El secretario general de la OMT, Taleb Rifai, dijo que mejorar la seguridad y hacer más luidos los viajes son dos objetivos que deben ir de la mano.

Los retos en materia de seguridad que afrontamos hoy no deberían llevarnos a levantar nuevos muros”, señaló el secretario general de la OMT, Taleb Rifai, en su discurso de inauguración de la 50° edición de la ITB de Berlín.

El dirigente planteó que, a pesar del escenario de creciente inestabilidad e incertidumbre, 2016 será otro año de crecimiento para nuestro sector. Aunque instó a estar atentos a tres desafíos centrales: garantizar que los viajes sean seguros y fluidos, mejorar las oportunidades que trae la tecnología y acelerar un cambio más sostenible.

SEGURIDAD Y TURISMO.

Respecto al reto que plantea el terrorismo, Rifai subrayó que el tema es una prioridad y el turismo tiene que estar plenamente integrado en las agendas de seguridad nacional e internacional. En este sentido, pidió no levantar muros como mecanismo de protección: “Mejorar la seguridad y hacer que los viajes sean más fluidos son dos objetivos que deberían ir siempre de la mano”.

Sobre la cuestión de tecnología e innovación, el secretario general afirmó que es necesario entender mejor el impacto que tienen en el sector y “maximizar las nuevas oportunidades que generan para mejorar la competitividad de los destinos”.

Por último, hizo un llamado a que el turismo haga suya la agenda de la sostenibilidad. “Es hora de redoblar nuestros esfuerzos por promover políticas y estrategias empresariales que garanticen la contribución del sector turístico a los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, dijo Rifai, quien analizó que para abordar estas prioridades es imprescindible una mayor cooperación internacional y políticas turísticas nacionales transversales. En ese sentido, postuló: “Hacer del turismo una prioridad nacional es fundamental para garantizar el apoyo financiero y político necesario para el progreso del sector”.

Fuente: Ladevi
18/3/16