Turismo astronómico en la provincia de Mendoza

Uno de los lugares con el cielo más oscuro de Latinoamérica es Malargüe, en el sur de la provincia de Mendoza, hogar de un observatorio y complejo planetario.

El astroturismo es una opción ideal para los adultos mayores, que ya pueden viajar disfrutando del firmamento estrellado gracias a rutas turísticas e instalaciones especialmente diseñadas para contemplar la bóveda celeste.

Si te gusta relajarte mientras contemplas el cielo, sin prisas, sin ruidos, sin interrupciones, dejando escapar por unos instantes los pensamientos que agitan tu mente constantemente… entonces lo tuyo es el astroturismo. Se trata de un tipo de turismo que aunque se puede practicar a cualquier edad, reúne una serie de características que lo hacen ideal para las personas mayores.

La aventura de viajar no consiste únicamente en visitar monumentos, adentrarse en museos, recorrer calles históricas, comer en los mejores restaurantes o pasear por entornos naturales de excepcional belleza. Viajar también permite quedarse boquiabierto con algo en lo que no nos hemos fijado nunca, a pesar de que nos acompaña de forma sistemática en nuestro día a día, tal y como sucede con el firmamento.

Y eso es precisamente lo que nos brinda el astroturismo o turismo estelar, una nueva forma de recorrer mundo que propone al viajero sorprenderse a través de la mágica contemplación del cielo, descubriendo estrellas, planetas y constelaciones de una forma única, gracias a herramientas de máxima calidad con las que experimentaremos la sensación de casi tocarlos con las yemas de los dedos.

La contaminación lumínica que afecta a la mayoría de las ciudades complica enormemente el placer de contemplar el firmamento desde nuestros lugares de residencia. Y es que, en el día a día apenas le damos importancia a ese manto de estrellas que nos arropa tras ponerse el sol; en muchas ocasiones porque prácticamente no lo vemos. Pero es precisamente por ello por lo que contemplar el cielo en unas buenas condiciones puede convertirse en una experiencia de lo más sobrecogedora y emocionante; una excusa más que potente para hacer las maletas y descubrir el mundo de las estrellas, que en cada región y en cada país tiene un encanto especial que lo hace único.

Por todo lo expuesto decimos que para algunos territorios el astroturismo es ya uno de sus principales motores turísticos. Un ejemplo de esto se encuentra en la provincia de Mendoza, cuya capital se ubica al pie de las montañas más altas de Los Andes. En esta provincia el astroturismo se ha convertido en un reclamo internacional. El clima de la zona es agradable, templado con escasas lluvias y muy pocos días de viento, gracias a la protección de la cordillera, y los paisajes invitan al disfrute entre montañas, ríos, termas y reservas naturales. La combinación perfecta para disfrutar del turismo y la observación de estrellas.

Y es que en la provincia de Mendoza la experiencia de astroturismo puede complementarse con otras muchas. Si tienes la suerte de visitar este lugar de Argentina y, además de astroaficionado, eres amantes del turismo de aventura, como el snowboard o el montañismo, puedes aprovechar para recorrer el Parque Provincial Aconcagua, donde se permite practicar todos esos deportes.

Un dato más, aquellos que disfruten del turismo enológico deben saber que la capital de la provincia de Mendoza es también Capital Internacional del Vino.

No en vano, la provincia de Mendoza fue elegida en 2017 como uno de los destinos favoritos de Sudamérica y el segundo de Argentina por los usuarios de Tripadvisor.

Pero volviendo a la mirada a las estrellas, ¿qué tiene de especial el cielo de Mendoza? Muy sencillo, la atmósfera pura y la poca contaminación lumínica de muchos lugares de esta provincia, como el departamento de Malargüe, la han convertido en uno de los lugares con el cielo más oscuro de Latinoamérica.

De hecho, el Observatorio Pierre Auger tiene su centro de investigación en plena capital del departamento de Malargüe, al sur de Mendoza, en la llamada Pampa Amarilla. Se trata de uno de los más importantes del mundo en materia de detección de rayos cósmicos, unas de las más poderosas y misteriosas partículas llegadas del espacio hasta nuestro planeta.

Y las propuestas que ofrece Malargüe en cuanto al astroturismo no terminan ahí. El Complejo Planetario Malargüe es otra excelente opción si quieres conocer los misterios que encierra nuestra galaxia.

El lugar ofrece visitas guiadas, así como espectáculos diarios sobre los agujeros negros, los rayos cósmicos o el sistema solar, entre otros. Si el tiempo acompaña, también se pueden realizar observaciones con telescopio.

En resumen, la provincia de Mendoza en Argentina es perfecta para convertir tu experiencia de turismo astronómico en Latinoamérica en toda una aventura.

 

Fuentes: Turismodeestrellas.com por Leire Moneo y Webconsultas

Artículos Relacionados