Fundada en 1830 Los Álamos es la más antigua de las estancias mendocinas. En ella se alojaron Borges y Mujica Lainez. Cuenta con una pequeña pero importante galería de arte.

La Estancia Los Álamos convive entre la magia del entorno y el misterio que le otorgan sus años de historia. A 18 kilómetros del centro, en el paraje Cuadro Bombal, el silencio es casi total: sólo el sonido de algunas aves y del viento acariciando las hojas, rompen la tranquilidad de la antigua casona.

La casona tiene 11 habitaciones con baño privado, piscina, comedor, escritorio y algunas salas comunes.

Estancia los Alamos ofrece un un programa especial que incluye distintas actividades. Ya sea un recorrido por las bodegas, hacer cabalgatas, rafting, o bien realizar avistajes de búfalos o jabalíes.

Sus ventanas se encuentran protegidas por sólidas rejas forjadas a mano. La casa encierra una laberíntica sucesión de habitaciones, salones y galerías que rodean una bonita piscina. Está dedicada al cultivo de la vid.

Alojamiento. 5 suites, habitaciones dobles con baño privado y triples con baño privado.

Actividades. Se ofrecen innumerables opciones: cabalgatas entre las montañas y alrededor de la estancia con observación de búfalos; rafting en el Río Atuel; visita al dique El Nihuil; excusiones lacustres en el Lago Valle Grande y Cañón del Atuel; pesca en lancha en el Lago los Reyunos; excursión a las pinturas rupestres de la Gruta del Indio; paseos en lancha en la Laguna Blanca y el lago Agua del Toro; visitas a las bodegas y viñedos. Safaris fotográficos.

Comidas. Las gastronomía es especial para deleitar a los buenos “gourmands”. Los vinos que se sirven son de su propia bodega.

Actividades en la zona. Pesca de truchas, observación de guanacos. Rafting. Golf a 10 Km.

 

Laberinto Jorge Luis Borges

Cuando Domingo Bombal Ugarte compra finca Los Alamos comienza la transformación de la estancia en una propiedad dedicada a la vitivinicultura. Desde 1830 produce vinos con uvas de sus propios viñedos. Sus descendientes, con 72 hectáreas en producción donde crecen cuatro variedades de uvas tintas – Cabernet Sauvignon, Malbec, Merlot y Syrah – y dos de uvas blancas – Chardonnay y Pinot de La Loire -, es uno de los principales productores de uva fina en San Rafael.

Las uvas de finca Los Alamos se cosechan a mano, respetando los momentos adecuados para que cada una de las variedades produzca los mejores caldos.

Finca Los Álamos, construida como estancia de frontera fortificada contra los indios, es una de las más antiguas de Mendoza y se adaptó a los cambios que impusieron las distintas épocas de la historia. La escritora Susana Bombal la convirtió en un lugar de refinamiento por sus invitados, desde Jorge Luis Borges, Manuel Mújica Láinez, Raúl Soldi, Héctor Basaldua y otros amigos que dejaron recuerdos de su paso por la estancia: pinturas, manuscritos y versos inspirados en la finca y en su dueña.

Desde siempre los Aldao Bombal, sus dueños, fueron anfitriones de excepción, hoy su finca está abierta también al turismo y sus huéspedes son tratados como amigos.

 

El laberinto. Siete mil plantas de arbustos boj “buxus sempervirens” cubren una superficie de casi dos hectáreas, formando un gigantesco libro abierto con senderos que dibujan el nombre del escritor, sus símbolos preferidos y las iniciales de María Kodama. Las plantas son consideradas las más apropiadas por la densidad de su follaje y su elegancia ornamental.

Randoll Coate, inglés, donó el diseño de este jardín cultural que se plantó en el 2003, gracias al empuje de Camilo Aldao hijo, el verdadero hacedor del laberinto más grande de América, junto con María Kodama, Carlos Thays, Gabriel Mortarotti, Andrés Ridois y Mauricio Runno.

En el 2011 en Venecia se plantó un laberinto igual. Cuando se inauguró se iluminaron los dos laberintos al mismo tiempo, en Italia y en Los Álamos, de Argentina.

 

Un poco de historia: el fortín del Sur

En 1830 los descendientes del oficial francés Jean Bombal que había llegado a América en las primeras décadas del siglo XVIII fundaron la estancia Los Alarnos, en la zona de lo que fue en aquel entonces el fuerte San Rafael del Diamante. Se dice que el casco de la estancia, su vieja casona, ya estaba en pie cuando Domingo Bombal Videla, hijo de Domingo Bombal Ugarte, decidió asentarse en la estancia para darle impulso al cultivo de tierras de una propiedad que llegaba hasta el límite con Chile. Además de Los Alamos, Bombal era dueño de las fincas El Nevado y Lagima Blanca, donde hoy se encuentra el centro de esquí Las Leñas.

Un foso que rodeaba la casa confirma la hipótesis de que fue un fuerte contra las avanzadas de malones. Domingo Bombal llevaba su hacienda a Chile por el Paso del Planchón y cultivaba cepas finas traídas de Francia, actividad que hoy continúan sus nietos, Camilo y César Aldao Bombal, con las variedades francesas Pinot Blanc, Chenin, Pinot Noir, Cabernet Sauvignon, Malbec y la española Pedro Ximénez. Además se cultivan ajos, pimientos, tomates y frutales.

Pero lo que impacta de la estancia que limita con el Río Diamante, además del espléndido paisaje sanrafaelino, es la decoración de la vieja casona. Susana Bombal, una de las tres hijas de Domingo y Susana Hughes, regresó a la estancia después de dos décadas durante las cuales la familia se radicó en Buenos Aires. Susana Bombal Hughes, destacada escritora argentina, amiga de Manucho Mujica Láinez, Norah y Jorge Luis Borges, tenía un gusto exquisito. Abocada a restaurar y amoblar los gruesos muros de adobe que resistieron los terremotos pero no el saqueo durante su abandono, Susana aprovechaba sus viajes para traer telas, papeles, sillones ingleses, camas de Niza, mesitas y sillas vienesas diseñadas por Thonet, marcos peruanos, relicarios, muebles de ratán e infinidad de objetos que integran una decoración ecléctica y singular.

Las ventanas conservan las antiguas rejas de hierro forjado artesanalmente. Pisos ingeniosamente resueltos con las rodajas del tronco de un viejo damasco, hacen más cálido el escritorio donde Borges, de visita, escribió algunos versos.

 

Fuentes: InSanrafael y arquitecturadecalle.com