Así lo reveló un informe del Observatorio para el Turismo Sostenible de la provincia. Entre 2003 y 2011, estos departamentos evolucionaron 207% en cantidad de establecimientos. También creció mucho la zona Este.

Un informe elaborado por el Ministerio de Turismo de la provincia determinó que la zona del Valle de Uco fue la que más evolucionó en cuanto a plazas de alojamiento en el período 2003-2011.
Estos datos fueron revelados en el marco de la presentación del documento N°3 (de la serie Diagnóstico y perspectivas regionales) denominado “Los departamentos de Mendoza” que elabora el Observatorio para el Turismo Sostenible de la provincia, miembro de la Red de Observatorios de Cuyo.
Entre otros porcentajes de relevancia se expuso que la zona compuesta por Tunuyán, Tupungato y San Carlos creció en ocho años 207% en cantidad de establecimientos hoteleros, 254% en número de habitaciones y 321% en plazas disponibles. En tanto que a nivel general la provincia, para los mismos ítems, creció 138%, 69% y 79%, respectivamente.
“Lo que pudimos observar es que se construyeron establecimientos con más plazas y habitaciones con más capacidad, contrario a lo que ocurría anteriormente. En cambio, en el Gran Mendoza también hubo un incremento de los establecimientos, pero con menor cantidad de habitaciones”, señaló la economista Cecilia Gatta, quien elaboró el informe. Por citar un ejemplo, en 2003 en el Valle de Uco había 433 plazas disponibles en tanto que en 2011 el número ascendió a 1.822.
Según la especialista, los motivos del crecimiento de esta región, y de todo el territorio provincial, se deben a la promoción de las actividades del enoturismo, que se suman a las mejoras en infraestructura y en las rutas de acceso a los departamentos.
De todas formas es importante subrayar que actualmente 90% de la oferta de alojamiento se encuentra en el Gran Mendoza y el Sur provincial.
En ascenso
Luego de la devaluación de 2002 el turismo en Mendoza cobró una notable relevancia. Y desde ese año hasta hoy el crecimiento ha sido constante. Así lo reveló el informe realizado por el Observatorio.
Es así que en el período 2002-2012 el ingreso de visitantes a nuestra provincia creció 136% (llegando a la cifra récord de 2,5 millones de turistas el año pasado) y se estima que este año ya aumentó 10%.
“Observamos un salto importante en 2010 y 2011 por la política de los fines de semana largos”, explicó Gatta.
Respecto de la ocupación en el Gran Mendoza hay que señalar que de 2008 a 2011 se ha mantenido estable -alrededor de 50%-, pero si se observa que la oferta de habitaciones ha crecido 35,5% se deduce que el crecimiento ha sido en sus valores absolutos. Una situación similar ocurre en el Sur, donde en el mismo período hubo un promedio de ocupación de 53% pero con un crecimiento de la oferta habitacional de 26,7%.
Otro de los aspectos que trató el informe se relaciona con la concentración de agencias dedicadas al rubro -distribuidas entre turismo, viajes y transporte-, que en la actualidad son 500. Según los datos que arrojó el estudio, el Gran Mendoza posee más de 76% del total de las agencias mientras que en el Sur están 20,4%. Completan la torta porcentual el Valle de Uco y la zona Este con 3,4%.
Analizando el comportamiento de las agencias desde 2003 hasta 2011 se observa que hubo un crecimiento de 95% en el total provincial, es decir, que se instalaron más negocios dedicados al turismo en todas las regiones excepto en la zona Este, donde en 2003 había seis establecimientos y en la actualidad hay cuatro, lo que representa un descenso de 33%.
“Esta cifra no es alarmante porque debido a las comunicaciones ya no hace falta que las empresas estén en el lugar, porque ahora pueden trabajar directamente desde el Gran Mendoza”, especificó Gatta.
Consolidación enoturística
Sabido es que la provincia históricamente ha sido reconocida por el Aconcagua, por los centros de esquí y la nieve, por las posibilidades de hacer deportes de aventura y, por supuesto, la Fiesta Nacional de la Vendimia.
Pero desde 2003 otros productos han aparecido en escena, algunos de manera incipiente y otros que se han consolidado, como el caso del enoturismo. “Antes había oferta por el vino, pero no como ahora. No había turismo de bodegas”, destacó Gatta.
Así, el turismo olivícola, el rural y el gastronómico se suman a los productos tradicionales. Pero ahora el foco también está puesto en dos áreas más: el turismo de congresos y, desde 2012, aquel destinado a lesbianas, gays, bisexuales y travestis (el colectivo LGBT). En el primer caso, favorecerlo permite equilibrar los niveles de ocupación durante todo el año mientras que en el segundo caso, la Vendimia Gay y la posibilidad del matrimonio igualitario son aspectos importantes como herramienta de crecimiento a futuro. Por otro lado, también se está apostando a fortalecer la ruta Sanmartiniana del Este.
Conclusiones
La conclusión incluida en el informe es positiva ya que en alojamiento, agencias, producto y ocupación los números se han ido incrementando conforme el paso de los años.
En detalle, se observa que de 2002 a 2012, el alojamiento se diversificó ya que se pasó de hoteles de una a cuatro estrellas en su mayoría a cinco establecimientos de cinco estrellas, hostels, apart hoteles y petit hoteles en todo el territorio. “Tenemos un hotel en todas las categorías siempre hablando de los prestadores que están debidamente registrados”, añadió la funcionaria de Turismo.
Las agencias en diez años también se diversificaron, ya que pasaron de únicamente vender pasajes a combinarlos con otras ofertas y entidades como viajes, turismo aventura, transporte turístico, agencias de viajes, agencias de turismo y entidades sin fines de lucro.
“Vemos un crecimiento importante por las condiciones macroeconómicas en Mendoza y Argentina. Hay una torta cada vez más grande para distribuir entre cada vez más actores de la provincia”, explicó la especialista.
Según la licenciada en Economía, es necesario seguir posicionándose en el país y el resto del mundo: “La diferenciación es importante, por ello hay que ofrecer un producto innovador, donde se combinen varias actividades y promocionando la calidad del servicio a través de la especialización por parte de los prestadores y con el control del Estado”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.