Caminar, correr, trepar, pedalear, deslizar, cabalgar y acelerar en actividades de turismo aventura, que se pueden hacer en familia y particularmente con niños.

Mendoza es un destino turístico y está llena de opciones. A continuación, varias alternativas para pasarla muy bien en familia.

 

Movimiento en Blanco Encalada

Esta villa cordillerana tiene lo suyo en materia de Turismo Aventura todo el año.

 

“Blanco Encalada, Sierras de Encalada y Cacheuta son las principales receptoras de turismo familiar”, comenta Jésica de la empresa Xnoccio con base de actividades Ruta Provincial N° 82 Km 25,7. 

 

Las actividades serán variadas. Por ejemplo ofrecen la propuesta de un rafting familiar, en el que pueden participar niños desde 5 años. Se recorren 5 km de distancia en el río lo que toma unos 50 minutos. Trajes y botas de Neopreno, para que nadie pase frío, chaquetas, chaleco y casco, para no correr riesgos y a divertirse.

Las cabalgatas, por su parte, duran una hora y son aptas para niños desde los 10. El nivel de dificultad es medio, pero no se requiere experiencia previa.

Los circuitos de trekking ascienden hasta la cumbre del «Cerro Mirador» partiendo desde la Quebrada de la Vírgen, punto desde el que se puede observar el imponente Cajón de Cacheuta. La dificultad es entre media y baja y es apto para niños desde los 10 años.

En el puente colgante de Cacheuta es la cita para los que se animan al rappel aéreo, descenso desde una altura de 15 metros (desde los 12 años). Los mayores de 13 años pueden hacer allí tirolesa.

 

Al galope por Lunlunta

La gente de Rancho Viejo propone para estas vacaciones cabalgatas por Lunlunta y marchan por anchos callejones de Malbec y Cabernet, recorren olivares, y pasean entre las grandes arboledas de Eucaliptos. En el periplo también cruzan el río Mendoza y llegan hasta las Barrancas.

 

Velocidad en Potrerillos

Las salidas en cuatriciclos son un clásico en Potrerillos e inclusive se pueden desarrollar cuando hay nieve, lo que le aporta un plus de diversión. Los prestadores de servicios aseguran que es una experiencia muy linda para disfrutar en familia. En cada vehículo, que es automático y de fácil manejo, puede ir un adulto y un niño.

Un dato a tener en cuenta es la gran variedad de cabañas, para los que prefieren pasar un par de días en las villas cordilleranas.

 

Fuente: Los Andes

 

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.