Hubo entendimiento entre el sindicato y los empresarios durante en el cierre de la paritaria, para otorgar un incremento del 20% desde abril y por seis meses (en el segundo semestre se reabrirían las negociaciones). Además, se darán dos sumas fijas de $ 1.000 (una para marzo y otra en mayo). La firma despeja el camino para la negociación de las agencias de viajes. Desde el gremio apuntan a replicar el acuerdo.

“En este quinto encuentro por las negociaciones se avanzó de forma considerable (…) En los próximos días podría arribarse a los acuerdos correspondientes”, informó el jueves pasado la Cámara Argentina de Comercio, que junto a la CAME, negocia la paritaria para un millón de empleados mercantiles.

El acuerdo (ya está firmado y espera la segura homologación del ministerio de Trabajo) va a estar en línea con lo informado en ediciones anteriores: un 20% de incremento a partir del 1° de abril, vigente hasta el 30 de septiembre de 2016.

Con lo cual, para el siguiente semestre quedaría pendiente una nueva discusión, que debería iniciarse en el transcurso de agosto próximo.

Lo que destrabó las negociaciones fue el desdoblamiento de la suma fija de $ 2.000 que el sindicato liderado por Armando Cavalieri (Faecyt) pretendía se abonara con la liquidación de marzo. Con lo cual, hubo un principio de acuerdo en otorgar $ 1.000 no remunerativos en marzo y otro tanto en mayo.

En diálogo con Ámbito Financiero, el titular de la Faecyt explicó: “Es una forma de darle una mano al Gobierno, que promete bajar la inflación para el segundo semestre del año (…) Si lo logra, en septiembre volveremos todos más tranquilos a negociar la segunda mitad de la paritaria”.

Recordemos que la negociación mercantil es clave para lo que luego firma el mismo gremio con la Federación Argentina de Empleados de Agencias de Viajes y Turismo (Faevyt). El Convenio Colectivo que desde 2008 rige la relación laboral para los empleados de agencias de viajes es específico, con lo cual en lo formal el acuerdo entre la Faecys y las gremiales empresarias de comercio (el CCT 130/75) sólo es de aplicación supletoria. No obstante, el “convenio madre” es claramente el marco de lo que luego se traduce para las agencias. De hecho, en las grandes cifras nunca han variado, sino que las diferencias vienen en el trazo fino: sumas fijas, fechas de tramos y plazos de incorporación como remunerativo.

Fuente: Ladevi
11/03/2016