El Banco Central, a través de la Comunicación A 6.137, dejó sin efecto la obligatoriedad de ingresar y liquidar en el mercado de cambios las divisas originadas en cobranzas de servicios turísticos a no residentes.

Esto permitirá dinamizar y flexibilizar el proceso de pagos en dólares al interior de la cadena comercial, pero fundamentalmente implica reducir el costo que generaba la compraventa de la divisa. En la Faevyt celebraron la medida como un avance en la remoción de una de las tantas alteraciones que dificultan la operación de las agencias como intermediarios.

Fuente: Ladevi
12/01/2017

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.