Montaña: Cabalgatas  por el Valle Azul, trekking hasta la cascada Hunuc Huar y descensos en bici, algunas de las propuestas para este verano en Penitentes.

Los centros de esquí tienen dos caras, una blanca en invierno y otra multicolor para el verano. Deportes de nieve, cuando hace frío y cuando el sol estival pega fuerte, es el momento de desplegar todas las actividades de aventura que los cerros deparan.

De esta manera, Penitentes, tiene una apuesta fuerte para estos meses. El centro de alta montaña funciona todo el año y su propuesta es muy entretenida.

Bicicletas

Pedalear es tendencia desde hace años y cada vez más mendocinos se enganchan en la onda. Para ellos, el complejo ha abierto un bike park, denominado El Pueblo. Vale decir que ha sido especialmente diseñado para montaña, por el mendocino Juan Cruz Páez, descencista profesional y campeón argentino de esa disciplina.

Cabe agregar que están disponibles varios recorridos a los que se acceden desde la llegada a la telesilla Punta Guanaco. (Abierto sólo los fines de semana).

A mover los pies

Personal idóneo guía y supervisa las diversas propuestas de aventura. Así, los participantes pueden pasar uno o más días de disfrute y movimiento en la montaña, pero sin correr riesgos.

En materia de trekking hay tres posibilidades. Estas caminatas se hacen por senderos con características únicas en un ámbito de naturaleza extrema en el que la montaña es protagonista.

La cascada Hunuc Huar y el Camino Morro son los entornos por los que andan los expedicionarios, alcanzado los 2.500 metros de altura. Las salidas incluyen la posibilidad de hacer un rappel.

Las cabalgatas son otro clásico del verano en la montaña. Sobre el lomo de animales mansos se exploran lugares a los que, de otra manera, no se podría acceder.

Por ejemplo, en una de ellas, los arrieros guían a los jinetes hasta el refugio del Cerro Penitentes, donde espera un sabroso asado. El Cerro Cruz de Caña y el Valle Azul son los destinos de otras dos salidas a caballo que se ofrecen. 

En tanto, los que no desean tanta acción, pero sí un encuentro cercano con las bellezas naturales, pueden optar por un paseo en aerosilla.

Los ascensos y descensos son una verdadera atracción porque brindan una perspectiva de altura al paisaje e incluyen una pasada por el mirador para tomar fotos.

En la hostería hay servicios gastronómicos.

Tomá en cuenta esta info para tu próximo viaje a Mendoza!

Fuente: Los Andes

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.