[banners_zone id=102]

 

Un interesante recorrido por los principales destinos enoturísticos de Argentina, transitar los caminos de vino desde Salta hasta Neuquén, distribuidos a lo largo de la ruta 40, pero también les presentamos algunos destinos enoturísticos menos conocidos. Un itinerario para apreciar las diferencias de bouquet y terroir que brinda la vasta geografía argentina.

 

MENDOZA

San Rafael, vino y aventura

En la “otra” capital del vino Mendocino, la del sur de la provincia, se encuentran algunas de las bodegas con más tradición del país. Un paseo que invita a animarse al rafting, el mountain bike y el rappel.

En San Rafael, algunas bodegas clásicas de nuestra historia comparten el paisaje con la oferta de deportes extremos. Casa Bianchi fue fundada en 1928 por quien le diera nombre a uno de los vinos más vendidos en la historia argentina: Don Valentín Bianchi se hace desde 1965 sin perder una cosecha. Después vinieron Enzo, Particular, Famiglia y un gran Extra Brut reconocido entre bodegueros. 

Después de un paseo de mountain bike por el circuito paralelo al río Atuel, se puede visitar Lavaque.

De remoto origen libanés, y con sus raíces de expertos vitivinicultores en Cafayate, la familia creó la bodega en San Rafael luego de su unión con los antiguos fundadores de Bodegas Rodas. Gamela, su línea de exportación llamada así en homenaje al canasto donde se recogen las vides, merece una visita completa al viñedo.  

 

Entre bodegas, diques y montañas

San Rafael es muy atractivo para los amantes de los deportes acuáticos. Se puede hacer windsurf en el Lago Nihuil, wakeboard en Los Reyunos o pescar con mosca o trolling en el río Diamante. El Dique Valle Grande también es otro excelente lugar para visitar.

Y, si en un momento llega a la conclusión de que al paseo le sobra agua y le falta vino, nada mejor que ir a la bodega Goyenechea, fundada en 1868.

 

Fantasías gourmet en Luján de Cuyo

Mendoza, Luján de Cuyo, Agrelo: allí donde se encuentran las bodegas más antiguas de la república están sus restaurantes.

Y no hay mejor manera para disfrutar un buen Malbec que bien acompañado. Bon appétit.

 

Restó Zuccardi: Maridajes perfectos

El multipremiado restaurante de bodegas Zuccardi, casa del visitante, ofrece un menú de pasos a cargo de Matías Aldasoro que pone los mejores productos de la provincia sobre la mesa. Y, para maridar, las delicias que elabora el enólogo más joven y revolucionario de la firma, Sebastián Zuccardi: Concreto, Aluvional o un Polígonos San Pablo.

 

La Vid: Los sabores de Norton

La Vid, así se llama el restaurante en bodega de Norton donde el ojo de bife grillado que sale con tomaticán confit, papas pai y yema de huevo de granja se combina con el Lote L109 Lunlunta, uno de los single vineyard más aplaudidos de Jorge Riccitelli.

 

Bodega Melipal

Lucas Bustos es uno de los mejores cocineros de la provincia. Así lo indican todos los reconocimientos obtenidos por haber puesto el menú de sus restaurantes al servicio del vino, como es el caso del que comanda en la sede de la bodega Melipal. ¿Un malbec? Nazarenas Vineyard 2011: raro, como encendido.

 

SALTA

Cafayate, en busca del torrontés perfecto

Continuamos el viaje recorriendo este bellísimo destino salteño, cuna de los mejores vinos de la cepa más argentina de todas.

El torrontés está ganando paladares en nuestro país y el mundo. Por fin, la única variedad originaria de la Argentina encontró el momento de salir de su letargo.

Ya no se trata del clásico vino dulce y barato con final amargo: una decena de propuestas salteñas nos demuestran que el torrontés está para mucho más.

Y nada mejor que Cafayate y sus alrededores para entenderlo, ya que en esta bellísima localidad salteña, situada a unos 180 kilómetros de la capital provincial, se elaboran los mejores exponentes de esta cepa. En el centro de la ciudad hay tres bodegas donde podemos probar algunas botellas que van de lo clásico a lo más vanguardista.

 

San Pedro de Yacochuya

Las del centro, Clásicas y modernas

Comencemos por las bodegas situadas en el centro de la ciudad de Cafayate. En Etchart se puede degustar el clásico Etchart Privado que sigue casi igual desde 1963. En El Porvenir, de manos de Lucía Romero y Mariano Quiroga, hay disponibles dos etiquetas que quebraron el paradigma: El Laborum y el Oak Fermented son modernos, filosos y jóvenes como sus hacedores (elporvenirdecafayate.com). De yapa, una vuelta por El Esteco para probar un espumante bien cafayateño: 70% Torrontés, 30% Chardonnay.

 

Los dominios de Mournier

En Tolombón —unos 16 km al sur de la ciudad— se encuentran los dominios de José Luis Mournier. El enólogo que más sabe de torrontés hace varias etiquetas para la marca que lleva su nombre, Tukma y Finca Las Nubes. Se pueden degustar en Altalaluna. La perla: un sauvignon blanc hecho en viñas de Jujuy a 2.650 m de altura.

 

[banners_zone id=103]

 

BUENOS AIRES  

Llegamos a la costa atlántica, una de las más nuevas regiones del mapa del vino argentino.

Allí, cerca de Mar del Plata, Trapiche tiene una bodega con restaurante especializado en frutos de mar.

Mar & Pampa, la bodega experimental de Trapiche con influencia oceánica, funciona desde hace un año en Chapadmalal y ofrece una alternativa enoturística diferente para quienes estén disfrutando de sus vacaciones en los principales balnearios de la Costa Atlántica. A solo 3 km del mar, y un poco más de la ciudad de Mar del Plata, los visitantes de la nueva bodega podrán disfrutar de un recorrido por sus instalaciones, conocer el proceso de elaboración de los vinos del Atlántico Sur, visitar sus viñedos y degustar sus novedosos exponentes.

Además se pueden comer variedad de pescados y mariscos para maridar los vinos de la bodega. No deje de probar las variedades alsacianas que se dan muy bien en la zona, como riesling y el gewürztraminer. También su pinot noir es muy interesante.

“Es  toda una avenura”, explica el  prestigioso enólogo Daniel Pi. “Para entender qué vinos podía dar esta zona del país recorrimos experiencias francesas, alemanas y en especial la de Nueva Zelanda, que es la que más nos orientó. Nuestro gran orgullo es dar el primer paso hacia la conformación de una nueva región vitivinícola.”

 

NEUQUÉN

La ruta del vino no estaría completa sin probar el buen beber de la Patagonia. La región más austral del mapa del vino argentino invita a descubrir cepas diferentes y bodegas de espíritu joven.

Los viñedos más jóvenes del país ya están dando que hablar. Entre apuestas por vinificaciones más complejas y un exiguo trabajo en el viñedo, la provincia de Neuquén se ha transformado en un productor de lujo.

Y lo mejor para el visitante  es que las bodegas están muy cerca unas de las otras.

Pionera en San Patricio, Bodega del Fin del Mundo cuenta con una tecnología de punta que, sumada al clima y al terroir, da como resultado vinos de muy alta calidad. Ideal para beber el Fin del Mundo Pinot Noir –fresco, delicado– y darle una oportunidad al Viognier, una variedad alsaciana que se da bien en la zona. La cocina de Pablo Buzzo se complementa a la perfección.

 

Familia Schroeder

Cuando se realizaron las primeras excavaciones para la construcción de la bodega de Familia Schroeder, aparecieron unos huesos que, con posterioridad, los antropólogos adjudicaron a un Panamericansaurus. Esta es la razón de que una de las líneas de vino de la bodega –y el restaurante– se llame Saurus y lleve un dinosaurio en su etiqueta. Su pinot noir barrel fermented y su blend pinot malbec son únicos en la región.

 

Bodega Patritti

En apenas 12 años, Patritti ha sabido ganarse un lugar entre los bebedores más audaces. Su primogéntio pinot noir ha sido aplaudido por sus aires afrancesados, resulta muy parecido a los de Borgoña. Sus otras variedades, como el merlot, siguen ese camino: vinos prolijos, redondos, claros.

 

LA RIOJA

Una visita a tierras riojanas permite combinar la cultura del vino con otra muy cercana: la del aceite de oliva.

Valle de la Puerta nació en 1994 para trabajar 150 hectáreas de vid y más de 770 hectáreas de olivos. En medio del Valle de Famatina, con un microclima especial que ofrece días cálidos y noches frescas y secas en verano, se combina con el aire limpio y desértico para garantizar condiciones de maduración pendientes para las uvas y las aceitunas.  

La bodega fue construida en 2002 y desde entonces no detiene la producción de etiquetas muy exitosas en mercados tan distantes como China, donde han batido récords de exportación. Su programa de visitas ofrece un paseo en bicicleta entre viñedos y olivares de siete variedades: arbequina, nabali, barnea, picual, frantoio, empeltre y manzanilla.

 

Por último… Una en LA PAMPA

Bodega del Desierto es la única bodega patagónica ubicada en La Pampa, en el Alto Valle del Río Colorado, localidad de 25 de Mayo, extremo oeste de la “ruta del desierto”. Hace más de una década que el enólogo Sebastián Cavagnaro elabora vinos de alta gama con tecnología de última generación. Chardonnay, sauvignon blanc, cabernet sauvignon, cabernet franc, merlot, syrah, malbec, pinot noir y un viognier cosecha tardía, se distribuyen en dos líneas de etiquetas (Desierto 25 y Desierto Pampa) que se complementan con una de espumantes también de altísima calidad.

 

Bistró Chandon

La yapa: si estamos buscando algo diferente, con glamour y burbujas, nuestro destino debería ser el bistró Chandon. En un ambiente moderno con toques barrocos y franceses, se puede degustar de un menú pensado por Manuel Debandi para potenciar los rasgos característicos de cada uno de los espumantes más destacados del mercado.

 

Quizás sea difícil lograr abarcar esta ruta en un solo viaje, pero lo que sí podemos proponerte es recorrer los Caminos del Vino de Mendoza o de todo Cuyo, tenemos propuestas y paquetes de varios días y los mejores transportes para llevarte, comunicate con nosotros!

Fuente: RumboDigital, Por TOMÁS LINCH

[banners_zone id=104]

Artículos Relacionados