Postales de El Nihuil

Postales de El Nihuil

Emergiendo del Cañón del Atuel a través de una sinuosa cuesta descubrimos la inmensidad del lago que conforma el dique El Nihuil.

Apareciendo en el medio de las postales mágicas que invaden la región de San Rafael, el Dique El Nihuil es una de las obras de ingeniería emplazadas a lo largo del Río Atuel para controlar la fuerza con la que este curso de agua desciende de las montañas, generar energía hidroeléctrica, y a su vez incrementar el aprovechamiento del vital líquido para fines tan importantes como el riego. Debido a su belleza y características, se ha transformado también en un convocante atractivo para los turistas que visitan estas latitudes mendocinas.

El Dique sorprende con su murallón de 325 metros de longitud, con una altura máxima de 26 metros, que fue construido en hormigón durante la década de 1940. Esta inmensa pared se interpuso en el curso del río para formar un majestuoso lago de 9600 hectáreas que lo posicionan como el embalse más grande de la provincia de Mendoza.

Este escenario acuático fascinante regala un color azul intenso que contrasta con los tonos amarronados del relieve y el verde de la vegetación que la rodea.

En la margen izquierda del dique se encuentran la obra de toma: su fin es dirigir el caudal hacía la central hidroeléctrica Nihuil I, y lo hace mediante un túnel de siete kilómetros de largo excavado en la roca, que posee cuatro turbinas de eje vertical. De esta manera se aprovecha la fuerza del agua para producir energía.

Para disfrutar de los paisajes que se conformaron al desarrollar este proyecto, las propuestas son variadas: disciplinas como el windsurf; esquí acuático; rafting; y la pesca deportiva convocan a quienes gusten de inmiscuirse en el ambiente lacustre; jornadas de camping y playa esperan a los visitantes más tranquilos; y excursiones hacía el famoso Cañón del Atuel, son sólo algunas de las opciones.

También permite apreciar un espectáculo de colorido sin igual, cuando los amantes del windsurf despliegan cientos de velas multicolores o quienes practican el esquí acuático, se deslizan raudamente sobre las aguas serenas.

Sobre la margen derecha se levanta la Villa El Nihuil, de los residentes, el Barrio que cuenta con todos los servicios, delegación municipal, capilla, centro de salud, servicio telefónico, destacamento policial, estafeta y un camping. En sus aguas cobran vida una variada especie ictícola que invita al pescador a dar una rienda suelta a su deporte favorito.

En la margen izquierda se encuentra el Club de Pescadores de San Rafael, con camping, proveeduría, cabañas, restaurante, pileta de natación, residencias de fin de semana, teléfono público, etc.

 

Fuentes: argentinaturismo.com.ar, elbaqueano.org y Tripin

Artículos Relacionados