Vamos a hacer la excursión a Alta montaña, una excursión imperdible, llena de paisajes y de mucha historia.

 

Salimos muy temprano desde la ciudad de Mendoza. En nuestro itinerario de hoy conoceremos el Dique Potrerillos, Puente Colonial Picheuta, Puente del Inca, Parque Aconcagua y las Cuevas.

Transitamos por la Ruta Nacional 7. Recorrimos unos 50 km pasamos por un túnel y nos encontramos con un lugar espectacular, con el Dique Potrerillos. Aquí nos detenemos para contemplar el paisaje. El Dique está ubicado sobre el río Mendoza. Su construcción controla el flujo de agua, produce energía eléctrica y provee el agua para el riego de los cultivos, tengamos en cuenta que Mendoza es un desierto y necesita administrar este recurso.

Seguimos nuestro viaje disfrutando los paisajes que ofrece la Ruta Nacional 7. Pasamos por la histórica localidad de Uspallata, haciendo una pequeña parada en El Los Patos, parada obligatoria para reponer energía y cargar el agua para el mate.

A 20 km de Uspallata tenemos que desviarnos unos pocos metros de la ruta para apreciar el Puente Colonial Picheuta. Este puente, lleno de historia, testigo de los planes heroicos del General San Martín, fue nombrado Monumento Histórico Nacional.

Muy cerca del puente, en la margen norte del arroyo, quedan restos del Fortín de Picheuta que en 1814 San Martín, siendo gobernador de Cuyo, ordenó levantar para dar refugio a los soldados. La historia nos cuenta que en enero de 1817 una avanzada realista atacó el fortín donde se apostaban unos pocos soldados patriotas. Enterado de la noticia el coronel Las Heras, envió una división que venció a los enemigos en el combate de Potrerillos. Este habría sido el bautismo del Ejército libertador en el Cruce de los Andes.

Seguimos avanzando y disfrutando de Alta Montaña. Llegamos a uno de los atractivos principales de esta excursión, llegamos a Puente del Inca. Es una estructura rocosa que forma un puente natural sobre el río Las Cuevas. Está ubicado al noroeste de Mendoza, a 2.700 metros de altitud, sobre la Cordillera de los Andes, entre los cerros Banderita Norte y Banderita Sur.

En la época Colonial fue paso obligado de viajeros y del Ejército de los Andes en la campaña de 1817. En 1925 se construyó el Hotel Puente del Inca, donde asistían las personalidades más importantes de la época. Cada habitación poseía su propio baño termal. En 1965 los frecuentes aludes, que un tiempo antes habían dejado inhabilitado el servicio del tren trasandino, destruyeron totalmente el hotel, salvándose sólo la pequeña capilla colonial.

Se considera que el agua terml de Puente del Inca posee propiedades curativas y anti-estrés por ser ricas en sales y cloruro de sodio. Las propiedades también provocan que los objetos expuestos a estas aguas sean mineralizados con una cubierta ferruginosa en menos de 40 días.

La Feria de Artesanos de Puente del Inca está en las proximidades la puente. Aquí se pueden adquirir todo tipo de objetos, dependiendo de la época del año en la que se visite. Generalmente se pueden adquirir tejidos tradicionales, como gorros, morrales, productos regionales, pero lo más característicos de la feria son los objetos petrificados desde zapatos hasta botellas de vidrio.

Seguimos disfrutando de esta excursión. Hacemos 2 km y nos encontramos con el Parque Provincial Aconcagua. Para ingresar tenemos que abonar una entrada. Es un área protegida en los Andes argentinos, en la frontera con Chile. Allí se encuentra el cerro Aconcagua de 6.962 metros de altura cuya cima está cubierta de nieve y que es el más alto de Sudamérica. En el recorrido con poca dificultad podemos observar postales espectaculares hasta llegar a la Quebrada del Durazno.

Dejamos el Parque Provincial Aconcagua y llegamos a Las Cuevas. Este pueblo, situado a más de tres mil metros de altura y a pocos kilómetros del límite con la República de Chile, es un pintoresco pueblito de alta montaña. Entre sus atractivos se destacan sus casitas de estilo nórdico y escandinavo, hechas con troncos y piedras. Dependiendo la época del año esta excursión finaliza en el Cristo Redentor, el ascenso está habilitado solo en verano. Ahora almorzamos y compartimos las experiencias con el grupo de viajeros y emprendemos el regreso. Esta es una excursión de día completo, salimos muy temprano de la ciudad de Mendoza y regresamos a la tardecita para seguir disfrutando de nuestra estadía.

 

Fuente: paísturístico.com.ar

Artículos Relacionados