Mendoza se destaca por su patrimonio acerca de la gesta libertadora del General San Martín. Una opción más a la hora de conocer Mendoza es hacerlo a través del turismo histórico.

Cruce de los Andes

El turismo histórico propone un viaje al pasado, recorrer los vestigios de una cultura y una época extinguida, museos, circuitos de ruinas, monumentos y hechos históricos en ciudades o localidades donde se desarrollaron los acontecimientos de interés local o nacional. Es la puesta en valor de los lugares o construcciones que presentan un interés destacado bajo el aspecto histórico, como pueden ser iglesias, escuelas, edificios de arquitectura, entre otros.

El valle central de Mendoza estaba ocupado por diversos grupos de agricultores que antes habían sido dominados por los incas, a quienes los españoles llamaron genéricamente huarpes.

 

Mendoza conserva orgullosa rastros de este pasado sobre todo en el norte provincial y en algunos vestigios del Camino del Inca que desde Cuzco llegaba hasta Mendoza. 

 

A pasos del microcentro mendocino ya se encuentra la primera experiencia histórica significativa sobre el pasado de la provincia: el Área Fundacional, donde los visitantes pueden conocer la historia de la creación de la ciudad y conocer las ruinas de los primeros edificios que la poblaron.

Si bien es abundante el patrimonio referido a los orígenes de Mendoza, sin dudas, su mayor caudal se entrelaza con la gesta sanmartiniana. En Mendoza el turismo histórico despliega una serie de lugares y museos que reflejan la gran relevancia histórica de esta provincia, donde se han desarrollado sucesos muy importantes del pasado argentino y también da cuenta de los protagonistas de esos acontecimientos que han ido dejando su huella en el paso por estas tierras.

 

Lo más destacable del turismo histórico en Mendoza es el recorrido de la gesta sanmartiniana que se puede realizar a caballo a través de la cordillera de Los Andes. Los visitantes de la provincia pueden revivir la campaña libertadora recorriendo el camino que hizo San Martín para cruzar la cordillera. Diversas agencias de turismo ofrecen esta excursión que dura varios días y que se presenta inolvidable para los amantes de la historia. 

 

La ciudad de Mendoza destaca cada una de las acciones que llevaron al general San Martín a realizar la liberación de tres naciones hermanas y las revaloriza en varios espacios de memoria. Quizás el más imponente de esos espacios sea el monumento que se encuentra en el Cerro de la Gloria y que se erigiera en honor al Ejército de los Andes. Llegar hasta la cima del parque San Martín y enfrentar dicha alegoría lleva a sentirse impactado primero por la hermosa obra que el escultor uruguayo Juan Manuel Ferrari realizó con piedra y bronce. El espíritu de libertad y la ayuda de todo un pueblo que apoyó la iniciativa sanmartiniana están presentes en cada conjunto escultórico.

 

Frente a la casa de gobierno se puede visitar el Memorial de la Bandera de los Andes y hasta emocionarse con el sentido patriótico de ese espacio. Allí se puede ver la enseña que acompañó la gesta y que luego fue regalada al pueblo mendocino por el general San Martín. En una construcción moderna e imponente se la resguarda, custodiada por el Regimiento de Granaderos a Caballo. La llama votiva y la frase que evoca el juramento del Gran Capitán en el campo El Plumerillo antes de marchar producen un sentimiento muy conmovedor.

 

En el Museo y Biblioteca General San Martín se atesoran sus pertenencias personales; puede visitarse sobre el Paseo La Alameda. Reliquias de esa época muestran su vida civil y militar; se lucen elementos que pertenecieran a él y a su esposa Remedios de Escalada y uniformes del ejército libertador. 

 

Fuente: MDZ

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.