Incertidumbre sobre las vacaciones y restricciones a los viajes coartan la reactivación, alentando las cancelaciones. ¿Priorizan vacunas antes que el PreViaje?

Tras el “veranito” del turismo nacional durante las vacaciones y pese al reciente boom de los viajes al exterior –principalmente a Estados Unidos para vacunarse–, que oxigenaron las economías de algunas empresas, el sector privado comienza a cargarse de ansiedad y urge por una reactivación turística con pandemia.

Apostando al progreso del calendario de vacunación, los empresarios insisten en un pronunciamiento favorable para que el turismo tenga sus vacaciones de invierno; así como reclaman por una previsibilidad que permita que los negocios no se sigan sulfatando.

Calificando los esfuerzos económicos estatales como insuficientes, los profesionales advierten que, si perseveran las amenazas sobre la temporada, la postergación de la apertura de las fronteras y las inflexiones en las restricciones a la circulación, “matarán a la gallina de los huevos de oro”.

¿Qué asistencias necesita el sector para sortear la crisis?

Si hiciéramos nubes de palabras con los auxilios que demandan los empresarios, sobresaldría –por escándalo– el concepto “Trabajar”.

“La mejor ayuda que el Gobierno nos podría dar sería que abran los aeropuertos del interior para poder generar ingresos genuinos”, explicó Juan Toselli, presidente de Juan Toselli Intl Tours, para recalcar que su mayor preocupación es que si no se actualiza el cuadro aerocomercial internacional se involucionará unos 40 años, cuando la única puerta al exterior era Ezeiza.

En sintonía, Ivan Topolevsky, director de King Midas Tour Operator, reconoció que algunas compañías aéreas están levantado rutas a nuestro país, y las posibilidades de llegar más directo a los destinos puede alcanzar una mayor complejidad. “En los últimos 10 años, las redes y los hubs se han desarrollado para conectar casi al mundo entero, por lo que en la pospandemia, al destino exótico que el pasajero quiera visitar, seguramente le conseguiremos una ruta”, tranquilizó.

A su turno, Claudio Palacios, director de Juliá Tours Argentina, exhortó por el progreso del calendario de vacunación; mientras que Claudio Fernández, presidente de Leisure Express, reconoció que la mejor asistencia del Gobierno sería abrir las fronteras y levantar las restricciones de los viajes al exterior.

Indicando que las asistencias, en general, fueron paliativos en relación con el impacto de la pandemia, los empresarios además confían para paliar la crisis en: la quita del impuesto PAIS, la reducción impositiva en su totalidad y créditos blandos a tasa 0.

Vacaciones: ¿Quién o qué frena la reactivación turística?

El común denominador de los empresarios coincidió en que la reactivación turística está estrictamente relacionada con la posibilidad de contar con un escenario de certezas respecto al turismo nacional e internacional. Además, solicitaron al Gobierno la previsibilidad para los vuelos al exterior.

“La incertidumbre impacta directamente en el corazón de cualquier negocio que se relacione con este tipo de experiencias”, reflexionaron, y vaticinaron: “La vacunación en los destinos y de la población, impulsarán los viajes ”.

Desde Amichi detallaron que por la demora en la confirmación de la temporada se cayeron más del 60% de las ventas; al tiempo que en TTS Viajes el panorama es similar. “Tenemos actualmente muchos pasajeros con viajes en junio y julio que no pueden viajar porque se cancelaron los vuelos”, comunicaron.

Reconociendo que esperaba un escenario diferente para la temporada de invierno, Toselli remarcó que “la amenaza de suspensión de las próximas vacaciones de invierno ha frenado en seco casi todas las operaciones que veníamos cotizando”.

Gisela Passarelli, directora de Mega Travel, admitió tanto el turismo nacional como internacional están prácticamente parados por la incertidumbre. “La gente no puede organizarse y no quiere arriesgarse a tener que perder o cancelar el viaje”.

Desde Aero ratifican que el deseo de viajar sigue intacto, pero reconocen que el reinicio está condicionado por: el temor al riesgo de contagio; el miedo a las restricciones intempestivas; y la pérdida del poder adquisitivo.

Turismo de vacunación, ¿un negocio en declive?

El turismo de vacunas es un fenómeno social y político que consiste en la vacunación contra el Covid-19 en países distintos al de residencia, y del cual los argentinos no están exentos.

“Estados Unidos volvió a ser un imán para el pasajero nacional”, sentenció Toselli; así como Pablo Aperio, gerente general de TTS Viajes, enfatizó que se trata del destino más buscado por la oferta debido a la seguridad y confianza que brinda.

“El turismo de vacunación disparó el exhortativo”, dijo Fernández, para seguir: “Este producto nos permitió recuperar un 50% de la facturación registrada en octubre de 2019”.

Sin embargo, reconoció que la demanda para este producto se contrajo en los últimos días por el avance de la vacunación en el país.

En otro sentido advirtió: “El Consulado de Estados Unidos en Argentina debe rever su funcionamiento. Es inadmisible que den turnos para renovar o sacar visados para dentro de 10 o 12 meses”.

Por su parte, Facundo Carassale, director comercial de Aero, indicó que el cliente prioriza los destinos que tienen menos restricciones para recibir pasajeros. “Miami es lo más solicitado, y ahora se abren nuevas opciones como Nueva York y la Costa Oeste ”, pero adelantó: “Para el Caribe la demanda es creciente y los gobiernos intensifican las políticas para dar seguridad a los viajeros”.

Facundo Martino, gerente comercial de Trayecto Uno, reconoció que tuvieron un boom de ventas para vacunarse en Estados Unidos; al tiempo que añadió: “El pasajero también quiere ir a Europa, pero ya sea porque no tiene el pasaporte comunitario, haya menos vuelos o no esté vacunado, elige viajar a Estados Unidos o el Caribe”.

Afirmando que la demanda está en Estados Unidos, Palacios reveló que esto responde también a la oferta aérea disponible, aunque sostuvo que tanto el Caribe como Europa tendrán sus picos en las próximas semanas. “Hay muchos viajes contratados para estos destinos y a medida que liberen los vuelos, la gente viajará”, declaró.

Ambiciones y realidades del turismo sostenible en Argentina

Que el turismo natural, activo y al aire libre serán los productos vedettes en la pospandemia no es novedad. Tampoco sorprende que Cataratas del Iguazú, Mendoza, Córdoba, El Calafate o Bariloche sigan entre las prioridades de los pasajeros.

Sin embargo, son varios los interrogantes respecto a que sucederá con los escenarios naturales emergentes, cuya promoción es exponencial con relación a su desarrollo turístico.

Más allá de las cuestiones de logística y conectividad en torno a destinos naturales aledaños a Parques Nacionales o Reservas, las dudas comienzan respecto a la posibilidad de si estos emergentes destinos de naturaleza podrán cumplir con las necesidades y exigencias de la demanda incipiente.

El “nuevo turismo natural”, ¿teoría o realidad?

“La demanda por productos naturales es alta y hoy solo tenemos preparados a los destinos troncales para afrontar este caudal de público”, reconoció Rodolfo Améndola, director general de Amichi Viajes, quien agregó: “La oferta en otros destinos sufre por la falta de infraestructura, servicios y el profesionalismo”.

En línea, Gisela Passarelli, directora de Mega Travel, señaló que los destinos emergentes serán una gran alternativa para los clientes con ganas de experiencias nuevas; aunque aclaró: “Este producto no es para todos. Hay lugares muy poco desarrollados. Por el momento, la oferta puede contener a los pasajeros interesados”.

Por caso, Carassale detalló que el proceso de selección de un destino para que éste sea rentable lleva un tiempo y una inversión para poder posicionarlo y satisfacer las expectativas de los visitantes.

“Las necesidades de la pandemia van a generar viajeros más exigentes, porque su seguridad es la que estará en juego”, opinó, para añadir: “Creo que pensar en que será suficiente con promocionar un espacio abierto al aire libre y con una infraestructura precaria, pensando en que las personas sólo quieren escapar de la ciudad o de las multitudes, es un error”.

En línea, Martino recordó que, durante las fechas de alta, en las zonas de los Parques Nacionales hay servicios terrestres, hotelería y conectividad que colapsan.

Aseverando que la pandemia vino a traernos una gran lección de sustentabilidad, tanto a consumidores como a la industria, Topolevsky bregó por la regulación del turismo masivo desde estructuras basadas en estudios ecológicos, ambientales y reducción de daños.

PreViaje II, lo urgente y lo importante

Advirtiendo similares problemas, preocupaciones y limitaciones para operar y sortear la crisis que las mayoristas, las agencias de viajes celebran el anuncio de una pronta reedición del PreViaje pero revelan otras prioridades.

Con un 15% de facturación respecto al mismo período de 2019, Gustavo Di Mecola, presidente de la Asociación Salteña de Agencias de Turismo, indicó que el mercado necesita en forma urgente de este incentivo; así como de mayores asistencias económicas y créditos blandos.

Sin margen de error, desde Tucumán, el titular la Asociación Tucumana de Agencias de Viajes y Turismo, Fernando Mignone, señaló que el sector urge de la confirmación de las vacaciones de invierno. “Precisamos del tráfico turístico nacional. Hoy tenemos habilitado solo el turismo interno y nos encontramos con muchas empresas vendiendo el mismo producto a una demanda acotada”, explicó.

Manifestando que la realidad de muchos colegas fue sobrevivir a costa de los ahorros y vendiendo sus bienes, Eduardo Andía, dueño de Gora Turismo (Mendoza), sostuvo que un auxilio real sería eliminar los impuestos municipales, provinciales y nacionales. “Si quieren incentivar las ventas deben levantar las restricciones. Tenemos una temporada sin concreciones. El pasajero ni siquiera se anima a reservar un viaje porque no sabe si podrá viajar”, sentenció.

Por su parte, Rubén Martínez, presidente de la filial de Faevyt en El Calafate, sostuvo que antes de pensar en el PreViaje, el Gobierno debe salvar a las empresas. “Las agencias receptivas están en estado terminal”, mencionó, para demandar: “Es prioritario acelerar el proceso de vacunación y la apertura de fronteras ”.

Desde el sur, Ezequiel Barberis, titular de la Asociación de Agencias de Viaje y Turismo de Bariloche, detalló que el PreViaje pasado significó un 25% de venta de servicios para este invierno, y comentó que hay reprogramaciones. “La actividad turística en Bariloche, prácticamente, no está trabajando, y necesitamos volver a los valores de asistencias económicas similares al ATP”, expuso.

A su turno, José González, presidente de la Cámara de Turismo de Córdoba, exhortó para que no se dilate el lanzamiento. “Debe ser presentado y promocionado con intensidad”, dijo, para subrayar: “El PreViaje tiene que disponer de los fondos suficientes para que toda la cadena de comercialización turística se vea beneficiada”.

Tras denunciar que las ayudas fueron a “cuentagotas”, desde Avaece solicitan trabajar con previsibilidad. “Las restricciones de circulación no son el problema, sino que no podemos vender con certeza de que el viaje se realizará”, comunicaron.

El rebrote de las reprogramaciones, y ¿devoluciones?

“Cada DNU es un golpe para el sector”, denunciaron los empresarios, para revelar que con cada anuncio del Gobierno la demanda se contrae, y comienza la ingeniería para sostener las operaciones.

“Con la decisión administrativa que establecía nueve días de confinamiento, se me cayeron el 100% de las ventas, de las cuales la mayoría se pudieron reprogramar”, declaró un referente; mientras que un colega graficó: “A esta altura solemos tener vendido un 70% de la temporada de invierno. En 2020, y por la pandemia, el número de paquetes cerrados rondaba el 25%. Hoy la cifra es nula y responde a que las autoridades aún no se pronunciaron a favor de las vacaciones de invierno ”.

Lo concreto es que regresó el fantasma de las cancelaciones; así como las reprogramaciones con una limitada oferta aérea y los problemas por las devoluciones con proveedores que, no solo ya se “comieron” las ganancias, sino que no cuentan con el dinero para afrontar los reembolsos.

En este orden, Faevyt acusa que las aerolíneas deben reembolsar tickets en 30 días, pero demoran hasta ocho meses. Pide la intervención del Gobierno.

El deseo de viajar se mantiene firme

La cuarta edición del estudio “ Consumo y Turismo ”, realizada por el Estudio Singerman & Makón, reveló que las prioridades de consumo cambiaron y el rubro “Viajes y el Turismo” no está en el podio de las preferencias de consumo de los argentinos. Sin embargo, el deseo de viajar se mantiene firme y la mayoría de los encuestados piensan movilizarse en un periodo menor a un mes. La seguridad sanitaria y los productos de naturaleza, están entre los más codiciados.

Fuente: Ladevi
25/06/2021