image

Un día entre viñas y olivos: un relato de vinos y aceites

Vino y aceites

Una excursión gastronómica: sumergirse en deleites culinarios y sabores ancestrales envueltos en paisajes de montañas y alamedas, acequias mansas y tradiciones camperas, todo en un mismo día y en un mismo camino: la ruta del vino y del olivo en Maipú.

A donde vamos a comer? La idea original era comer algo rápido. Para poder recorrer bodegas. Uno de los folletos que conseguí en la casa de Mendoza fue una guía gourmet con restaurantes y bodegas. Yo había marcado algunos lugares, entre ellos el Restaurant de la Bodega Cecchin. La primera vez que fui a Mendoza, en una de las excursiones me llevaron a hacer el tour a dicha bodega, y me encantó, no solo el vino sino el hecho de que fueran orgánicos. En la guía figuraba, además, que tenia un restaurant y eso me llamó muchísimo la atención.

Nos costo un poco salir del Mendoza y encaminarnos hacia Maipú. Llegamos a Cecchin. El restaurant se llama: Bajo la Sombra, Grill. Que les puedo decir: Estas debajo de un nogal rodeado del viñedo. Sin palabras. Supusimos que nos iban a cobrar la vida. Era muy turista el ambiente. El menú, que incluía entrada, plato principal y postre finalmente no salía nada caro.
Nosotros elegimos la opción de carne con un puré de papas rustico que estaba realmente muy rico. Obviamente pedimos vino. De la cepa Graciana, que es una uva que solo trabajan ellos. Y de postre algunos nos pedimos la ensalada de frutas de estación con helado de mascarpone con dulce de leche (Espectacular!). Que les puedo decir de ese almuerzo? Fue una locura desde todo punto de vista! Nos reímos muchísimo, realmente lo pasamos muy bien, el lugar era increíble, un escenario de película. Buena compañía, buena comida, buen vino, excelente ambiente, las conversaciones desde las mas disparatadas hasta filosóficas. 100% recomendable.
Una vez que nos resignamos a tener que levantarnos y cortar con tan idílico almuerzo, fuimos directamente hacia el galpón donde sabíamos que se hacia la degustación y que se vendían los vinos.

Me traje un Graciana, nos encanto (nos tomamos dos en la comida) y para el grupo nos trajimos un Carignan que es la otra cepa “rara” con la que trabajan.
Después del espectacular almuerzo nos fuimos a la Olivícola Pasrai donde la degustación estuvo excelente. Todo el tiempo tuve la sensación de que yo ya había estado en esa olivícola… (de hecho recién me fije en el blog de Mendoza del 2008.. y efectivamente estuve ahí) pero no tenia recuerdos de que la degustación fuera tan completa…
4 panes: uno mojado en aceite extra virgen de puras uvas verdes que era bastante fuerte, otro que era una mezcla de verdes y negras, mas suave. Y luego los aceites saborizados: panes untados con pasta de aceitunas con aceite de oliva con no me acuerdo que especia JA! Y después unos pancitos con unos tomatitos secos con el aceite de oliva saborizado a albahaca, y pancitos solos con el aceite saborizado con orégano.

Sin demorarnos demasiado nos fuimos a la Bodega Di Tommaso. Que resulta que también tienen restaurant (cuando yo fui no tenia) es la bodega mas vieja de Mendoza.
Recorrimos la bodega. Nos contaron sobre la historia de Bodega, Esta muy bueno recorrerla ya que al ser la mas vieja de Mendoza es realmente interesante ver como eran las cosas allá lejos en el tiempo. Desde ese punto de vista recomiendo que esta bodega la visiten, ya que le suma mucho al camino del vino.
Después del tour hicimos la degustación. Estábamos todos muertos! Muuucho vino.

Degustamos 4 vinos. 2 Malbec (Crianza en Roble y Familia Di Tommaso), un Cabernet (Roble Premium), y uno dulce: Albina Di Tommaso Amabile es como un licor. Pero nos quedamos con la intriga del Malbec Roble Premium y como estábamos tratando de decidir que llevar, yo le comente que ya había ido a la bodega unos años atrás, y bueno, re caraduras con los chicos le comentamos, así, como si nada, que estaría buenísimo que en la degustación te hicieran probar los 3 Malbec, para poder hacer la comparación. Entonces nos dijo: “a ver si les puedo gestionar una copa”, y así fue. Nos trajo una copa que probamos entre todos, nos encanto y nos trajimos el Cabernet y el Malbec Roble premium.
No se ustedes, pero yo perdí la cuenta de cuantas botellas llevábamos!

Las rutas gastronómicas son nuestra especialidad, consultá aquí alternativas, horarios y tarifas y dedícate a gozar un día de refinados sabores!

Fuente: Blog de Mechiz