Según agencias mendocinas consultadas, el optimismo reina. La mayoría de las cuotas se siguen pagando y esperan que el esperado viaje pueda hacerse sin problemas. Los que se pensaban, por ejemplo, para Camboriú, se reemplazan por lugares de la Argentina.

Probablemente haya pocos momentos tan memorables como el último año de secundaria. Cenas y viajes de egresados, buzos de promoción y días enteros de momentos únicos con los amigos suelen quedar por siempre en el álbum de recuerdos. Y son estos momentos algunos de los blancos contra los que está disparando la pandemia de coronavirus. Sin embargo, como dicen, la esperanza es lo último que se pierde.

En este sentido, los viajes de egresados siguen en pie hasta el momento, de acuerdo a lo confirmado por los ministerios de Educación y de Turismo de la Nación. En Mendoza los jóvenes, sus padres y los responsables de las empresas de viajes son optimistas de cara a las salida, usualmente programadas para después de las fiestas de Fin de Año. Incluso, los padres -como pueden- continúan abonando las cuotas y los más chicos siguen planificando.

Tanto en primaria como en secundaria, son pocos los viajes de egresados planificados que han tenido que reprogramarse o suspenderse por pedido de sus protagonistas. Y, en el caso de quienes se preparan para comenzar la facultad, hay colegios que debieron cambiar destinos internacionales -como Camboriú (Brasil), por ejemplo- por destinos locales.

“La realidad es que esto cambia día a día. Pero creo que ya pasamos la parte más honda del río. En España e Italia, por ejemplo, ya hay turismo interno. Y sería una solución para los viajes de egresados en Argentina, ya que el 90% de los egresados viaja por el país”, destacó Luán Fernández, responsable de Wolf Travel Estudiantil.

Un panorama distinto se evidencia en os viajes de estudio de la primaria, que suelen hacerse en septiembre a Puerto Madryn. Muchos de estos han sido cambiados por otro destino y para el verano, o reprogramados para 2021. “Todos los viajes programados para este año están vigentes para verano. También hemos empezado a interactuar con colegas de otras empresas para evitar que todos viajen al mismo tiempo y haya colapsos”, indicó Mauricio Ruiz, de Be Fun Travel Mendoza. ”

“Creemos que el viaje se va a poder hacer tranquilamente. Nos vamos a Villa Gesell en enero. Desde la agencia nos han dicho que está confirmado y el Gobierno dijo que no los van a suspender. Ha sido un año raro, por lo que necesitamos ese viaje más que nunca”, se sinceró Johanna (16), quien sueña con su viaje de egresados.

Sin novedades

Como en tantos planos de la coyuntura y la actualidad, la incertidumbre lleva el volante. Los propios ministros nacionales Nicolás Trotta (Educación) y Matías Lammens (Turismo) confirmaron que el calendario escolar mantiene todavía la semana que suele destinarse para el viaje de egresados.

Pese al contexto, los padres de los chicos han continuado pagando las cuotas del viaje y las empresas han mantenido el pago a los proveedores. Mientras tanto, aguardan expectantes las normativas y disposiciones de la Nación para determinar la forma en que se completarán los viajes.

“Algo a favor en Mendoza es que la cultura es viajar para Navidad y Año Nuevo. Faltan cinco meses y eso trae optimismo. Deberíamos llegar en buenas condiciones”, destacó el responsable de Wolf, quien recordó que en 2009 (con la gripe A) también sufrieron una paralización de viajes.

“Hemos tenido algunas bajas, pero no han sido muchas. Ha ayudado el plan de pagos de una cuota mínima para garantizar el lugar y que no se modifique el precio. Muchas de las bajas no han estado vinculadas al temor por el virus, sino a padres que se quedaron sin trabajo o que no pueden pagar”, concluyó Fernández.

“Hasta ahora, sólo un colegio no pudo llegar al mínimo de chicos propuesto y decidió suspender el viaje. Se decidió devolverle el 100% de lo que habían pagado por la situación. Además, muchos han decidido reprogramar el viaje con nosotros para el año que viene”, sintetizó a su turno Ruiz.

Las trabas con el extranjero

Para viajes de egresados en primaria, los destinos más demandados son Carlos Paz y el Sur mendocino (San Rafael y Malargüe). Para estos destinos, por el momento, no hay inconvenientes. Y si bien hay optimismo, los padres de los chicos de primaria se muestran más cautos que los de secundaria (según destacan desde las agencias).

En secundaria, en tanto, los destinos preferidos son Bariloche (un clásico) y la Costa Argentina. “Mar del Plata y Villa Gesell le empezaron a competir a Bariloche”, agregó el responsable de Be Fun.

Camboriú, como destino internacional, también estaba entre los favoritos. Sin embargo, este año casi quedó fuera de juego. “La situación problemática se da porque la apertura de la frontera con Brasil va a ser una de las últimas en concretarse. En ese sentido, muchos chicos han pedido el cambio de destino para pasarse a la Costa Argentina. Otro agregado es que el año pasado, cuando los padres empezaron a pagar las cuotas, no se pagaba el impuesto PAIS. Entonces muchos se pasan a la Costa Argentina por eso también”, indicó en tanto el responsable de Wolf. En esa agencia, cerca de 200 chicos que habían contratado su viaje para el verano en la ciudad balnearia brasileña lo cambiaron para el Atlántico argentino.

Excursiones afectadas

Además del viaje de egresados, en la primaria se suele hacer otro tipo de excursiones, y estas son las más afectadas por la pandemia. Se trata de los viajes de estudio, a destinos como Puerto Madryn o Cataratas del Iguazú, y que tienen la finalidad de enseñar sobre medio ambiente y naturaleza. “Muchos van a Puerto Madryn, y ese viaje se hace en septiembre, por el momento de avistaje de ballenas. Esos viajes no pueden pasarse al verano, por lo que en muchos casos se los pasó para 2021. En otros casos estamos cambiando el destino a Córdoba, San Rafael o Malargüe. Incluso a un colegio lo vamos a llevar a Talampaya (La Rioja) y al Valle de la Luna (San Juan)”, indicó Mauricio Ruiz, de Be Fun Travel.

Fuente: Los Andes
29/07/2020