Las estadísticas empiezan de a poco a reflejar el freno del emisivo

Las salidas al exterior en mayo crecieron a un tercio del ritmo habitual. Ese mismo mes las emisiones del BSP cayeron un 15%.

Entre enero y mayo de este año viajaron al exterior 2,2 millones de argentinos, más del doble que el millón de extranjeros que arribaron al país. Mientras que el emisivo acumuló un incremento del 13,4% interanual, el despertar del receptivo no llegó al 6%.

Sin embargo, esas mismas estadísticas permiten vislumbrar el freno del emisivo en mayo, mes en que recordemos hubo una devaluación del 20% en la paridad del peso con el dólar. Es que el número de argentinos cruzando las fronteras por avión -si bien siguió siendo más del doble que el de los arribos al país- por primera vez en mucho tiempo creció sólo un dígito (5,5%). Esto hizo que el receptivo (+ 4,8%) y el emisivo crecieran a un ritmo similar.

Pero ahora más que nunca el delay de las estadísticas puede ser un espejismo engañoso. No sólo se recortó a un tercio el incremento de argentinos viajando al exterior, sino que -a partir de datos del BSP de la IATA- en mayo las emisiones de pasajes a través de agencias cayeron un 15% y en junio lo hicieron un 25%. Con lo cual, ese freno en las ventas se empezará a sentir con más peso en las estadísticas de salidas al exterior en los próximos meses.

 

MAYO EN CASA

Si la mirada se recorta al movimiento a través de Ezeiza y Aeroparque (8 de cada 10 salidas) en mayo sólo creció un 1,4% el número de argentinos que viajaron al exterior. Además, el resultado fue muy dispar según el destino. Por ejemplo, la caída del estrellato de Chile para las salidas de compras se reflejó en una reducción del 40% respecto al mismo mes de 2017. También se desplomaron un 32,6% los vuelos de larga distancia (Asia, Oceanía y África), un -3% a Brasil, un -20% hacia Bolivia y un -13,2% hacia la categoría Resto de América.

En cambio, crecieron fuertemente las salidas a Europa (+48,2%) y a Estados Unidos y Canadá (+22,5%).

 

SIN LUJOS, PERO CONSTANTE

Mayo no fue un mes particularmente bueno para el receptivo, pero con un 4,8% en el crecimiento de los arribos internacionales le alcanzó para estar cerca del 5,8% promedio de los primeros cinco meses del año.

Del total de 190 mil arribos registrados en mayo, el 27% correspondió a brasileños (-0,3%), el 18,5% a europeos (+7%), el 12,6% a chilenos (+13,9) y el 11% a los provenientes de Estados Unidos y Canadá (+8,3%).

 

Fuente: Ladevi
17/07/2018