A través de un comunicado, desde la UCIM criticaron el anuncio realizado el lunes por la presidente Cristina Fernández y el ministro de Economía, Axel Kicillof, con relación a la devolución de retenciones para pequeños productores de soja y trigo.

A través de un comunicado, desde la Unión Comercial e Industrial de Mendoza (UCIM), criticaron el anuncio realizado el lunes por la presidente Cristina Fernández y el ministro de Economía, Axel Kicillof, con relación a la devolución de retenciones para pequeños productores de soja y trigo.

Como consecuencia de esa medida, señalaron que “es de esperar una severa y fuerte reacción del Gobierno de la Provincia, que demande a la Nación una igualdad de posibilidades para todas las actividades productivas del país. No hacerlo significará, no solamente la adhesión a la resolución nacional sino también desconocer con indiferencia la real situación de la industria madre de Mendoza”.

“La decisión muestra el total desconocimiento de la Nación de la complicada situación del sector vitivinícola, la que fue detallada hace pocos días al Ministro de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación de la Nación, Carlos Casamiquela durante su visita a la provincia. UCIM se solidariza y acompaña a todas las instituciones del sector, que ya han hecho llegar su reclamo ante tan injusta medida que les quita competitividad”, señalan en el comunicado.

Consideran también que “esto profundiza aún más la crisis de las economías regionales y muestra el abandono que sufren los productores, quienes esperan cosechar y son dejados a su suerte. Nuevamente queda en claro que una es la realidad de la Pampa Húmeda y otra muy distinta la del resto de las provincias”.

Destacan en el texto enviado que “el atraso cambiario, la inflación y la fuerte presión tributaria comprometen seriamente el desarrollo del sector y siguen comprometiendo su participación en los mercados internacionales”.

“Queda demostrado que se favorece a las actividades de mayor peso, como la sojera, que tiene una participación aproximada del 5,5% del PBI mientras que el sector vitivinícola no llega al 2% y ocupa gran cantidad de mano de obra”.

Fuente: Diario Los Andes
19/03/2015

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.