Los mendocinos y  turistas que ingresen al Museo del Área Fundacional experimentarán un viaje al pasado que se completará con más elementos de valor histórico, patrimonial y cultural que se sumarán a los ya existentes.

Además, este reordenamiento documental permitirá a quienes visiten el antiguo casco céntrico de la ciudad, contar con un bagaje más completo al momento de imaginar cómo era la vida en estas tierras en época de la colonia y cómo se inició el proceso de reconstrucción tras el terremoto de 1861 hasta el presente.

Es que conforme al proyecto de mejoras que el Municipio de Capital llevó adelante en el edificio (ubicado en calle Ricardo Videla, 5500) las autoridades pusieron en marcha un plan de renovación   museo gráfica, en el que las piezas  ya existentes fueron reordenadas, mientas que se sumaron nuevos elementos arqueológicos, derivados de los  últimos hallazgos en la vivienda que habitó José de San Martín, en calle Corrientes al 343.

Desde el punto de vista estructural, las mejoras, que se extendieron a lo largo de 6 meses en los que el edificio estuvo abierto al público, apuntaron a arreglar parte de la cubierta del techo de fibrocemento.  Ocurrió que debido al deterioro ocasionado por las últimas lluvias este material debió ser reemplazado por un sistema de chapa plegada.

El actual edificio donde funciona el museo fue construido en 1993 bajo la premisa de conservar y poner en valor  los restos de la antigua ciudad donde estaba emplazado el Cabildo (principal institución administrativa del gobierno colonial) y luego, el matadero y el mercado de frutas,  que fueron construidos sobre las ruinas del primer edificio.

El “mapa” de la antigua ciudad se completa desde el punto de vista patrimonial, con la Plaza Mayor (actual Pedro del Castillo), la Iglesia de la Merced, la casa natal de Merceditas, la Alameda y los conventos de dominicos, mercedarios y franciscanos de principios del siglo 19.

La última vez que las piezas arqueológicas fueron puestas en valor y ordenadas para ser expuestas fue en 2008. Ahora, el nuevo diseño, incluyó una renovación de los contenidos y se agregaron documentos. Pero la propuesta  también está pensada para acercar a los visitantes al pasado mendocino e incentivarlos a potenciar el valor del pasado como una construcción que se proyecta al presente.

Las visitas guiadas constarán de distintas etapas que se unirán en un recorrido más completo e ilustrativo. La primera, explicó Chiavazza, está  focalizada hacia las excavaciones arqueológicas donde se emplazó el antiguo Cabildo. “El argumento eje es mostrar que somos el resultado de nuestra interacción con el paisaje. De allí se desencadenan todos los procesos históricos de los que dan cuenta las piezas y lugares que han quedado del pasado”, reflexionó.

Lo que se pondrá en valor es una serie de piezas de carácter histórico que han sido recuperadas como parte del material que data de los siglos 19 y 20, entre ellos, vestimenta y zapatos antiguos. “Lo que se quiere es narrar una historia a partir de todo el material documental existente hasta ahora”, agregó el director.

Así, la aridez del clima y cómo desde la época prehispánica los habitantes de Mendoza buscaron adaptarse, es una de las temáticas se suman a la actual propuesta. En distintas salas, el circuito pone el acento en el proceso de fundación de la nueva ciudad después del terremoto del 20 de marzo de 1861, que destruyó casi todo lo que había en pie.

En otra sala, se da prioridad a los excavaciones más recientes en la que fuera la casa que habitó El General mientras desempeñó en la provincia el cargo de Gobernador Intendente de Cuyo hacia 1814.

Piezas y objetos anclados en la historia

Hoy a las 10, en la plaza Pedro del Castillo, el intendente de la Ciudad de Mendoza, Rodolfo Suárez encabezará el lanzamiento de la reapertura de este histórico espacio.

Horacio Chiavazza, director del museo del Área Fundacional, adelantó a Los Andes que el plan para reorganizar las piezas (dioramas, fotografías, objetos históricos y maquetas) que se encuentran en el museo contó con el aporte de un equipo interdisciplinario de investigadores y profesionales que se dedicaron a construir un recorrido  anclado a la historia y la cultura de los mendocinos, anclado a elementos centrales que hicieron posible la vida en una tierra de clima semidesértico. Uno de ellos, tal vez el principal, es el agua.

Fuente: Los Andes

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.