Desde su fundación, en 1885, Bodega La Rural ha sido reconocida por la extraordinaria calidad y carácter de sus vinos, junto a la singular circunstancia de contar en su propiedad con el Museo del Vino más significativo existente en la región latinoamericana.

Desde su fundación, en 1885, Bodega La Rural ha sido reconocida por la extraordinaria calidad y carácter de sus vinos, junto a la singular circunstancia de contar en su propiedad con el Museo del Vino más significativo existente en la región latinoamericana.

Los 4.500 elementos expuestos -maquinaria, accesorios, mobiliario y vehículos que reflejan la historia de la industria enológica- brindan a los concurrentes una clara visión sobre cómo era llevado a cabo el proceso de elaboración del vino a lo largo de los años.

Visitas guiadas. Los paseos en el Museo pueden realizarse de lunes a sábado y feriados, de 09:00 a 13:00 y de 14:00 a 17:00. Las visitas guiadas -en español y en inglés- se realizan cada 30 minutos; en tanto, los días festivos dan comienzo cada hora. El recorrido permite conocer las instalaciones del Museo, las bodegas y las salas de degustación con una duración aproximada de 45 minutos.

Visitas programadas. También se puede organizar la concurrencia programada de grupos de visitantes. Para ello, se encuentran disponibles opciones especiales que permiten la realización de distintos formatos de actividad (degustación, almuerzo, cena, seminario).

Museo Del Vino. Dentro del predio de la finca se encuentra el Museo del Vino, en la que fuera casa familiar de don Felipe Rutini, fundador de Bodega La Rural en 1885.

El resultado de contar con esta prestigiosa colección, única en América Latina y una de las más importantes del mundo en su tipo, es fruto de la tarea emprendida por el doctor Rodolfo Reina Rutini -nieto de don Felipe- quien durante años dedicara sus esfuerzos a reunir todas las herramientas, utensilios e instrumentos relacionados con la vitivinicultura local que se hallaban en desuso u olvidados.

El valioso testimonio de la época en que se gestó la industria vitivinícola nacional continúa vivo en estos objetos que, de hecho, constituyen un homenaje permanente a todas aquellas personas que forjaron el origen de la actividad.

La colección del Museo del Vino suma 4.500 piezas originales y está conformada por máquinas, carruajes, lagares, prensas, herramientas de tonelero, recipientes de barro cocido de la época colonial, vasijas de roble, bombas y moledoras, libros, catálogos enológicos, elementos de laboratorio, botellas y un sinnúmero de otros enseres.

El lugar es visitado a diario por cientos de turistas argentinos y extranjeros, estimándose que anualmente se supera la cifra de 66 mil visitantes. En un cálido wine bar -al que rodean antiguas y enormes cubas de roble- se pueden degustar las diferentes líneas de vinos de la bodega. También en ese espacio abierto al público suelen organizarse muestras artísticas, en especial de creadores locales.

Horarios. El Museo del Vino está abierto de lunes a sábado y en días feriados, de 09:00 a 13:00 y de 14:00 a 17:00. El domingo permanece cerrado.