Solar histórico, Molino harinero - Villa Orfila

Molino harinero en Villa Orfila – Junín

Está ubicado en una vieja casona de Junín. San Martín mandó a construir un molino harinero para aprovisionar de pan a esta zona olvidada de Mendoza.

El departamento de Junín se ubica a 50 kilómetros hacia el este de la Ciudad de Mendoza  y se encuentra cultivado en un 93 por ciento, por eso a Junín se lo conoce como “El jardín de Mendoza”, ya que casi la totalidad de su territorio está cultivada, algo inusual en el desierto que habitamos.

Posee grandes viñedos y calles bordeadas por las típicas arboledas mendocinas

Turísticamente, ofrece muchas actividades al aire libre y, como no podía ser de otra manera, también ofrece visitas a bodegas. Cuenta con alrededor de 100 bodegas y su producción vitícola es muy importante.

Sin embargo, posee un patrimonio histórico muy importante para los mendocinos. En él se ubica la vieja casona donde San Martín instaló un molino para obtener harina de trigo. El objetivo del molino harinero era abastecer de pan a esa zona de Mendoza ya que, por su lejanía, quedaba afuera de cualquier logística de reparto de aquella época.

 

Historia

Corría el año 1814. José de San Martín fue nombrado Gobernador Intendente de Cuyo. En su traslado hacia Mendoza, sitio neurálgico del territorio que estaba presto a gobernar, hizo una parada técnica en Junín. Cuentan los historiadores que quedó maravillado con la zona y, si bien no volvió nunca para vivir allí, sí se acordó de sus pobladores y tomó algunas decisiones en beneficio de ellos. Tal fue la decisión de instalar un molino harinero, el cual está ubicado en el Solar Histórico de Junín, que hoy puede ser visitado.

 

Mucho más que un molino

El Solar Histórico de Junín es un complejo edilicio que posee en su interior un museo colonial, una fábrica aceitera, un molino antiguo, una bodega histórica y un santuario ofrecido por el pionero Orfila al patrono San Cayetano, a quien se venera, con una emotiva y hermosa fiesta durante la semana del 7 de agosto. Este sitio histórico de devoción sanmartiniana, está enmarcado por vigorosas viñas y tupidas arboledas. El molino es un monumento histórico, creado en 1818 y que homenajea la etapa de San Martín en la región. Funcionaba gracias a la fuerza de la cascada del canal de agua Acequia de la Patria, actualmente Canal Matriz San Martín, construida también por San Martín para regar los viñedos. El salto de agua del mismo era aprovechado para mover la piedra del molino. El molino harinero, es uno de los monumentos históricos mas importantes de la etapa de San Martín como chacarero y organizador del espacio rural del este. Dispuso su instalación con tierras que le donaran para la molienda del trigo.

El Solar Histórico fue acondicionado y restaurado para que los turistas puedan visitar todas las instalaciones, las galerías, el patio central y la sala de cata de vinos, e incluso probar y llevarse productos artesanales locales. La arquitectura es típicamente colonial, exhibiendo unos techos de caña y barro, y muros de adobe y ladrillo. Además, posee balcones con ventanas y rejas de hierro, carpintería y baldosas típicamente criollas y paredes sin pintar.

En la bodega era habitual realizar la Pisada de la uva y el Cabernet de las reinas, para lo cual es necesario instalar cubas enormes donde las reinas departamentales pisan la uva al son de música, comenzándose así la filtración del vino patero. Luego este vino patero, muy artesanalmente elaborado y cuya produccion es limitada, se vende en el mercado como presente especial exquisito. Es parte importante de la tradición vitivinícola de la provincia de Mendoza y de la Fiesta de la Vendimia.

El museo familiar del Solar tiene fotografías, libros, documentos y objetos de la antigua bodega. También hay un lugar destinado a agasajar a invitados especiales, y objetos del antiguo molino harinero creado por San Martín. El Solar está ubicado en la Villa Orfila, a 8 kilómetros de Los Barriales.

 

Villa Orfila

El predio de la denominada Villa Orfila, donde se emplaza la casona, contiene, entre sus límites, a la conocida capilla de San Cayetano. Ésta fue donada por Enrique Orfila en 1929 y cada 7 de agosto acuden miles de fieles en procesión de antorchas. También la fábrica de aceite de oliva, hoy en desuso, la casa patronal y las viviendas, que en alguna época habitaran los empleados de la casa de vinos, entre otras edificaciones, y el criadero de caballos peruanos a la vera del canal matriz, componen esta Villa.

 

 Fuente: SerArgentino.com por Exequiel Nacevich e intertournet

Artículos Relacionados