Como “reapertura” y “ampliación” de líneas de crédito había anticipado el ministro de Economía, Enrique Vaquié, la continuidad de la asistencia financiera que la Provincia activó en abril, durante la primera etapa del ASPO, pero aggiornada a mayo al confirmarse una nueva flexiblización.

Con fábricas que volvieron a encender las máquinas y comercios listos para levantar persianas otra vez, sólo queda el sector turístico: es al que se destinarán $150 millones en créditos, con un interés que puede llegar al 9% anual y una gracia de hasta 12 meses.

Con destino a solventar capital de trabajo mientras dure la crisis, sus potenciales beneficiarios son hoteles, restaurantes y agencias de turismo. La operatoria diseñada por el Fondo de la Transformación y el CFI (Consejo Federal de Inversiones) para ponerse en marcha antes de fin de mes contempla que estos préstamos “blandos” de hasta $2,5 millones puedan devolverse en 24 cuotas y, ante la urgencia de fondos, empiecen liquidarse rápido.

La tasa dependerá del monto solicitado: quienes soliciten hasta $400 mil, será el 50% de la TNA variable del Banco Nación (del 23,85%), lo que al nivel actual significa un 11,92% final, aunque con una bonificación de 3 puntos del Ministerio de Turismo de la Nación podría terminar en un dígito. Por encima de los 400 mil y hasta el máximo de $2,5 millones, el interés será un poco mayor. Es que a la mitad de la tasa de referencia del Nación se suman 2 puntos, para rozar el 14% anual.

“Si bien la gracia es de un año para capital, el pago de intereses depende de la periodicidad de la amortización. Si es mensual desde junio, a partir de julio se devengará. Pero puede ser también trimestral o semestral”, explicó la directora del FTyC, Silvina Giordano, en diálogo con Sitio Andino.

Para agilizar el otorgamiento ya comenzó una preinscripción en el Ministerio de Turismo, en el que se priorizará también los montos menores a la hora de las garantías. De hecho, para solicitudes inferiores a los $400 mil el plan prevé admitir fianza personal, al estilo de un contrato de alquiler. Por encima de ese límite, sólo garantías reales o avales de SGR (la local Cuyo Aval o la nacional Garantizar), a partir de, según Giordano, un pedido puntual: que haya un análisis de riesgo crediticio “express”, y se consideren contragarantías personales “para poder aprobarlos lo antes posible”.

Más oxígeno: del turismo al entretenimiento

Para el presidente de AEHGA (Asociación de Empresarios Hoteleros y Gastronómicos), Fernando Barbera “va a ayudar, porque en empresas que llevan más de un mes sin facturar la necesidad de crédito es altísima para poder pagar sueldos. Por otra parte, hay pymes de 4 empleados sin estructura para afrontar la burocracia del trámite; por eso, sabiendo de los problemas, si se eliminaran trabas se podría ayudar a más gente”.

Pero no es el único “respirador” que espera la actividad en Mendoza: también se proyecta parte de los $2.800 millones que integran el Fondo Nacional de Turismo en subsidios para todo el país. “Les pedimos al ministro (Lammens) que asigne cupos para provincias turísticas”, señaló Barbera, quien cree que recién en diciembre puede haber atisbos de recuperación de la mano del turismo nacional.

En el medio, AEHGA recepciona reclamos de hoteles y restaurantes que no recibieron los ATP (Asistencia al Trabajo y la Producción) de Nación, para pagar 50% de los sueldos. Fuera de algunos problemas con “el sistema” de Anses, hay 40% de rechazos por razones consideradas discutibles.

Luego del sector turístico ¿qué otros rubros o actividades esperan asistencia? Muchos coinciden que el de espectáculos será el último en reactivarse. Por eso, el Gobierno, vía Fondo, estudia replicar otra operatoria, también de capital de trabajo orientada a la industria cultural y entretenimiento, del que por ahora no hay precisiones.

Lo cierto es que desde el organismo asumen que la demanda tanto de mipymes de hasta 5 empleados y monotributistas (categorías C, D y E), los primeros que recibieron un “salvavidas” en abril, empezó a descomprimirse con la llegada de mayo. Sobre todo a partir de los créditos a nivel nacional a tasa 0, lo que desahogó un poco la capacidad de inyectar fondos desde la Provincia.


Fuente: Sitio Andino

16/05/2020