[banners_zone id=102]

 

Potrerillos es un enclave turístico excepcional todo el año, pero en invierno, suma, a sus ya múltiples ventajas, la cercanía con los centros de esquí. En Potrerillos la nieve está siempre cerca, pero además la oferta de turismo aventura en todas sus facetas, la gastronomía local y hasta una cervecería artesanal, añaden atractivos para alojarse en sus cabañas desde cuyos ventanales el Cordón del Plata se observa en todo su esplendor.

 

Este invierno, Potrerillos es otra vez lugar de encuentro de visitantes provenientes de diferentes latitudes que llegan a pasar sus vacaciones de invierno frente a las vistas nevadas del Cordón del Plata.

Enclavada en la montaña en dirección a Chile, esta comarca turística está situada en un punto equidistante de la Ciudad y la alta cordillera. (párrafo destacado)

Ofrece actividades vinculadas a la nieve, al turismo aventura y a la buena gastronomía con numerosos alojamientos en cabañas, ubicados en los valles de El Salto y Las Vegas.

Familias, parejas y grupos de amigos deciden instalarse allí, porque es más accesible llegar hasta los centros de esquí y los parques de nieve. A la vez, camino a la ciudad, los viajeros encuentran bodegas, que realizan visitas guiadas y ofrecen almuerzos.

En la zona es posible realizar desde cabalgatas cortas y familiares, hasta excursiones de todo el día. Por su parte, las bases de turismo aventura están “a full” para desplegar una oferta que comprende: trekkings de diferentes grados de dificultad, complementados con rappel y tirolesa; el tradicional rafting sobre el río Mendoza (con trajes de neoprene) o el original canopy.

Hay otras opciones: mountain bike a orillas del lago o kayak en el dique Potrerillos. El “menú” se completa con restaurantes en las bases, para quienes optan por un momento tranquilo mientras el resto de la familia elige la acción y la adrenalina.

Pero la oferta gastronómica no termina allí. Tanto en la zona de El Salto como en Las Vegas es posible encontrar restaurantes, rotiserías y hasta delivery de desayunos en las cabañas.

Un lugar emblemático es la cervecería artesanal donde se puede degustar la cerveza negra, la lager o la diablo (roja), todas elaboradas con agua de montaña.

Como contraste de la aventura, un spa en plena montaña ofrece circuitos de relax que abarcan desde sauna e hidromasaje hasta tratamientos faciales a base de uva.

 

[banners_zone id=103]

 

A esquiar

Pero, además, Potrerillos es uno de los lugares turísticos más cercanos a dos de las tres pistas de esquí de Mendoza y a los parques de nieve.

Heliesquí Mendoza

Heliesquí Mendoza

 

El centro de esquí más próximo a los lugares de alojamiento en Potrerillos, es Vallecitos, situado en el mismo Potrerillos. Sólo hay que elevarse hasta los 2.900 metros sobre el nivel del mar, para llegar a sus pistas, donde se puede realizar esquí y snowboard. Hay pista de trineo, clases y guardería.

Tomando la ruta 7 en dirección al Oeste, se accede a Penitentes, un centro de esquí con 28 pistas combinadas donde también se ofrecen actividades para quienes quieren disfrutar de la nieve sin necesidad de esquiar. Se destaca el Tubbing Park, que consiste en una pista para gomones con medios de elevación, que funciona hasta las 21, con pista iluminada.

Como vecinos, se encuentran los parques de nieve, sitios más chicos que un centro de esquí, diseñados para principiantes y orientados a toda la familia, donde las tarifas son marcadamente más bajas.

Uno de ellos, Los Puquios inaugura esta temporada su rediseño y ampliación. Hoy cuenta con 11 pistas. para esquiadores principiantes e intermedios bajos. A la vez, hay tubbing (gomones especiales), otros juegos de nieve y un ámbito especial para los más chicos.

Otra opción es Aconcagua Park, otro parque de nieve con cuatro pistas: (tres de esquí para principiantes y novicios, y una pista de trineos). Hay también escuela de esquí para principiantes, con clases de dos horas. Los “maestros” también guían un trekking con raqueta al Parque Aconcagua. Es una actividad única en la provincia que tiene como escenario el área natural protegida que alberga al cerro más alto de América. La caminata, de 5 kilómetros, tiene una duración de 2 horas de ida y una de vuelta, y es apta para todas las edades. Una vez que llegan a la laguna de Horcones, que en estos momentos está congelada, celebran con un refrigerio de montaña.

Quienes ya estuvieron saben que no es necesario salir de Potrerillos para pasarla bien. Además de los trekkings y las cabalgatas por distintas zonas y de diferente grado de dificultad y la escalada en roca o nieve se puede descansar. Algunos dicen que no hacer es la principal actividad. Habrá que probar…

 

[banners_zone id=104]

 

Si tenés ganas de ir a la nieve sólo tenés que elegir tu centro de esquí o parque de nieve favorito y contactarnos…del resto nos ocupamos nosotros!

Fuente: El Santafesino

Artículos Relacionados