Un imperdible recorrido de 92 km circuito ida y vuelta bordeando el Río Diamante que nace en la laguna homónima, en plena Cordillera de los Andes y conforma una cuenca que ha sido aprovechada para la producción de energía hidroeléctrica y el turismo.

A 25 km. de la ciudad, se encuentra la Villa 25 de Mayo, auténtico sitio de relax y silencio (slow life), que conserva aún caseríos de adobe y calles flanqueadas por inmensos y añosos álamos. Las ruinas del Fuerte San Rafael del Diamante son los restos más antiguos de la historia de San Rafael, frente a él, el Museo Histórico “Narciso Morales” atesora las piezas de aquella época.

A poca distancia se encuentra el Dique derivador Galileo Vitali, la primera obra construida sobre el río Diamante para aprovechar sus aguas para el riego artificial.

Ofrece un hermoso paisaje con arboledas, en cuyo ámbito se puede desarrollar actividades recreativas y campamentismo. El dique Galileo Vitale es parte de un proyecto para crear una reserva piscícola y de pesca en la cuenca del Diamante.

Otro de los atractivos del circuito es El Tigre, presa compensadora cuyo contenido de agua se recupera por bombeo hacia la central Los Reyunos.

Allí funciona un cámping que suele ser visitado sobre todo por los vecinos de San Rafael que buscan un lugar más apacible que el paraje Valle Grande, elegido por gran parte de los turistas que visitan la región.

En el embalse El Tigre se pescan ejemplares de pejerrey y salmón.

El paraje posee cabañas y camping con todos los servicios donde se puede practicar deportes náuticos y disfrutar de balnearios naturales. El Tigre forma parte del denominado “Circuito del Diamante” o “Cañón del Diamante”, una zona turística en desarrollo cuya cabecera es la histórica Villa 25 de mayo, asentamiento fundacional de San Rafael.

Ha sido el escenario elegido por cocineros y “chef” locales para grabar programas emitidos en la televisión nacional difundiendo especialidades de la cocina cuyana, por lo que sus escenarios naturales han tenido amplia difusión mediática.

Además, la tranquilidad del lugar y la calidad de sus aguas fueron determinantes para que los aficionados al buceo eligieran ese espejo como escenario de sus actividades, sobre todo en la etapa de instrucción de buceadores y práctica de distintas técnicas inherentes a la actividad.

Continuando el circuito encontramos el embalse de Los Reyunos; en su margen oeste se levanta un Club de Pesca y Náutica, que cuenta con numerosos servicios para el turista. En este circuito también se pueden practicar numerosas actividades de turismo aventura: tirobangi, buceo, paseo en catamarán, cabalgatas, mountain bike, cuatriciclos, senderismo, trekking, entre otras.

Los Reyunos es considerado el mejor lugar de Mendoza para esa práctica y las competencias de kayak.

En Los Reyunos hay además numerosas cabañas de fin de semana que suelen ofrecerse en alquiler a los turistas en temporada alta, y entre los residentes hay personajes de la farándula como Raúl Taibo, además de que sus paisajes han servido de escenario para varias producciones nacionales del género de la telenovela.

Asimismo, ha sido la locación elegida para el desarrollo de un proyecto de piscicultura que involucra la cría de truchas y salmones y produce alevinos para la siembra en ríos y espejos de agua de la región. Por otra parte, el antiguo barrio del personal de Agua y Energía que administraba el sistema antes de su concesión es actualmente sede del Centro de Desarrollo Regional de la Universidad Tecnológica Nacional, donde se desarrollan actividades académicas y recreativas.

Finalizando el circuito llegamos del imponente Dique de Agua del Toro, ideal para los amantes de la pesca.

Aguas abajo de este dique se halla instalada la cuarta central hidroeléctrica de la cuenca del Diamante, denominada Los Coroneles. Esta central aprovecha el canal de riego para transformar la energía que posee el agua en movimiento en energía hidráulica.

 

Fuentes: El Baqueano y sanrafaelturismo.gov.ar

Artículos Relacionados