato. Ícono paisajistico que da el nombre a este departamento. Por su altura de 6570 msnm e imponente presencia inspiró a los pueblos nativos a llamarlo Tupun Catú que significa “mirador de estrellas”.

Gracias a la privilegiada ubicación del valle tupungatino, rodeado por el Cordón del Plata en su mayor extensión, la presencia de este coloso puede ser contemplada desde diferentes puntos panorámicos siendo el protagonista del paisaje tupungatino.

Por su difícil acceso, casi prohibido, es una cumbre aún poco explorada. Lo que lo convierte en un guardián de hielos eternos el cual sólo podemos admirar.

 

La Arboleda, ruta 88

Hacia el Este del Departamento de Tupungato, encontramos el paraje La Arboleda. Encantado por sus álamos y su historia Huarpe y Jesuita. Allí encontraremos el monolito fundacional que data del 8 de noviembre de 1858, siendo en aquellos años la Villa Cabecera del departamento, en la actualidad trasladada a la Ciudad de Tupungato.

En La Arboleda encontraremos bodegas orgánicas y familiares con tradiciones que nos remontan a la época donde los inmigrantes italianos y españoles zurcaron nuestras tierras con esmero y dedicación entre fincas de viñedos y frutales. También una fabrica de cuchillos, donde aprenderemos sobre la historia de superación de una familia local punto también de uno de los escenarios paisajisticos más bellos del departamento

 

Los Cerrillos, ruta 86

Siendo la Ruta de entrada al departamento, respaldado por el inmenso y majestuoso Cristo Rey del Valle, escultura regional ubicada en la parte mas alta de la cerrillada con vistas no solo de una montaña limpia y pura sino también del Valle enmarcado por bodegas e hileras de viñedos. Restaurantes, casas de té y estancias con diversas actividades al aire libre nos esperan para despejar la mente y reconectarnos con la naturaleza.

 

La Carrera, ruta 89, alta montaña

Ruta que une Tupungato con la Ruta Nacional 7 a la altura de Potrerillos, en la localidad de Las Vegas. El camino se abre en su esplendor dejando al Cordón del Plata como una barrera enorme e imponente que se aproxima a medida que se asciende por el sinuoso camino llegando a los 2.400 msnm.

Desde este punto panorámico, se disfruta de una de las mejores vistas de la precordillera en Mendoza y es además un gran contraste ambiental entre las suaves hondonadas y un camino que para continuar desciende por camino de caracoles por una quebrada con gran cantidad de cactus.

En los Altos de la Carrera se observan cultivos de papas, cebada y centeno pasturas que desarrollan paralelamente la cría de ovinos y vacunos.

En el Cordón del Plata, se originan los arroyos vitales para una agricultura intensiva, la mayoría fluyen de los glaciares y son causes permanentes, en esta zona un microclima atípico de gran predominio permite el cultivo regado solamente con lluvias un fenómeno bastante raro para el seco clima mendocino; varias de las cumbres que forman este cordón, atraen a innumerables andinistas, que intentan durante gran parte del año el ascenso a las cimas.

Bellas lomadas acompañan el recorrido del trayecto con paisajes maravillosos; los pocos habitantes de esta zona se dedican netamente a la agricultura y a la cría de ganado, cualquier sector del recorrido es ideal para hacer una parada y realizar fotografías de fauna autóctona como el cóndor andino, aves y una magnifica perspectiva del valle. Un camino fantástico con un potencial paisajista asombroso!

 

Gualtallary ruta 89, Camino del vino

Camino zurcado por la montaña al oeste, donde el Volcán Tupungato acompaña con sus nieves eternas a cada emprendimiento vitivinicola. Bodegas y restaurantes de alta gama maravillados con la materia prima que el suelo tupungatino brinda, aprovenchan sus recursos para ofrecer a los visitantes de todas partes del mundo la calidez y excelencia de los vinos y calidad turistica con visitas guidas entre barricas y caldos exquisitos.

Este circuito se complementa con una oferta gastronómica que complementa el disfrute del vino potenciando los aromas y sabores de la experiencia enoturistica.

 

Fuente: valledeuco.tur.ar

Artículos Relacionados