Mendoza se encuentra en centro – oeste del país en la región de Cuyo.  Su estratégica ubicación la hace paso obligado para llegar a la capital chilena por tierra.

La ciudad de Mendoza fue fundada en 1561 en el lugar donde ya había un asentamiento incaico con una red de distribución del agua de deshielo que operaba a lo largo de un siglo.  Un terremoto, en 1861, destruyó por completo la ciudad, reconstruida de acuerdo a nuevas pautas de urbanismo donde el eje principal sería la Plaza Independencia y a su alrededor las cuatro plazas satélite con los nombres de Chile, Italia, España y San Martin.  Durante mucho tiempo, su característica principal fueron las acequias (no apta para distraidos), la sombra de tantos árboles que de ellas se alimentan (la consigna fue plantar uno cada 10 habitantes) y la limpieza que con tanto esmero mantenían los vecinos en sus veredas.

 

Hoy se suma además su cultura, su historia, la posibilidad de ver donde se produce el mejor Malbec, sacarse una foto con el «techo de América» (el Aconcagua), ver en vivo el hotel emblema de las botellitas del agua mineral, caminar por cuevas haciendo minería, visitar un familiar, cruzar la cordillera de los Andes y combinar con Santiago de Chile, sus paisajes de colores y su gente. Perfectas excusas para conocer esta hermosa región de nuestra Argentina.

 

¿Cómo llegar?

Ya sea llegar en avión o inciar la travesía en el auto, parada de la ruta 40, a caballo cruzando los andes desde Chile o en combinación con San Rafael o la capital del país vecino, son muchas las formas de llegar y de buen acceso.  Desde Buenos Aires son aproximadamente 1180 km.

 

¿Cuándo ir? El Clima

El clima de Mendoza es semiárido tirando a semidesértico en la ciudad donde el agua debe ser llevada desde las montañas por modo de tuberías y conductos denominadas acequias y sirven para poder regar de manera artificial todos los arboles de la ciudad y plantaciones de los alrededores. Las precipitaciones son escasas y se concentran durante el verano donde suele haber tormentas de gran caudal. Durante el invierno no suele nevar más de una vez en el centro de la ciudad gracias al calor producido por el transporte mientras que en las afueras las nevadas son más frecuentes. El frio del invierno es seco.

 

En verano es la época ideal para hacer escalada, trekking y actividades al aire libre.  Invierno invita a todos los amantes del ski y la primavera y el otoño es la mejor época para visitar videños.

 

¿Dónde dormir?

Encontraremos multiplicidad de opciones para alojarnos desde sencillos albergues y hosteles hasta elegantes 5*.  Para los amantes de la tranquilidad existe la posibilidad de alojarse en las bodegas junto a los los viñedos con la posibilidad de participar en actividades allí mismo como en la época de la cosecha, degustaciones, paseos en bicicleta, etc.

 

¿Qué hacer?

La ciudad invita a quedarse y caminarla, visitar su parque y su centro histórico.  Los viñedos invitan también a alojarse cuidando el ambiente natural y rodeados de pura naturaleza y el marco de la Cordillera de los Andes.

Principales excursiones:

City tour:  Interesante visita que puede realizarse a pie o contratando la excursión y nos llevará en principio a la zona fundacional que cambio su sede después del devastador terremoto de 1861. Allí hoy podremos ver los restos  de la Iglesia de San Francisco (hoy apuntalada para que no se termine de caer) y el Museo del Área Fundacional que cuenta la historia de la ciudad desde sus inicios pudiendo también ingresar a una cámara subterránea donde aún se conserva la fuente original de la plaza. La visita continúa por el nuevo Centro Cívico, la plaza de la Independencia, recorrido de la elegante Avenida Civit llena de restaurants y que finaliza en el Parque General San Martín, arbolado por Carlos Thays en 1897 y sede de la Fiesta Nacional de la Vendimia. Por un camino lateral se puede acceder al Cerro de la Gloria con el monumento al ejército de los andes.

 

Visita a las bodegas: Estos circuitos suelen desarrollarse en los departamentos de Luján de Cuyo y Maipú. Habitualmente se suele visitar una bodega de producción con técnicas más artesanales y otra con utilización de mayor tecnología. Los tours van acompañados de expertos que explican desde el proceso de siembra, cosecha, elaboración, conservación y envasado. Por último se le ofrece al visitante la posibilidad de realizar una degustación comparando las diferentes cepas que cada bodega ofrece para poder luego pasar por el local y comprar alguna botella para llevar de recuerdo.

 

Excursión de Alta Montaña: Esta excursión suele desarrollarse durante todo el día. Luego de bordear un rato el Río Mendoza se llega al embalse Potrerillos donde los mendocinos suelen pasar sus fines de semana realizando pic-nic y actividades náuticas.  El recorrido avanza visitando las localidades de Uspallata y Picheuta mientras la precordillera nos acompaña a la par de la ruta con sus cientos de colores y formas. La excursión realiza también una parada en el centro de ski Penitentes, con tiempo para tomar la aerosilla y luego en Puente del Inca para conocer uno de los extremos más australes hasta donde llego esta cultura indoamericana. Una de las paradas más llamativas es en un mirador natural donde las montañas se abren para dar paso a una primera fila al «techo de america» el Cerro Aconcagua con 6959 m.s.n.m.  La última parada (si el clima lo permite) es ascendiendo hacia el paso Cristo Redentor a 4200 m.s.n.m, en plena frontera con Chile.

 

Rafting: Interesante alternativa apta para todas las edades. Nos dirigimos al embalse de Potrerillos, justo donde el Río Mendoza se pone intenso y nos ofrece una aventura nivel III. Allí nos brindaran todo el equipamiento necesario (trajes de neoprene, chalecos y cascos) y previo entrenamiento, un guia especializado nos acompañará a esta aventura donde la diversión está garantizada!

 

Villavicencio: Es un recorrido por la zona pre cordillerana, transitando la antigua ruta 7, que antiguamente guiaba al cruce con Chile.  Se visita también el ingreso a la Reserva Natural Villavicencio y se hace un recorrido por los jardines del antiguo hotel termal que hoy está cerrado. Esta reserva alberga riquezas culturales, arqueológicas y naturales, con 256 especies de mamíferos, insectos y reptiles. Se puede obtener una vista impactante desde el mirador de los Caracoles.

Esta excursión también puede combinarse con la visita a la mina de Paramillos si se cumple con un mínimo de visitantes.

 

Ciudad Fantasmal y Mina de Paramillos: Esta visita es muy recomendable combinarla cuando se visita la zona de Villavicencio dado que se puede llegar avanzando por el mismo camino y luego volver por la zona de Uspallata y Potrerillos.  Se visita un antiguo asentamiento Jesuita minero que data del siglo XVII. Primero se recorren las ruinas de lo que fue el pueblo y luego se ingresa a la antigua mina provistos solamente por la luz que proviene del propio casco.

 

San Rafael y el Cañon del Atuel: Se puede tomar como excursión de día completo pero resulta bastante cansadora porque entre ambas ciudades hay 233 km. El recorrido abarca principalmente la visita al Cañón del Río Atuel, de impactante belleza paisajística. La visita puede complementarse con un rafting de nivel I-II en el río ambientado con aventura y mucho humor por parte de los guías por tratarse de un tramo muy tranquilo.

 

Recomendaciones

* Destino ideal para familias con actividades para todas las edades!

* Muy interesante poder realizar este recorrido ya sea con vehículo propio o alquilado en pos de realizar los trayectos con tiempos personales y paradas elegidas a medida!!.

* Durante el mes de marzo se realiza la Fiesta anual de la Vendimia que convoca a gente de todo el país y, por supuesto, las tarifas en esas fechas son mucho más altas que el resto del año.

* Para aquellos amantes de las compras vitivinícolas, algunas compañías aéreas permiten embarcar como equipaje de mano 1 caja de vinos en cabina.

* Planificar el viaje con tiempo!!!! Las posadas suelen estar con alta ocupación los fines de semana largos.

* Infaltable el repelente de mosquitos y el protector solar en esta zona.  En invierno, no puede faltar la ropa de abrigo obligada.

*  Para los amantes de la bicicleta, hay bodegas como Zuccardi que tienen programas de Bike and Tasting en la que van recorriendo los viñedos y haciendo paradas con degustaciones de diferentes cepas. También se puede optar por cuatríciclos, autos de época y picnic en los jardines a la sombra de los álamos y los olivos.

*  Otra experiencia diferente la ofrece la bodega Entre Cielos que cuenta con un Loft en el medio de los viñedos que permite tener vistas únicas y ademas tener la oportunidad de tener un deck privado del cual disfrutar un un cielo bellísimo por las noches.

*  Por último aquellos que quieran revivir la travesía del General San Martín pueden seguir sus pasos en travesías de 5 o 7 días a lomo de caballo entre 6 y 9 horas diarias.

*  Aquellos que combinen esta travesía con la capital Chilena, verán paisajes espectaculares de la Cordillera de los Andes.

* Recuerden llevar siempre cobertura médica.

* Y por último….. recuerden que esta zona también es una gran productora de aceitunas, dulces y conservas. Encontrarán variedad de productos que podrán traer a casa para compartir.

 

Mi experiencia personal

Era un pendiente en mi lista de ciudades Argentinas. Mendoza invita a ser recorrida a fondo pero también amerita una visita express. Debo reconocer que la ciudad no me enamoró… siempre reconocida por sus acequias y su limpieza, ambas van desapareciendo con el tiempo.  Está bien, las acequias son un peligro para los que puedan ir distraidos… 😉

Paisajisticamente, hermosa. De a ratos los colores y las formas redondeadas nos recuerdan al NOA y de a otros ratos, la cordillera es majestuosa, imponente, única como sólo en esa zona la podemos ver.

Me animé a hacer algo diferente como es un rafting y se lo recomendaría a cada persona que vaya porque es apto para todas las edades y la diversión está garantizada.

Desde ya que la visita a las bodegas es una parada obligada y creo que lo que más me impactó fue el hecho de poder traerme una caja de 6 a bordo de la cabina del avión conmigo.  Mendoza es así, con un buen vino mediante, cualquier excusa amerita una reunión de amigos en cualquier momento.

Tengo que volver… la región de Malargüe todavía me espera pero esta vez, creo será en auto!!!

 

Fuente: compartiendomisviajes.blogspot.com.ar

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.