Paisajes impactantes, aire limpio, cordillera y vinos top. ¿Qué mejor plan? En esta producción, bodegas que vale la pena visitar.

 

Turismo y vino en Mendoza conforman un solo concepto: según datos oficiales, durante 2018, las casi 150 bodegas abiertas a visitantes que hay en la provincia recibieron a más de 1,1 millón de personas.

Y este verano 2020, con un nivel de reservas por encima del 70%, las proyecciones son más que positivas. En este recorrido te proponemos conocer cuatro bodegas que hacen algo más que elaborar vinos: ofrecen experiencias. ¡Descubrilas!

 

Domaine Bousquet (Valle de Uco)

En Gualtallary, en el Valle de Uco, se encuentra Domaine Bousquet, una de las mayores bodegas orgánicas de la Argentina y que ofrece un amplio abanico de alternativas para quienes la visiten.

Lo primero que deberías conocer es su restaurante Gaia, que permite almorzar frente a una postal única: el Cordón del Plata.

Desde la bodega explican que el restaurante propone una cocina de autor, que hace honor a la filosofía de la bodega: combinar los productos de la tierra en platos que reflejan la gastronomía europea y la cocina tradicional argentina.

Si la idea es optar por algo más relajado, entonces hay un picnic en el parque, que incluye visita la bodega.

Si querés aprender más sobre vinos, podés optar por las diferentes degustaciones que ofrece Domaine Bousquet, y que van de tres a cuatro etiquetas y de diferentes categorías. También hay una degustación «3 estilos», donde se maridan tres vinos diferentes con una tabla de fiambres.

 

Las alternativas que ofrece la bodega son múltiples. Con reserva previa se puede hacer una degustación gourmet de vinos y chocolates; jugar a ser enólogos por un día, participar de una clase de cocina, sumarse a un safari fotográfico o realizar una cabalgata. En este último caso se recorren los viñedos a caballo, se visita la bodega y luego se disfruta de un almuerzo de cuatro pasos. 

 

Andeluna (Valle de Uco)

Desde Andeluna, también ubicada en Gualtallary, Valle de Uco, señalan que, para este verano, delinearon un programa turístico completo de propuestas gastronómicas y actividades pensadas para disfrutar en familia, pareja o con grupos de amigos en un entorno especial, con el marco de un paisaje de belleza natural, entre viñedos y la Cordillera de los Andes.

El restaurante de Andeluna tiene capacidad para 30 personas, un living y la cocina abierta.

«El estilo gastronómico nace de la Cocina Argentina, con ingredientes regionales, recetas que nacieron con el cruce de fórmulas de inmigrantes y autóctonas. Los productos que se utilizan, en su mayoría, son orgánicos provenientes de una huerta ubicada a 5 Km de la bodega, cuidadosamente seleccionados», señalan.

Se puede optar por el menú de 6 pasos de estación, todos maridados con vinos de la bodega, el menú criollo de tres pasos o el «menú en los sillones», que se puede disfrutar en el exterior.

 

Además, durante las vacaciones vas a poder participar de diversas experiencias, como «El juego del blend», durante la cual vas a poder crear tu propio vino a partir de varietales Malbec, Cabernet Sauvignon y Merlot; y, además, diseñar tu etiqueta, ponerle un nombre y llevarte la botella. 

 

También hay clases de cocina que pueden compartirse en familia: mientras los chicos elaboran panes, muffins y cupcakes, los padres aprenderán diversas técnicas, mientras disfrutan de una copa de vino en cada etapa de la clase. El valor es de $9.600 para un grupo familiar (incluye menú de seis pasos para los adultos e infantil) o de $5.500 por persona (también incluye menú de seis pasos).

Además, hay diversas degustaciones, algunas de las cuales se brindan en la cava subterránea (desde $970 a $2.480 por persona).

 

Susana Balbo Wines (Luján de Cuyo)

Si andás por Agrelo, en Luján de Cuyo, muy cerca de la ciudad de Mendoza, entonces tenés que conocer Susana Balbo Wines. Pegada a la bodega está el restaurante, que originalmente usaba como casa la familia, así que vas a encontrar un lugar cómodo y acogedor y a un par de metros de los viñedos.

Si querés arrancar con las degustaciones, vas a tener tres opciones, una de ellas es la Degustación Alta Gama, que incluye cinco etiquetas, entre las que se encuentra “Nosotros”, el vino tope de gama de la bodega.

 

También, podés participar de diferentes experiencias, como «descubriendo el maridaje», durante la cual vas a poder degustar cuatro vinos con cuatro sabores diferentes; o «Blend Art», un juego donde vas a poder crear tu propio corte a partir de vinos varietales. También vas a poder disfrutar de diversas clases de cocina. 

 

Si tu plan es quedarte a almorzar, entonces tenés tres buenas propuestas en Osadía de Crear, el restaurante de la bodega: «Km 0», un menú de tres pasos elaborado a partir de ingredientes de la huerta propia y de productos locales, acompañados por vinos de la línea Susana Balbo Signature. «Argentina de la Cordillera al Mar», en tanto, consta de cinco pasos con sabores de la Costa, Patagonia y Norte Argentino e incluye vinos de la línea Signature y Benmarco. También, está el asado típico, donde se sirven cortes de primer nivel, con tabla de quesos y fiambres y embutidos.

 

Rosell Boher Lodge (Luján de Cuyo)

Rosell Boher Lodge está en Agrelo, en una finca de 40 hectáreas, donde cuentan con viñedos propios.

 

Cuenta hoy con un guest house de 3 habitaciones, y 11 Casas de Viñas (8 recientemente inauguradas con sus propias cavas subterráneas), hogar, jacuzzi y fogón individual en cada terraza. 

 

La propuesta de la bodega para parejas incluye cuatro noches de alojamiento con desayuno, una cena de tres pasos con vino incluido, cabalgata por los viñedos y una degustación de espumosos en la cava (la bodega se especializa en burbujas).

Además, desde Rosell Boher Lodge brindan actividades para toda la familia, incluyendo a los más chicos, entre las que se destacan circuitos para trekking, running o paseos en bicicleta.

El restaurante, que fue reconocido como el mejor del mundo en bodegas, ofrece menúes especiales que cambian día a día, para maridar con vinos y espumantes de la bodega.

Además, para quienes quieran hacer su propio asado, el equipo del Lodge, facilita absolutamente todo para concretarlo; desde la leña y el carbón, hasta los productos necesarios.

 

Fuente: iProfesional, por Vinos & Bodegas

Artículos Relacionados