El ambicioso proyecto ubicado en Malargüe avanza a grandes pasos en la segunda etapa del Master Plan. Dos de sus socios fundadores contaron a MDZTRIP cuáles son las últimas novedades.

“El Azufre” promete ser el centro de esquí más grande del Cono Sur y proyecta un nuevo polo turístico en Mendoza. MDZTRIP dialogó con Alejandro Spinello y José Beccar Varela, dos de los encargados de llevar adelante el ambicioso proyecto, sobre los últimos avances.

Pese al contexto económico y social, la futura estación de nieve cada vez está más cerca de concretarse. “Estamos haciendo la segunda etapa del Master Plan. Una etapa mucho más minuciosa donde todo aquello que se planificó se está empezando a poner en práctica” explica Alejandro Spinello.

Avances en El Azufre

La planificación y trazado de las pistas de nieve ha sido clave en esta etapa, de manera precisa y con estrictas técnicas las mismas han sido pisadas y testeadas. Por otro lado, también “se está trabajando en relación al confort para el futuro huésped, se busca que el esquiador pueda empalmar entre pista y pista y entre sectores”.

El trabajo es constante en la zona, según relata Spinello se trabaja “tanto con pisanieve para dejar a punto y probar las pistas como con máquinas viales en el camino de acceso al lugar para garantizar la seguridad del personal que trabaja en el área y de aquellos que prueban las pistas”. En lo que refiere a la parte edilicia del lugar, en especial los hoteles, ya se avanza en el estudio de la orientación (luz, viento) de los mismos.

Uno de los ejes centrales de este proyecto es su funcionamiento a través de energías renovables, lo cual lo convierte en el único centro de esquí 100% sostenible del mundo. El plan energético combina distintos tipo de tecnología, “estamos experimentando también la posibilidad de incorporar el hidrógeno a la materia energética de El Azufre tanto para los vehículos como para la generación de energía eléctrica”, cuenta Spinello.

Así fueron las primeras pruebas de las pistas

Entrenadores FIS (Federación Internacional de Esquí) y atletas con puntaje FIS tuvieron el privilegio de ser quienes testearon las nuevas pistas de El Azufre, tarea que más de un fanático del esquí o el snowboard hubiese querido cumplir.

Las pistas se pisaron y prepararon con 5 días de anticipación, con técnicas que permitieron una nieve más compacta y óptima para el esquí. Las pruebas las realizaron atletas FIS de la categoría sub 21. “Se hizo el entrenamiento para ver cómo respondía la nieve al paso de los esquíes”, explica José Beccar Varela y agrega “si la pista está bien pisada y la condición de la nieve es buena, el esquí no rompe la primera capa”. Y eso fue lo que sucedió, “la pista quedó prácticamente intacta”.

Beccar asegura que El Azufre podría tener la pista más ancha del mundo, “es bastante grande el terreno, es mucho más grande de lo que se ve en una foto o video. Se puede pisar el cerro entero lo cual equivaldría a 60 kilómetros de pistas”. El terreno permitirá tener pistas con todos los niveles de dificultad: verde, azul y roja. Además de la posibilidad de hacer fueras de pista en los cerros que no estén pisados.

“En definitiva la máquina es súper importante en este momento porque nos da la perspectiva real de las posibilidades. Tenemos que seguir trabajando y seguir pisando en base de lo que nos orientan los master planners y entregando los resultados en gráficos y de medición de GPS”, cuenta José Beccar Varela.

El lugar posee un sector que es apto para que entrenen estos equipos y además otro sector para competencias. Otro gran potencial es que podrán venir equipos de otros países a entrenar. “Realmente El Azufre tiene el potencial para ser el único centro de esquí de Sudamérica que pueda albergar una copa del mundo nuevamente, ya sea slalom o slalom gigante”, concluye Spinello.

Fuente: Mdz Online – Felicitas Oyhenart
07/09/2020

Artículos Relacionados