Un acuerdo con Aerolíneas Argentinas exigió a la Provincia pagar 240 dólares por cada asiento sin vender, hasta un tope de 77. Según Turismo, la ocupación promedio de los vuelos no superó 45%. Se hicieron 9 viajes a San Pablo.

Entre junio y agosto, llegaron a Mendoza 9 vuelos sin escalas desde San Pablo pero, esta iniciativa no fue un negocio tan redondo. Es que para mantener las frecuencias estipuladas la Provincia debió cubrir los espacios vacantes con un desembolso superior a $ 1 millón.

Un acuerdo entre la Provincia y Aerolíneas estipulaba que la aerolínea de bandera cobraría U$S 240 por cada butaca sin vender, lo que equivale a poco menos de la mitad de la tarifa estipulada para el tramo (U$S 533).

A grandes rasgos, y teniendo en cuenta que en promedio los vuelos no llegaron a cubrir ni la mitad de la capacidad de cada avión (con capacidad para 128 pasajeros), significa que para mantener durante 2 meses la ruta Mendoza-San Pablo la Provincia debió pagar casi $ 1,3 millón.

El convenio fue suscripto por el ministro de Turismo, Javier Espina, y el gerente comercial de Aerolíneas Argentinas, Fabián Lombardo, y refrendado por el gobernador Francisco Pérez a través del decreto 997. Entre sus cláusulas se dejó sentado que “a fin de garantizar la sustentabilidad del vuelo, la Provincia se compromete a abonar a la Empresa Aerolíneas Argentinas los asientos no vendidos, hasta un máximo de setenta y siete (77), a un precio final por tramo de dolaresdoscientos cuarenta (U$S 240), o su equivalente en pesos al momento del pago, dentro de los 15 días de facturado por la Empresa”.

Justificaciones

Javier Espina, reconoció que “de no haberse firmado el acuerdo, no habría despegado ningún avión”.

En defensa de la experiencia, Espina destacó que “si bien no resultó como esperábamos, desde la promoción y con el soporte comunicacional utilizado fue redituable para la imagen de Mendoza”. Como contrapartida, el responsable de la cartera enfatizó que la Provincia lleva invertido más de U$S 1 millón en acciones promocionales en Brasil.

Entre los argumentos mencionados se dijo que “el mercado brasileño, desde el sector emisivo, no respondió como se esperaba, lo que contrajo las posibilidades reales de sostenimiento del vuelo”.

Pero también del análisis oficial se desprende, además del efecto del Mundial de Fútbol sobre la demanda. Esto ocasionó una competencia de tarifas más económicas con conexiones vía Buenos Aires, los vuelos desde San Pablo a cualquier punto del país llegaron a cotizar alrededor de 130 dólares menos que la tarifa promedio hacia Mendoza, con una oferta de hasta 110 conexiones semanales.

“Aunque haya sido pensado sobre todo para atraer turistas brasileños, fue realmente escasa la venta desde la provincia. En un marco distinto, probablemente pueda reponerse la ruta. De hecho, en su momento se evaluó la continuidad después de octubre. El contexto ideal era el de 2012 o 2013, cuando empezamos a conversar la posibilidad de habilitar el vuelo directo porque, incluso, había demanda insatisfecha de mendocinos a Brasil”, consignó por su parte el gerente de Aerolíneas en Mendoza, Adrián Regueira.

FUENTE: Diario Los Andes
26/09/2014

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.