En su alocución como “keynote speaker” de la GBTA Conferencia 2016, Isela Costantini, presidenta del Grupo Aerolíneas Argentinas, resaltó varios aspectos que hacen a la nueva gestión de la compañía.

En términos de flota dijo que el objetivo es cambiar los actuales B-737/700 por aquellos de la serie 800, incluyendo la adquisición de 20 nuevas unidades dentro de un pedido que también comprenderá al modelo MAX. En lo que hace al largo radio explicó que la idea es operar sólo con equipos Airbus 330, a los que calificó como “el avión adecuado para la situación actual” al tiempo que sostuvo que “en breve vamos a poder estar hablando de un nuevo plan de flota”.

Refiriéndose a las rutas internacionales, la ejecutiva de Aerolíneas expresó: “Dimos vuelta la rentabilidad de la ruta a Nueva York, en gran parte gracias al acuerdo de code share con Delta, y ahora tenemos como meta volar todos los días a Barcelona y Roma, mientras que nuestras 16 frecuencias semanales a Miami han puesto a este destino como el de mayor crecimiento de la red”. “Mientras tanto, aseguró, estamos trabajando muy fuerte para duplicar el cabotaje, consolidando a Córdoba como eje y añadiendo intertramos como el Ushuaia-Salta vía Córdoba.”

Tras indicar que “tenemos objetivos anuales con el propósito de llegar al déficit cero en cuatro años”, Costantini calificó a la digitalización como “el gran desafío, pues a pesar de la crisis del offline al online han pasado muchos años sin hacer inversiones”.

“Estamos trabajando mucho en la puntualidad y en ubicar al pasajero como centro de nuestro negocio. Durante muchos años la empresa fue un monopolio y no queremos que nos elijan por ser la única opción, sino por ser la mejor”, subrayó finalmente.

Fuente: Ladevi
30/09/2016

Artículos Relacionados