En Malargüe vuelve una propuesta de turismo aventura muy esperada. El tradicional circuito del Volcán Malacara, puede realizarse en un trekking de 2 horas aproximadamente.

El contacto con la naturaleza en diversas expresiones, en especial para el turismo aventura, pero también relax y una reconocida gastronomía cordillerana son las propuestas fuertes de verano de Malargüe, en el sur de Mendoza, donde esta temporada se reincian las excursiones al volcán Malacara.

 

A los tradicionales circuitos se suma este verano un viejo conocido, el Volcán Malacara, reabre para quienes disfruten de caminar por las cárcavas de un volcán. (párrafo destacado)

 

El Volcán Malacara tiene una altura de poco más de 1800 metros sobre el nivel del mar. Su nombre se debe al parecido con la cara manchada de los caballos malacara, cuya denominación desciende de la costumbre lingüística de la gente de  campo.

Su erupción fue de características hidromagmaticas; estas manifestaciones dan cuando la lava asciende y entra en contacto con agua acumulada bajo la corteza terrestre, generando erupciones de extremada violencia, el contacto con el agua hizo que los minerales se oxidaran y dieran además del negro otros colores (tonos amarillentos, rojizos y verdes) a los residuos piro clásticos.

Son paisajes que invitan al descanso, inmersos en paisajes que parecen extraídos de un film de ciencia ficción.

 

En una excursión que puede durar entre dos y tres horas, se podrá llegar al centro del volcán y allí se podrá entender como las presiones de gases, hicieron contacto con el magma dándole forma a una de las erupciones volcánicas más singulares y atractivas, como es la erupción de tipo hidromagmatica.

 

El Volcán Malacara está ubicado a 35 km hacia el sureste de la Ciudad de Malargüe, y a 40 km antes de llegar a la reserva de la Laguna Llancanelo.

 

Desde el Paraje La Batra, ubicado al pie del volcán, se realizan las salidas para explorar el lugar. El volcán cuenta con tres cráteres y posee varias cárcavas importantes como la de “Los puentes”, “Tito Alba” y las “Cárcavas oscuras”.

 

Si se quiere seguir el recorrido, se puede visitar un mirador desde el que se observa la laguna Llancanelo, la Cordillera de los Andes y la Reserva La Payunia con sus atractivos colores terrosos y paisajes volcánicos.

 

Quienes realicen la excursión deberán pagar un ticket de ingreso en la ciudad de Malargüe, la cual los habilita para visitar el lugar. Una vez allí, se contrata a un guía para el trekking al corazón del volcán. Los que no cuenten con vehículo, pueden contratar un servicio de traslado hasta la región.

 

Fuente: Mendozaextremo

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.