La Laguna del Diamante. Majestuosa. Épica. Mística. Mayestática. Un culto a la naturaleza. Cómo llegar y qué tener en cuenta para ir. 

La Laguna del Diamante tiene bien ganado su nombre. Algunos lo explican por la imagen romboidal (con forma de diamante) que se genera entre el volcán Maipo y su reflejo en las aguas de la laguna. Otros, simplemente, explican su denominación aduciendo que es la laguna que alimenta al río Diamante. Lo cierto es que, sea por lo que sea, se llama Laguna del Diamante y es realmente una joya, un verdadero diamante en la montaña.

Se ubica a 230 kilómetros de la Ciudad de Mendoza. Sin embargo, el camino para llegar a la laguna consume cerca de 4 horas, por lo menos. Es que es sinuoso y complicado. Se parte desde la ciudad de Mendoza en moto o camioneta. Si bien, cabe aclarar, que con paciencia muchos autos han sabido llegar también. Son 160 kilómetros por la ruta 40 hacia el sur. Ya ingresados al departamento de San Carlos se toma el desvío correctamente señalizado en dirección a la laguna. Desde allí son 70 kilómetros de camino de tierra y muchas piedras. Grandes, puntiagudas y siempre dispersas producto de las tormentas, las nevadas y los aludes.

Al cabo de unos 10 kilómetros debemos estacionar y pagar en Guardaparques el ingreso al predio. El precio es muy bajo. Desde allí el camino continúa, con tramos de línea recta y con trayectos de curvas y contracurvas que bien merecen el nombre de “caracoles”. Unos 20 kilómetros antes de llegar, comienza a asomarse el volcán Maipo. En ese momento ya hemos cruzado la presencia de guanacos y cóndores, atendiendo a una altitud de 3300 metros sobre el nivel del mar, y a solo 11 kilómetros del límite con Chile.

 

La laguna

Finalmente, se accede a la laguna. Inmensa. Enorme superficie y 70 metros de profundidad. Al ingresar se continúa por un camino perimetral hasta llegar al otro lado de la laguna, la costa oeste, podría referirse. Allí hay un puesto, se pueden comprar algunos víveres y, luego, seguir camino. Instalar la carpa y echarse a contemplar la naturaleza en persona.

Respecto a nuestro plan en el predio, si pensamos hacer algo de comer, se puede hacer fuego. De manera responsable y controlada. Sin embargo, hay que tener en cuenta el viento. Como todo terreno en altura y de montaña, el viento está a la orden del día. Por último, como recomendación, no dejen de contemplar de manera consciente la inmensidad del cielo durante la noche.

 

Pesca

Es común la presencia de pescadores en la laguna. Truchas y otras variedades de peces puede encontrarse en las frías aguas de este espejo de agua. Lo que sí es importante aclarar es que, si vamos a pescar, tenemos que pagar el permiso en Guardaparques, al ingresar al predio. Este podrá ser exigido si estamos pescando en la laguna y nos exponemos a una multa si no lo tenemos.

 

Trekking y Senderismo

El área natural protegida Laguna del Diamante ofrece variadas alternativas de caminatas con distintos niveles de dificultad. Desde las muy accesibles, cercanas al senderismo hasta las más avanzadas opciones de trekking. Se realizan durante la temporada de verano y todas comienzan en la zona de la Laguna del Diamante.

Sendero “Río Diamante”

Se trata de un sendero muy atractivo, de baja dificultad y de corta duración. Su recorrido total (3,5 km) demanda aproximadamente 1,30 h de ida y vuelta. La senda es fácil de transitar, apta para todo público, siempre por la margen izquierda del río (al Este), aguas abajo. Algunos tramos se transitan por sectores de vegas, por lo que se recomienda al visitante ser muy prudente y cuidadoso al pasar.

Sendero “Chimenea Nicanor”

Es un sendero con una dificultad de media a alta, de una longitud total (ida y vuelta) de aproximadamente 10 km, lo que demanda unas 5 hs. Se recomienda a personas con experiencia previa en caminatas en montaña.

Sendero “de Bahías” (hasta 3a Bahía)

Este sendero tiene un grado de dificultad media, con una longitud total aproximada de 5 km (ida y vuelta), lo que requiere de 2 hs. de caminata. Está habilitado a todo público y no requiere de experiencia ya que la pendiente es suave, con la única advertencia de cierta dificultad en el tránsito por ciertas partes a través de rocas grandes.

Sendero “Costa Laguna del Diamante”

Es uno de los senderos más frecuentados por los visitantes de esta área natural protegida. Su dificultad es baja, la pendiente suave, el terreno fácil de transitar, siendo su longitud total de 6,5 km aproximadamente, lo que demanda unas 3 hs. (ida y vuelta). Apto para todo público.

Sendero a “Placa a Henri Guillaumet”

Se trata de otro de los senderos más utilizado por los visitantes al área debido a su baja dificultad y a su corta longitud, que es de 800 m de ida y vuelta, lo que requiere aproximadamente de 20 a 30 minutos de caminata. El terreno es fácil de transitar y es apto para todo público.

Sendero Trekking “Ladera de Los Helados” (hasta Paso Maipo):

Trekking que une los pasos del Plomo, Amarillo y Oriental del Bayo.

 

Miradores

La característica principal de los miradores es que -además de poder acceder a ellos por la vía pedestre- también son accesibles en vehículo. Son excelentes lugares para desarrollar la actividad de Fotografía. La duración de la visita varía en cada uno de ellos.

Mirador Paramillos:

Desde aquí se obtiene la mejor vista panorámica de la Laguna del Diamante a los pies del Volcán Maipo con sus 5.323 metros de altura.

Mirador Laguna Barrosa:

Desde aquí se puede apreciar una vista completa de esta laguna, como así también la gran variedad y cantidad de avifauna del lugar. Se caracteriza por su color barroso (marrón) debido a que su fondo está formado por material arcilloso.

Mirador Ala Guillaumet:

Desde aquí tenemos otra vista panorámica de la Laguna desde un ángulo distinto, con el imponente Cerro Laguna (5.050 msnm) de fondo.

 

Fuente: Ser Argentino.com, por Exequiel Nacevich y areasnaturales.mendoza.gov.ar

 

Artículos Relacionados