Todas las entidades empresariales vinculadas al Turismo de Bariloche rechazaron “la tasa al turista”, que impulsó el gobierno municipal y que está próxima a ser aprobada por el Concejo Deliberante. El canon iría desde $ 5 a $ 60.

El Concejo Deliberante de Bariloche está próximo a aprobar la “Ecotasa” –tendrían los votos asegurados–, que contempla el pago de $ 5 a $ 60 por parte del visitante por un máximo de cuatro noches, en una estadía de una semana.

De hecho al cierre de esta edición se estaba desarrollando una nueva Audiencia Pública, y entre los principales debates los empresarios negociaban las comisiones del canon y solicitaban que éste se abone por habitación.

Por tanto y si bien la tasa tiene como finalidad generar un fondo para infraestructura turística cuyas obras serán evaluadas por una comisión mixta, desde la esfera privada manifestaron “su rotundo rechazo al impuesto”, aunque coincidieron en “la imperiosa necesidad de resolver la histórica falta de inversión por parte del Estado provincial y nacional en obras públicas”. Al respecto se pusieron a disposición para “gestionar y acompañar oportunamente las acciones ante la Provincia y Nación en pos de reunir los fondos necesarios concretar dichas obras”

En este contexto, los dirigentes empresariales encendieron las alarmas ante los perjuicios en términos de imagen y publicidad que podría generar esta medida, la cual conllevaría a una retracción de los visitantes.

No obstante uno de los principales enojos de los empresarios reside en que de aprobarse esta iniciativa los hoteles serán los entes recaudadores y los gestores de las cobranzas. En efecto deberán realizar, mensualmente, una declaración jurada por la cantidad de pasajeros y el monto cobrado.

EN EUROPA SÍ PASA.

El proyecto prevé, en principio, que quienes se alojen en campings, refugios y hostels paguen US$ 0,32 ($ 5); aquellos que se hospeden en establecimientos de 1 o 2 estrellas abonen US$ 0,65 ($ 10) y US$ 1,3 ($ 20), respectivamente; los que duerman en alojamientos y hoteles de 3 estrellas paguen US$ 1,95 ($ 30); mientras que los que pernocten en las máximas categorías hoteleras de 4 y 5 estrellas abonen US$ 2,92 ($ 45) y US$ 3,90 ($ 60), respectivamente.

Asimismo, el canon lo abonarán desde los estudiantes de viajes de egresados hasta jubilados, excepto los menores de 12 años y las personas con alguna discapacidad.

Desde el municipio de Bariloche afirmaron que pretenden recaudar US$ 4 millones ($ 60 millones) y aseguraron que los valores son mínimos y no “espantarán a los turistas”.

En tal orden, los empresarios denunciaron que las principales ciudades del mundo que cobran esta tasa a los turistas tienen valores más económicos.

Por citar algunos ejemplos, los visitantes que se alojan en hoteles cinco estrellas en Barcelona, París, Roma y Nueva York deben pagar un canon por noche de € 2,5 ($ 42), € 1,5 ($ 26,55), € 2 ($ 35,40) y € 2,70 ($ 47,79), respectivamente; mientras que en Dubái el pasajero debe abonar € 4 ($ 70,80). En el caso de Berlín o Ámsterdam se impone una tasa del 5% de la factura total por hospedaje.

EN LA MIRA.

“La Ecotasa consta de un plan de inversión de obras turísticas que va en consonancia con lo que se pregona desde la Presidencia de la Nación, que es mejorar la vida de los argentinos”, explicó el secretario de Turismo de Bariloche, Marcos Barberis, quien agregó que “con ese dinero recaudado también se optimizarán los servicios básicos y construirán redes cloacas y eléctricas”.

Tras enfatizar que las últimas obras turísticas que se hicieron en Bariloche datan de hace más de 30 años y remiten al Centro Cívico y el Aeropuerto, el funcionario remarcó que la gestión actual quiere darle un “refresh” a la ciudad. “Encontramos en este proyecto el único camino para lograr la recaudación sin que se carguen los costos al sector privado”, dijo.

Consultado por las obras turísticas a desarrollar, Barberis indicó que las mismas serán definidas por una comisión conformada por la Secretaría de Obras Públicas, de Turismo y Desarrollo Urbano, junto a la Cámara de Turismo y de Comercio. Sin embargo reconoció que entre los trabajos prioritarios a realizarse se destacan “las mejoras de los ingresos a la ciudad, la construcción de bicisendas, la costanera del lago Nahuel Huapi, miradores, oficinas de turismo y la remodelación del paseo artesanal”. Respecto a los valores, el funcionario señaló que “se calculó en relación a las tarifas de hoteles para que no resulte significativo para el bolsillo de los turistas”.

Por su parte, el ministro de Turismo de la Nación, Gustavo Santos, opinó que “se trata de una decisión que deberán tomar los ciudadanos y el Concejo Deliberante de Bariloche”, pero recordó que “el gobierno nacional contrario a esta medida, aplicará una restitución del IVA en alojamiento a los extranjeros para alentar la llegada de visitantes de otros países”.

RECHAZO TOTAL.

Afirmando que la Ecotasa genera tanto una regresión de visitantes como una limitación en el poder de compra, Daniel García, titular de la Cámara de Turismo de San Carlos de Bariloche y Zona Andina, lamentó que no tuvieron el tiempo necesario para debatir el proyecto. “Dentro del corredor de Los Lagos, San Martín de los Andes, Villa La Angostura, El Bolsón y la Comarca Andina, la ciudad de Bariloche sería la única que cobra una tasa al turista y promocionalmente es muy desfavorable”, remarcó, para enfatizar que “la medida les resta competitividad para el verano”.

A su vez lamentó que la recaudación sólo recaiga en el sector privado e hizo hincapié en que el canon no ofrece ninguna prestación. “Los residentes de la ciudad serán los principales beneficiarios de las futuras obras propuestas, y no corresponde hacer la división entre turistas y ciudadanos locales”, concluyó.

Desde la Asociación Empresaria

Hotelera Gastronómica de Bariloche (Aehgb), su asesor Joaquín Escardo aseveró que esta decisión política está tomada y que en el transcurso de los próximos días la tasa será aprobada. “Una medida de tal magnitud debió haberse tratado con más seriedad y no a las corridas con las sesiones de fin de año”, recalcó, para detallar: “De enero a septiembre Bariloche registró una caída del 8% y la implementación de esta tasa será un golpe más a los pasajeros, quienes gastaron menos dinero que en el mismo periodo de 2015”.

A su vez reveló que el monto a recaudar no alcanzaría para realizar las significativas obras públicas y aseguró que el valor de la tasa es excesivamente elevada comparada con otras urbes internacionales.

Para terminar admitió que desde la filial están analizando otras formas de recaudar dinero para financiar las obras turísticas que la ciudad necesita, pero reconoció que “hasta el momento son todas discusiones y no hay nada concreto”.

En sintonía, desde la Asociación de Hoteles de Turismo de Bariloche comentaron que esta medida incentivará la oferta ilegal. “Entendemos la necesidad de avanzar con obras públicas para la Ciudad pero estamos en desacuerdo con el posible modo de recaudar dinero, sobre todo teniendo en cuenta que ninguno de los destinos turísticos que compiten directamente con Bariloche obliga al turista a pagar una tasa para poder visitarlos”, comunicaron.

En efecto revelaron que la aplicación del canon no fomenta en absoluto la competitividad de Bariloche ya que generará nuevas barreras al ingreso de los visitantes. “La tasa fomenta la proliferación de establecimientos informales, ofreciendo nuevas ventajas al sector ilegal y cargando con nuevas responsabilidades a los que ya afrontan enormes cargas tributarias”, denunciaron.

Fuente: Ladevi
10/12/2016

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.