Autoridades de la Administración Nacional de Aviación Civil brindaron detalles de los trabajos para reacondicionar la pista de aterrizaje principal del aeropuerto mendocino, que se realizarán entre setiembre y diciembre.

En 90 días a partir del 7 de setiembre, Mendoza pasará a tener el segundo mejor aeropuerto del país. Se trata de un compromiso del gobierno nacional que se manifestó ayer con la presencia de representantes de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA) Comisión Nacional de Regulación de Transporte (CNRT) junto con los de la firma Aeropuertos Argentina 2000.

Los responsables mantuvieron una charla con miembros del sector turístico por el cierre de la aeroestación y aprovecharon para explicar en detalle las obras que se realizarán antes de fin de año. Incluyen rehabilitación de pista y calles de rodaje, ampliación de plataforma y balizamiento completo con led. Además se finalizarán las obras en la terminal, que comenzaron desde hace tiempo y se agrandará el estacionamiento.

“La magnitud de esta obra es muy importante y va a requerir una gran inversión para lograr una verdadera puesta en valor”, comenzó a explicar Gustavo Fernández Favaron, gerente de Infraestructura de Aeropuertos Argentina 2000. El ingeniero precisó que el actual aeropuerto tiene dos pistas, una arriba de la otra, que tienen 25 centímetros de espesor cada una.

“Por esta razón hay que demoler 50 centímetros, llegar hasta abajo y reconstruir la base de asiento”, detalló. A esta base se le va a colocar cemento y piedra y por encima se reconstruirá la pista que tendrá 38 centímetros de hormigón. “Se trabajará de esta forma en un ancho de casi 13 metros y casi 6 km de largo”, informó a la vez que aseguró que se utilizará un sistema que garantizará las condiciones de rugosidad y fricción de la pista.

Por otra parte se ampliará la calle de rodaje para poner en norma al aeropuerto para recibir aviones de gran porte. “Requiere que el rodaje tenga en total 44 metros de ancho, además de los 23 estructurales que tiene, hay que construir 10, 5 metros de banquina a cada lado”, señaló el responsable de Infraestructura. Otro punto en el que se trabajará será en la ampliación de la plataforma de estacionamiento de aviones para que tenga cinco posiciones más. Estas obras se complementarán con un sistema de balizamiento led que permitirá mayor durabilidad y eficiencia y menor consumo.

Fernández Favaron deslizó algunos números de la obra. “Se utilizarán en total 15.000 toneladas de cemento, 45.000 toneladas de piedra, 25.000 de arena y piedra chica, 20.000 metros cuadrados de pintura acrílica especial, casi 1.000 artefactos lumínicos, entre otros”.

Con respecto a la terminal del aeropuerto, el ingeniero adelantó que se aprovechará el tiempo del cierre para acelerar los trabajos ya comenzados. “Se mejorarán los espacios de check in, salas de embarque y sitios para las mangas”, señaló. Además se ampliará el estacionamiento de vehículos, que hoy tiene parte de tierra y se mejorará el ingreso y salida del aeropuerto. “El hormigón deteriorado de la pista que se extraerá de la demolición se utilizará para otros sectores como, por ejemplo, el estacionamiento”, mencionó.

Acelerar los tiempos

Si bien el sector turístico había pedido atrasar el cierre del aeropuerto para 2017, los representantes que viajaron a la provincia volvieron a hacer hincapié en la necesidad de que las obras se realicen de forma urgente.

“No hay alternativa que hayamos encontrado a tiempo. De no hacerse la obra, hay riesgo de que en octubre dejen de operar las aerolíneas por el estado de la pista, por temas de seguridad operacional”, subrayó Juan Irigoin de ANAC. El funcionario reconoció que el proyecto de esta obra se viene evaluando desde hace dos años, pero que lamentablemente no se tomó una decisión de forma temprana. Para minimizar el impacto del cierre, el experto se comprometió a finalizar todos los trabajos en 90 días para que se pueda reabrir el aeropuerto el 7 de diciembre.

“Es un plazo que tiene un colchón de seguridad para imprevistos, pero igualmente seguimos trabajando en acortar ese tiempo”, manifestó y aseveró que todas las actividades posibles se realizarán en horario nocturno. “Es una obra mayúscula. El aeropuerto de Mendoza va a ser el segundo mejor del país a partir de estas obras”, remarcó.

PD: por su parte el presidente de la CAMARA DE TURISMO DE LA PROVINCIA DE MENDOZA: C.RICARDO BECCACECI hizo una consulta concreta a la representante de la CNRT respecto de la operatoria de las empresas de transporte de turismo en el aeropuereto y en la vinculación con las provincias donde se derivará la operación Aérea. Al no recibiir respuesta concreta, solicitó a la Lic.Gabriella Testa Coordinar una reunión con la Directora de la CNRT para analizar el tema.

Las estrategias del aeropuerto de San Juan para recibir los vuelos de Mendoza

Marcelo Villán, jefe del Domingo Faustino Sarmiento, detalló cuáles son las complicaciones y posibles soluciones a raíz de los vuelos extra, que llegarán entre el 7 de septiembre y el 7 de diciembre.

Durante 3 meses, el aeropuerto sanjuanino recibirá vuelos que normalmente parten y lleguen a Mendoza. Como consecuencia, en el Domingo Faustino Sarmiento ya se prepararan para el trabajo extra.

“A nosotros se nos va a complicar, pero vamos a tratar de darle una mano a Mendoza para que tengan un aeropuerto mejor. Después nos tocará a nosotros”, comentó Marcelo Villán, jefe del aeropuerto ubicado en Las Chacritas, en radio MDZ.

Y comentó que “por el momento, el problema más grande que tenemos es que nuestra playa de estacionamiento para los autos de los pasajeros es muy pequeña, sólo tiene espacio para 100 vehículos. Al incrementarse la actividad, vamos a necesitar más lugar”.

En este sentido aseguró que lo ideal sería que los vuelos lleguen al menos con una hora y media de diferencia entre sí, para que la playa llegue a desocuparse antes de que llegue el nuevo grupo de gente.

A la vez, aseguró que “de todos modos, van a ampliar la playa para ofrecer un mejor servicio. Pero hay que tener en cuenta que dos aeronaves son 300 pasajeros y esos 300 pasajeros pueden atraer al aeropuerto unas 600 personas, en alrededor de 400 vehículos”.

Lo mismo sucede con la sala de pre-embarque, que es pequeña para alojar a los pasajeros de dos o más vuelos en simultáneo.

En cuanto a la cantidad de vuelos extra que llegarán aseguró que ‘yo tengo extraoficialmente que se nos agregarían dos vuelos internacionales, además de algunos vuelos domésticos. La gente de Aerolíneas me ha confirmado siete vuelos’.

En este sentido explicó que “van a intentar trabajar con las aeronaves más grandes, para poder reducir la cantidad de frecuencias y poder traer la mayor cantidad de gente posible en menos vuelos”.

El traslado de los vuelos se implementará entre los próximos 7 de septiembre y 7 de diciembre, debido a las remodelaciones que se realizará al aeropuerto mendocino.

Fuentes: Diario Los Andes y Diario de Cuyo

Artículos Relacionados