Las comunidades rurales que empezaron a vivir del turismo se preparan para promover «viajeros locales en sus territorios». Buscan aliarse con sindicatos, centros de jubilados y de estudiantes para enfrentar las consecuencias económicas de la pandemia.

Vislumbrando el futuro de los viajes en el país y el mundo, muchos se animan a arriesgar que el turismo local y rural será la puerta que permita que se reabra el sector.

Por este motivo, los operadores de Turismo Rural Comunitario (TRC) quieren establecer relaciones «sólidas» con instituciones de la sociedad para un intercambio de mutuo beneficio y porque «es momento de reconstruir territorios», dijo a Télam Ramiro Ragno, integrante de la Red Argentina de Turismo Rural Comunitario (RATurC).

«Esta pandemia, que impide viajar lejos y da miedo, es para nosotros una oportunidad para construir territorios locales. Queremos que la gente en la ciudad sepa que puede ser parte de la economía local comprando productos locales», indicó.

El turismo rural comunitario es una oferta relativamente nueva generada desde las comunidades campesinas e indígenas que abren sus puertas a visitantes para reafirmar la gestión no solo de sus recursos naturales sino también culturales y ambientales y permite que el viajero que pueda percibir la identidad de los lugares a través de las comidas y el estilo de vida de cada territorio.

Es un tipo de turismo que se mueve de otra manera: «No pensamos en grupos en colectivos grandes, son viajeros conscientes que se mueven en pareja, amigos o familia, que se informan antes y organizan el viaje desde sus casas, que aman la naturaleza y la cultura y que, básicamente, se desplazan tranquilos, sin apuros».

Piensan mejorar la oferta turística organizando «viajes de compras de proximidad» con el concepto de «la ciudad va al campo y conoce otros mundos cerquita de su propio mundo que se convierte en una linda excusa para viajar en familia, aprender a cosechar, practicar el comercio justo y para construir territorio pluricultural» explicó Ragno.

Para lograr su objetivo piden a las empresas -hoteles, restaurantes o comercios- que incluyan en sus programas, paquetes, menúes, mobiliario y regalos su oferta en el mercadeo local permanente para sostener la economía local y la identidad cultural y patrimonial de las regiones.

Fuente: Mdz Online
16/05/2020

Artículos Relacionados