La Reserva Natural Caverna de las Brujas se ubica en el cerro Moncol a 1930 msnm, al Sur de la provincia de Mendoza, a 71 km de la ciudad de Malargüe.

A esta reserva se accede desde el Departamento de Malargüe, a través de la Ruta Nº 40, camino a la localidad de Bardas Blancas.

Es un área de gran belleza, donde el agua ha cavado profundas galerías subterráneas, tallando a su paso diversas formas muy singulares, tales como las estalactitas y estalagmitas.

Allí en la sala de la Virgen y Las Flores se encuentran amplios espacios abovedados donde el trabajo de milenios muestra curiosas formas.

Recorrer los pasadizos y galerías de esta enorme cavidad natural es una experiencia especial e inolvidable para toda la familia.

La Caverna de las Brujas fue descubierta en la década del ’40 (aunque se presume que fue habitada por los Pehuenches) y aún hoy encierra antiguos secretos en sus laberintos y galerías. Desde 1996 guardaparques de Recursos Naturales Renovables se encargan de su cuidado.

Guías de Malargüe son los únicos autorizados para acompañar a los visitantes proveyéndolos además del equipo necesario: cascos y linternas. Hoy se han acondicionado los pasajes más complicados con elementos de seguridad (como pasamanos y puentes) para que pueda transitar todo el año tranquilamente cualquier persona (salvo menores de seis años).

La Caverna cuenta con un moderno sistema lumínico que permite observar y disfrutar  su interior. El circuito habilitado a las visitas es de unos 400 metros, lo que implica unas dos horas de recorrido. 

La sala de la Virgen (donde las estalactitas han formado una figura que se asemeja a la santa imagen) es uno de los ámbitos más espaciosos, y el primer contacto con la caverna y lo desconocido. La Gatera le sigue en nuestro camino, y después de subir y bajar suavemente por ese terreno cortado por las piedras, se accede a otra sala conocida como de Los Derrumbes, por los bloques de piedra de considerable volumen que han obstruido parte del espacio.

Ahí se abren dos brazos: uno conduce a la Estalagmita Gigante y el otro hacia la Boca del Tiburón, donde encontramos una escalera de aluminio que nos permite llegar sin sobresaltos al lugar de Los Encuentros, paso previo a la sala de las Flores, donde se han desarrollado un tipo de estalagmitas parietales que asemejan a hongos o corales.

Hay sectores prohibidos al turista, como son las salas del Aislamiento, del Tigre, del Suspiro, y el Jardín de las Brujas que se ubican en distintos niveles. Existe, además, una fauna muy particular adaptada a vivir sin la luz solar.

LEYENDAS DE BRUJAS:

El nombre de la cueva probablemente procede de las supersticiones de los antiguos pobladores. Muchas son las leyendas tejidas entorno de esta caverna. Una de ellas cuenta que repetidas veces se acercaba a la cavidad, una madre con su niño en brazos y desaparecía. En su interior se escuchaban quejidos y lamentos. Otra versión reza que al caer la tarde y en la oscuridad de la noche, se veía una luz intensa en su puerta, que dejaba ver en su interior innumerables sombras y cantos de brujas en pleno ritual.

La visita a las entrañas de la tierra, en esta maravillosa cueva, será una experiencia inolvidable para todos.

A tener en cuenta:

  • Solicitar turno en dirección de turismo al menos 48 hs antes
  • Llevar ropa cómoda, pantalón largo, suéter y zapatillas, temperatura aproximada 10° y alta humedad.
  • Niños de 1 a 3 años no se permite el ingreso a la caverna, de 4 a 6 ingreso permitido solo a Sala de la Vírgen.
  • Mayores de 7 a 12 años realizan el recorrido completo.

(se recomienda de todas formas hacerlo con niños de 9 años en adelante, ya que los más pequeños pueden sufrir claustrofobia, miedo a pasos estrechos, escaleras con alturas y hasta frío en el interior)

  • Se ingresa con  guía profesional en grupos de nueve personas.
  • Duración del recorrido equivalente a 2 horas.
  • Distancia total desde la ciudad de Malargüe 75 Km.
  • No recomendable para gente que sufre vértigo, claustrofobia, presión arterial, artrosis. problemas cardíacos, obesidad.
  • Se debe presentar documento de identidad en Caverna, para cumplimentar requisitos de ingreso y seguros.
  • Los Ingresos están sujetos a condiciones climáticas (Viento, lluvia, nieve)

El espeleoturismo nos introduce en las entrañas de la tierra, un viaje a lo Julio Verne que nos lleva a descubrir espacios llenos de magia y colores…no dejes de vivir esta experiencia recorrerriendo esta hermosa caverna donde el paso de los milenios quedó grabado en caprichosas formaciones. Consúltanos!

Fuente: Rumbo Familiar

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.