Paisajes del desierto mendocino

Paisajes del desierto mendocino

Mendoza cuenta con un abanico de paisajes para todos los gustos. Es más que un oasis al pie de los Andes, sino que el 97 % de su territorio esta ocupado por montañas y desiertos, estos desiertos tiene características muy particulares y merecen una excursión.

Mendoza en los últimos años ha sabido mostrarse al mundo como uno de los destinos turísticos ideales para aquellos viajeros que disfrutan de la naturaleza y se dejan atrapar por los paisajes. La nueva normalidad nos trae la oportunidad de ser turistas en nuestro propio país y en nuestra provincia. Existen infinidad de sitios en Mendoza que esperan ser descubiertos, como es el caso de las Dunas del desierto de Lavalle y las del Nihuil.

 

Las dunas del desierto de Lavalle

Conocidas como Los Altos Limpios, las dunas del departamento de Lavalle son un atractivo turístico. Para practicar sandboard o para tomar unos mates.

Tanta sequía y desierto tenían que tener su lado positivo. Así lo entienden los pobladores del pequeño departamento de Lavalle, 50 kilómetros al norte de la ciudad de Mendoza. Es que los lavallinos han sabido ofrecer y explotar las dunas de arena pura que se han formado en la zona que han venido a denominar Los Altos Limpios.

Se ubican en la reserva faunística y florística Telteca, a 115 kilómetros de la ciudad de Mendoza. Al llegar, lo primero que encontramos es el puesto de guardaparques y centro de interpretación El Pichón. Allí hay un quincho con mesa, sanitarios y está la posibilidad de acampar. También se ofrece información, un sendero temático y la representación de un puesto típico del desierto lavallino.

Continuando por la misma ruta, a dos kilómetros más adelante, está la entrada a los Altos Limpios, aquí se dejan los vehículos y se ingresa caminando. Se trata de un circuito para caminar por un paisaje único en la provincia de Mendoza. Decenas de montañas, dunas o médanos de arena se erigen a nuestro alrededor. Algunas, llegan a los 35 metros de altura. Por eso es muy común ver algunos deportistas practicando sandboard. El sandboarding es un deporte que consiste en el descenso de dunas con tablas especiales parecidas a las del snowboarding. Pertenece a la categoría de deportes extremos por el aumento de adrenalina que experimentan quienes lo practican. Se practica principalmente en dunas.

 

Su fauna y su flora

Pero, además, el lugar ofrece una flora y fauna particulares. Por ejemplo, el oasis Bosque Telteca es una concentración de ejemplares de algarrobos centenarios de 15 metros de altura en el área más seca de la provincia. Ellos sobreviven porque sus raíces alcanzan las napas subterráneas que se encuentran a unos 10 metros. de profundidad. El algarrobo dulce es la especie más abundante, sin embargo, el acceso al corazón del bosque de algarrobos está vedado al público. En cuanto a la fauna, es común el avistaje de aves, como catas y loros, roedores tipo cuises, piches, ratones y tortugas, entre otros animales.

Es recomendable visitar las dunas en temporada media, es decir, ni en verano ni en invierno. Es que las temperaturas pueden llegar a los 42 grados o descender a los 10 grados bajo cero.

 

Dunas del Nihuil: un mundo de arena

Te invitamos a conocer las Dunas del Nihuil y sentirte como un explorador por el desierto por un rato. Animate a esta aventura diferente, un circuito de arena único en nuestro país.

Las Dunas del Nihuil están ubicadas a 80 kilómetros de la capital sanrafaelina, se accede a ellas a través de la Villa El Nihuil. El lugar resulta sorprendente a la vista de cualquier viajero, la inmensidad de las dunas hace que uno se sienta pequeño entre 30.000 hectáreas de arena.

Estas dunas son de arena volcánica, depósitos que dan cuenta de la importante actividad volcánica que tuvo la zona; llegan a medir 200 metros y desde allí se observan los picos volcánicos de la Payunia, el Dique El Nihuil, El Volcán el Nevado, entre otros.

El paisaje con desafiantes dunas de gran altura cambia de forma con gran frecuencia e invitan a vivir una experiencia única en vehículos de doble tracción, siempre junto a guías especializados y conocedores del terreno. Este lugar ha sido escenario de varias ediciones del Rally Dakar y del Desafío Ruta 40, es ideal para vivir una jornada de aventura.

Además de las travesías en 4×4 se puede disfrutar de momentos de diversión haciendo sandboard, estas dunas son el mejor lugar del país para practicar este deporte y por qué no tirarse en trineo también. Un momento mágico para disfrutar del lugar es el amanecer, al salir el sol pintará de color caramelo las dunas ¡ideal para fotografiarlo! ¿Te animás a emprender esta aventura?

 

Fuente: SerArgentino, por Exequiel Nacevich y Gabriela Saavedra y Mdz por Felicitas Oyhenart

Artículos Relacionados